A hace cuarenta años en Hollywood, California se estrenaba un día como hoy, la película que cambio a la industria del cine y al mundo para siempre. Una aventura espacial que se vendían a sí misma como la aventura más épica de toda la historia, pero en aquel lejano 25  de mayo de 1977, nadie sabía que rayos esperar de una cinta de la cual se conocía poco y que paso por tantos problemas en su filmación.

Me refiero a Star Wars, la cinta que como ya lo dije cambio por completo al mundo desde el primer minuto en que la gente vio a Luke, Han, Leia, Darth Vader y Obi Wan en las pantallas de cine del mundo.  Según testigos del estreno original hace 40 años, todo mundo estaba ansioso por saber ¿Qué es Star Wars? ¿Con que se come?

Y la respuesta la obtuvieron cuando en la pantalla del Teatro Chino Grauman de Hollywood, se apagaron las luces y apareció por primera vez en la historia el famoso texto azul que decía “A Long Time Ago, In a Galaxy Far Far Away”…y ¡PUM! Aprecio el logo amarillo  y el texto ascendente acompañado de la música de John Willliams; pero el impacto más grande se lo llevo la gente al ver al destructor imperial perseguir al Tantive IV y ver como pasaban ambas naves sobre sus cabezas, incluso cuentan que hubo quien se agacho.

Desde aquel momento el mundo cambio, Star Wars fue el punto de cambio a partir del cual nació el Hollywood moderno de las grandes producciones, con los efectos más realistas que nunca con los cuales de veras creía que estos estaba pasando(antes de que existiera el CGI y George Lucas abusara del él); esta nueva era del cine ya no era de El bueno, malo y el feo; ya no era el del sucio Harry, el del Charlton Heston jugando con los simios o el de las cintas post apocalípticas como Soilent Green.

Este era el cine de donde nació el Superman de Christopher Reeve, Indiana Jones, Rambo, Rocky, Batman de Tim Burton, Harry Potter, El Señor de Los anillos, el Spiderman de Sam Raimi, los Avengers, entre muchos más. Esta es la época épica de los héroes memorables que no hicieron soñar y pensar que el mundo no es tan malo como a veces suele parecer y que es divertidísimo ir al cine.

El impacto que tuvo Star Wars en el mundo fue enorme, ya que antes de su aparición el mundo era diferente, la guerra de Vietnam había terminado, las matanzas y olimpiadas del 68 fueron un capitulo rudo en México; no había internet, los videojuegos apenas iniciaban con el Atari y las PC aún no eran como hoy día. Pero con la saga de Geroge Lucas el mundo tuvo un respiro y poco a poco comenzó a invadir todos los rubros del entretenimiento: películas, videojuegos, juegues, platos, ropa, comics, etcétera.

Desde el estreno del Episodio 4 muchas cosas cambiaron, pero hoy día tras 40 años y un breve ausencia de 10 años, Star Wars sigue más viva que nunca; hoy esta saga ha dejado de ser una mera película para las mesas y se ha convertido en una regencia cultural obligada, podrá no gustarle a algunos, pero que si mínimo no la has oído nombrar es porque vives en una cueva.

Star Wars para mi es una aspecto vital de mi vida, ya que yo crecí viendo las aventuras de Luke Skywalker a bordo de su X-Wing y soñaba con ser como el alguna día. Ya no podemos decir que los warsies son solo un fandom, sino que ya esto es una filosofía y un fenómeno cultural que mueve montañas casi como si fuese una religión.

Por lo pronto aquí les dejo un vídeo con mi experiencia con esta saga de películas y un documental que profundizará en todo lo que ya mencione; Así que felices 40 años A New Hope y Star Wars, que la fuerza loa acompañe siempre.

Comentarios

comments