¡Hola! Soy Axlord y soy ciudadano friki.

¿Has ido a La Mole alguna vez? Es decir, si eres lector de El Vortex desde hace tiempo, estoy casi seguro de que has ido a alguna convención alguna vez, tal vez seas de provincia como yo y sólo conozcas la convención de tu ciudad, tal vez has asistido a todos los demás eventos en CDMX o en la Zona Metropolitana. Pero ¿Has asistido a La Mole alguna vez?

¡La convención! ¡La convención! ¡La convención! ¡La convención!
Ese trasero ¡Es Plus-ultra!

Adivino que tu primer pensamiento es algo como “Es que está bien caro”. La Mole Comic Con es algo que todo aquel que se llama a sí mismo “Friki” debería experimentar al menos una ve, no puedo decirlo con otras palabras. Si bien es un evento orientado a los cómics, a la ciencia ficción y a toda la rama occidental de nuestro medio; incluso los que se autonombran “otaku hardcore y de hueso colorado” encontrarán un buen lugar aquí. Y es que, desde el primer momento en el que pisas el interior del recinto, te das cuenta de que no es como los otros eventos del país. Seguro; hay tiendas y hay vendimia; sí, por supuesto que hay cosplayers invitados; Desde luego, también hay dibujantes y algunas veces hay actores de voz invitados; y por supuesto que hay concurso de cosplay, pero…

¿Cómo te lo explico? Es lo mismo, pero no es igual.
Amablemente nos proyectaron el capítulo 130 de Dragon Ball Super. Gracias, Crunchyroll
Edecanes, edecanes…
Exhibición de dioramas de Saint Seiya. Nomás para que se te antoje comprar las figuritas
Hasta ir con tu novia también se puede

Comencemos por los stands. Mientras que en la mayoría de los eventos, los stands son principalmente para la venta al menudeo de parafernalia friki (Traducción: playeras, gorras, tazas, fotobotones, posters y demás), La Mole no es un evento principalmente para venta de cosas. Sí, por supuesto que se venden cosas; pero las marcas y las tiendas utilizan a La Mole más bien como un escaparate para posicionarse y acercarse al público consumidor. De este modo, tenemos stands de la WWE, de Crunchyroll, de Ubisoft, de Xbox México, de Marvel Studios; y más que vender su producto, ellos buscan ofrecer y exhibir sus novedades, por lo que sus stands están super bien decorados. Aquellos que sí vienen a vender sus productos son, por ejemplo, las editoriales Panini y Kamite, que vienen con sus colecciones de cómic y manga y puedes encontrar números atrasados; Hasbro, que además de vender sus juguetes, también trae lanzamientos exclusivos como lo fué en esta ocasión la réplica de El Guantelete Infinito de la película de Avengers: Infinity War.

La Mole no es La Mole sin Dalin.
Desde Argentina: Valentina Kryp
¿Más Leon Chiro? Sí, por supuesto. Hay mucho de él en las fotos de al final
La genial Nicole Marie Jean
Azulette en todo su esplendor.

Ahora hablemos de los cosplayers invitados: No traen sólo a cosplayers reconocidos nacionales sino también invitados cosplayers internacionales. Este año, La Mole reunió a Shika, Azulette, Nadyasonika y, como ya es tradición, Dalin; todas ellas nacionales. También trajo a Momokun y a Nicole Marie Jean, de los EEUU, a Valentina Kryp, de Argentina y la espectacular presencia de Leon Chiro, de Italia. 8 estrellas cosplayers de todo el mundo, reunidos en la misma pared, firmando prints y tomándose fotos con sus fans. Especialmente Leon Chiro, es un muy agradable sujeto; quien aparte de lucir trajes espectaculares, le dedicaba unos minutos de su tiempo a todos sus fans. El viernes, incluso, abandonó su puesto en varias ocasiones para ir a robar cámara y sonrisas a los demás stands. Nadie duda que él fue la estrella principal del Cosplay Alley en esta edición.

Como cuando estás con tu modelo a seguir…
Andy Park, de Marvel. Hablando sobre la adaptación de los cómics a la pantalla.
Los Señores Frank Miller y Brian Azzarello a punto de empezar su conferencia.

¿Dibujantes? Claro que sí; en La Mole hay todo un Artist’s Alley, o pasillo de artistas, donde dibujantes nacionales e internacionales fueron a mostrar su trabajo, a firmar autógrafos y a tomarse fotos con sus fans. Artistas de la talla de The Mountain With Teeth, Danyael, Jours de Papier, La Rata Honesta, Gabriel Picolo y muchos otros en persona para que los conozcas; pero no es todo, lo verdaderamente impresionante son las personalidades del medio del cómic: Arthur Sudyam, quien está detrás de las portadas de Marvel Zombies; Gerry Conway, quien es el autor intelectual de la muerte de Gwen Stacy y el Green Goblin originalmente; el señor Toshio Maeda, autor de selectos mangas y animes conocidos en las élites intelectuales –*cof cof* Hentai *cof cof*–; y la presencia magistral de los señores Bryan Azzarello y Frank Miller quienes ofrecieron la conferencia estelar del evento. Hablaron sobre su experiencia reinventando a Batman, escribiendo para Dark Horse, hablaron sobre las adaptaciones de sus historias al cine y en general, sus fans pudieron escuchar un poco sobre la trayectoria de estas figuras que ha marcado a la industria del cómic americano como actualmente lo conocemos. Estén atentos al canal de Youtube de El Vortex para ver un poco de la conferencia.

First Class Cosplay Competition. Un nombre bastante ambicioso.
Las dos honorables miembros femeninas del jurado.
El tercer miembro del jurado
Ya te dije que no hay suficiente mineral…
Y, como en todos los concursos, los resultados también fueron controversiales.

Por último, el concurso de cosplay con un título bastante fuerte: First Class Cosplay Competition. Lo que La Mole busca, es que sólo los mejores cosplayers participen en este concurso, por lo que existe una selección previa de 10 participantes masculinos y 10 participantes femeninos. De ahí, los concursantes desfilan en una pasarela en la que el jurado evalúa su traje, su porte y su caracterización para seleccionar 5 finalistas en cada categoría. Esos 5 finalistas vuelven a desfilar una vez más; no realizan performance tal cual como estamos acostumbrados, es más bien un despliegue rápido de lo que pueden hacer para impresionar a la audiencia con su traje. Todo eso por la nada despreciable cantidad de 7 mil pesos para el primer lugar, 5mil para el segundo y 3 mil para el tercero de cada categoría.

Para el final, algo de fanservice… hasta luego.

Todos estos párrafos y todas estas fotos sólo son una probadita de lo que es La Mole. Como lo dije al principio, es una experiencia que todos los que estamos en este medio deberían permitirse al menos una vez. La Mole Comic Con es otro nivel; es todo lo que puedo expresar con palabras. Gracias por leer hasta aquí; recuerden estar al pendiente del canal de Youtube de El Vortex y de nuestras redes sociales para más contenido, más fotos, más videos, más cosplay y más de La Mole y las mejores convenciones de México. ¡Nos vemos en alguna otra convención!

Fotografías Exclusivas para El Vortex

Comentarios

comments

COMPARTIR
Artículo anteriorTop 6 Videojuegos para jugar en Semana Santa
El sujeto con el sombrero negro que, según él, le da poderes de fotografía. La gabardina es nada mas para combinar. Prefiere hacer fotos en pasillo en vez de stand, así que es probable que pase desapercibido como otro nini con una cámara reflex en la convención.