No recuerdo si vi en el cine Iron Man, honestamente, no recuerdo muy bien la fase uno de Marvel, quizá fuera que en ese momento parecía poco conciso y no eran más que promesas, pero eso cambio con Avengers; esa fue la primera película de Marvel que me marcó, pues para mí –y podría apostar que para muchos– fue un momento memorable, al fin los héroes más poderosos de la tierra estaban en un misma cinta; creo que no olvidaré cuando la cámara gira para mostrar a cada uno de los vengadores listos para defender NY de la invasión Chitauri.

A diez años de que la maquinaria se pusiera en marcha, muchas cintas han llegado y con ellas tantos héroes diferentes, y esto trajo consigo el deseo de verlos juntos en acción; ese sueño, no era solo un sueño, era una fecha en el calendario, fecha que al fin alcanzó su culminación el pasado 27 de abril. Avengers Infinity War tiene un gran peso tanto para Marvel, como para todos los que somos seguidores de este universo, ¿Qué todo ha conseguido con esa entrega? La respuesta puede sorprender a más de uno.

Bart, no quiero asustarte pero Thanos, ¡Thanos está en la casa!

El sujeto purpura al final de Avengers, aquel malo más malo que Ronan en Guardianes, el tipo que se pone solo un guante en la escena post creditos; Thanos ha sido la figura que, desde la fase 1, se nos presentó como uno de los mayores peligros del universo.

La historia comienza justo donde termina la escena extra de Thor Ragnarok, con la nave de sobrevivientes de Asgard siendo atacada por Thanos y su orden Negra. Solo bastan unos minutos para demostrar que este Titan no es cualquier enemigo y que, sin mayor esfuerzo, puede poner en su lugar a dos de los vengadores más fuertes. Y les aseguro que a partir de aquí nada, NADA, nos ha preparado para las siguientes dos horas, pues es hora de afrontar un salto de madurez que este universo nos tenia esperando.

Si quieren llegar frescos mejor huyan ahora que pueden, porque aquí vienen los…

Las primeras muertes llegan de parte del equipo Asgardiano, uno más dramática que la otra, llevándose personajes entrañables con giños a una carrera de varias cintas. Aquí no hay risas, no hay un Ojo de Agamoto para repetir el momento, este inicio fuerte establece el tono que tendremos en el resto del metraje.

Las muertes son un elemento importante para AIW, representan un cambio de era, dejar ir a aquellos que hicieron el inicio memorable, pero ahora deben desaparecer para dar paso a otros que inician su camino. Recuerdo platicar con varios amigos como Civil War pudo ser más impactante si algún personaje hubiera muerto, pero en retrospectiva, solo hubieran removido personajes sin un significado para el universo. El hecho de terminar con la vida de más de un héroe es una decisión que Marvel afrontó con firmeza y sin rodeos, dejando en claro que puede y va a cambiar el estado de su universo. Y aunque estoy seguro que no todas serán permanentes, en más de una, como dijo Thanos, “no habrá resurrección”.

De todos los rincones de la galaxia

La escena se mueve a la tierra con Dr. Strange, Hulk, Iron Man y Spydey, esta es la primer batalla de muchas contra la orden negra. Es evidente que los hermanos Russo entienden a los personajes y lograron mostrar su manera particular de moverse, pelear y hablar, incluso la interacción entre ellos se siente como lo que hubiéramos imaginado. La calidad visual y dinamismo no decepcionan en ningún momento, se nota que la producción no escatimo en gastos para que el CGI luciera mejor que nunca, incluso la orden negra en su primera aparición lucen como sacados de los paneles. Sin embargo, aunque la emoción es evidente a cada golpe, nunca se siente que estas batallas sean culminantes, todas son momentarias por algo mayor que esta por venir, aunque no es del todo malo, resta puntos el hecho de que ninguna pelea resulta tan impactante ni decisiva.

