En 1939, un adolescente Stan Lee comenzó su carrera en los cómics y en la actualidad se le celebra como el genio creativo detrás de Marvel, co-creador de personajes emblemáticos como Hulk, The X-Men y, por supuesto, de Spider-Man.

Corría el año de 1962, era el principio de la llamada Edad de Plata de los cómics y tras el éxito de personajes como The Fantastic Four y otros héroes, el director de Marvel Comics, Martin Goodman, le encomendó a Stan la creación de un nuevo personaje. Una vez que Lee aterrizó sus ideas, le presentó el proyecto a Goodman, quien rechazó el personaje para una publicación propia por considerar que el concepto de la araña no sería del gusto del público. Sin embargo permitió que el personaje fuera presentado en una publicación que estaba por lanzar su último número.

El debut de Peter Parker ocurrió en la revista Amazing Adult Fantasy, que para su número final (el 15), cambiaría su nombre simplemente al de Amazing Fantasy. Por lo general tenía historias sobre fenómenos paranormales, monstruos o extraterrestres.

El diseño del personaje correría a cargo de Jack Kirby, pero Stan no quedaría conforme con su visión del personaje ya que se parecía demasiado a otros héroes, como Captain America –intenten imaginar a Spider-Man con una máscara parcial, guantes, botas de pirata, en lugar de lanzatelarañas una pistola, que también lanzaba telarañas… pero vamos, no es lo mismo, y la masa muscular de un super soldado–. El trabajo pasó a ser responsabilidad de Steve Ditko, acostumbrado a dar vida a héroes fuera de lo habitual, más oscuros y misteriosos. Fue él quien definió el aspecto del trepamuros con un traje fácilmente reconocible desde cualquier punto de vista, dotándolo con unos grandes ojos blancos que le proporcionaron un aspecto inusual y un tanto espeluznante.

Después de que el director editorial se percató del éxito que había sido el Amazing Fantasy #15, le concedió a Stan Lee la creación de una serie propia para el amigable vecino, la cual llevó por título The Amazing Spider-Man (tal vez como homenaje a la revista que lo vio nacer). La publicación vería la luz por primera vez en marzo de 1963.

Spider-Man es el primer héroe adolescente en ser el personaje principal de un comic, es decir, sin desempeñar el papel de side-kick -¡Toma eso, Robin!-. Ideado como un huérfano criado por sus tíos May y Ben, Peter Parker tiene 15 años y a pesar de ser muy inteligente, lidia con los típicos problemas de un adolescente, sufre de abuso en la escuela y la falta de experiencia generalmente le hace tomar malas decisiones a la hora de desempeñar su papel como héroe. Entre sus habilidades destacan la capacidad de adherirse a (casi) cualquier superficie, una gran agilidad y flexibilidad, así como gran fuerza física.

Hoy en El Vortex, recordamos el nacimiento de uno de los héroes más queridos de todos los tiempos. ¡Gracias Stan Lee, Steve Ditko y Marvel!

Look out! Here comes the Spider-Man!

Comentarios

comments