Pero la tierra no es donde todo ocurre y en ese momento, la cinta da un salto al espacio para reunir a los Guardianes con Thor. ¿Extraña mezcla? Si, pero como ya dije, los directores conocen bien a sus personajes para hacerlos funcionar. Star Lord y compañía funcionan como el momento gracioso, aunque es más por la naturaleza propia, que como excusa para hacerlo.

Mientras tanto en la Tierra los Vengadores reúnen fuerzas para afrontar la inminente invasión de Thanos como puedan. Desde el Cap, pasando por Visión, hasta el más reciente Black Panther, toman su lugar como linea de defensa.

Uno pensaría que a estas alturas, con tantos personajes presentados, la grabación sería complicada y se tendría un descontrol total; esto es algo que no ocurre, Anthony y Joe Russo lograron que cada grupo y personaje tenga su desarrollo incluyendo sus motivaciones y estilo característico durante el conflicto. Y si, personajes secundarios como Suri o Mantis no tienen tanta participación como el Cap o Strange, pero esto es entendible ya que son secundarios incluso en sus propias cintas.

¿Pero donde estábamos? Ah, si, con los Guardianes. Es aquí donde es introducido el origen Thanos y su extraña relación con Gamora. Este es el punto más escabroso de la producción pero igual, uno de los más acertados. Thanos tiene una motivación similar a la de los comics, conservando su locura por el genocidio, pero justificándolo con una salvación para las diferentes razas; como él mismo lo explica, es más un esfuerzo por hacer lo que nadie más se atreve. ¿Qué paso con su amor por la muerte? Nada de eso, nunca es mencionado, ni nunca –aunque tienen oportunidad– es referenciado.

Aunque en cintas anteriores ya nos habían dejado en claro que el MCU no tiene porque seguir el canon de los comics, este es un cambio a destacar, pues el giro le favorece al villano, que ni siquiera sabría decir que se caracterizara como tal, cambiando en gran medida su historia clásica, siendo una gran osadía de parte de la casa de las ideas. De cierta manera, Thanos comparte más características con los antiheroes o personajes como Ozzymandias de Watchmen y es un cambio que, considero en lo personal, funciona mejor para el formato fílmico.

La aventura de todos estos héroes continua formando diversos y alocados grupos; esto es lo más parecido que tendremos a un juego de peleas. Mi niño interior moría de emoción al ver luchar juntas a Black widow, Scarlet Witch y Okoye; o como resistir la combinación Thor, Rocket, Groot; esas son joyas que adoré y que hicieron que la construcción individual en estos 10 años, valiera la pena.

¿Qué has hecho?

Nos acercamos al final y NADA es tan impactante como los momentos finales, pareciera que esta es una de esas historias donde todo mejora en el ultimo instante, pero no es así. La frase que mejor lo define es cuando Thor pregunta; ¿Que has hecho? Y justo es lo que todos le preguntamos a la pantalla, pues de ese instante en adelante, todo se vuelve desmorona y pasamos a uno de los momentos que más ha devastado a la audiencia en una sala en lo que llevo de vida. Seguro que no fue fácil decidir quienes serían y como causar el mayor impacto posible. Este, ni de cerca, es un final de cuentos de hadas como Disney nos tenia acostumbrados.

¿Qué depara en el futuro para nuestros heroes? Mucho se ha dicho y la especulación no harán más que crecer en los meses por venir, seguro que al final algo bueno pasara, después de todo, no están inventando el hilo negro, pero por el momento el viaje se esta sintiendo refrescante y con el potencial para sorprendernos.

Lo que si puedo concluir de Avengers Infinity War es que logró cumplir la expectativa generada, hacer que los fans no enfurecieran por los cambios y de paso, darnos un giro que ya hacia falta a la formula. En lo personal, creo que esta cinta logró lo que Avengers en su momento, ser épica, abrir la puerta a una nueva forma de unir su universo, pero sobre lo demás, dejar una marca en los espectadores que pacientemente esperamos por este momento.

Marvel ha dejado en claro que puede construir buenas historias con personajes queridos por los fans, utilizando solo lo necesario de los comics.

Comentarios

comments