La información contenida en esta nota no es apta para todo el público, se recomienda discreción.

Películas de terror hay para todos los gustos y necesidades, pero la temporada de Halloween siempre está marcada por, al menos, una película sobre exorcismos. Porque claro que si no tenemos una expulsión de demonios, cabezas dando giros de 360 grados, vomito verde y malas palabras, el Halloween no nos sabe a nada.

Este tipo de películas han creado ámpula en la comunidad religiosa: los exorcismos son reales, lo son, con demonios no se juega, es una falta de respeto, algunos hasta han dicho que los exorcismos son un invento… seguramente, nunca nos pondremos de acuerdo sobre este tema. Pero en esta ocasión iremos a donde nunca hemos ido antes y veremos que hay detras de todo el misterio.

El ritual del exorcismo

Empecemos por el ritual, el cual lo tenemos descrito en algunos pasajes de la Biblia, principalmente en los textos del Nuevo Testamento, en los evangelios, donde se narra cómo Jesús hizo liberaciones y expulsiones de demonios. En Mateo 8,28 encontramos el relato sobre los endemoniados de Gadara; en Marcos 9,21, encontramos la liberación de un joven. Por otro lado, en estos mismos textos, es fácil vislumbrar, si se pone atención, ciertas necesidades que deben cubrirse para expulsar demonios destacando especialmente dos: ayuno y oración (véase Mateo 17, 19). En total se pueden encontrar siete casos mencionados en la Biblia.

Si están interesados en conocer más sobre ese tema, pueden visitar el este  sitio. Recuerda entrar bajo tu propio riesgo y manejar la información de manera discreta.

A partir de este punto, es pertinente hacer una ALERTA DE SPOILER, pues se comentarán algunas películas. (SPOILER todas están basadas en hechos reales… o eso dicen)

El último exorcismo o un falso documental

En 2010, nos encontramos con una película que, al principio, nos mostraba el gran debate de muchos: ¿son o no reales los exorcismos? El último exorcismo nos muestra un documental grabado por un ministro evangélico que se encuentra un poco decepcionado por saber que en su congregación los exorcismos son una farsa. Él, para retirarse, decide hacer un documental en el que muestre todos los trucos que la iglesia utiliza para hacerles creer a los feligreses que los exorcismos son reales.

Muestra trucos técnicos y las preparaciones previas para “expulsar” demonios. Todo se ve bastante convincente hasta que se da cuenta que, el tiro le salió por la culata -como diríamos popularmente- y termina enfrentando a un demonio real y no cualquiera sino uno extremadamente poderoso.  Si de por sí la historia ya suena medio creepy, saber que está basada en hechos reales la vuelve un poquito más escalofriante.

Juay de Rito?

El rito (2011) tiene más o menos el mismo feeling que la película anterior, pues plantea la duda y crisis existencial sobre los exorcismos de un sacerdote. Esta película muestra no sólo la duda de un hombre sino la crisis dentro de la iglesia por el peliagudo tema que es la expulsión de demonios. La crisis de existencia lleva al límite al sacerdote menor y éste tiene que exorcizar a su acompañante, un sacerdote más experimentado y familiarizado con el rito de expulsión de demonios.

Emily Rose y el gran debate

El exorcismo de Emily Rose (2007) abre un debate entre dos ideas importantes: la parte religiosa de los exorcismos y su parte científica. La finalidad es que, si se demuestra la existencia del demonio, en automático, se confirma la existencia de Dios.

Aunque hay que fletarse 2 horas de un juicio increíblemente largo, es posible vislumbrar una reinvención del mito de Cristo, pues el sacerdote que realiza (o intenta realizar) la expulsión de los 7 demonios va a prisión y de ahí sale gracias a una carta en la que Emily menciona que la Virgen la visitó para llevársela tras tanto sufrimiento, ella no acepta y termina muerta por culpa de los 7 demonios; sin embargo, se presume que murió por falta de tratamiento y atención médica, razón por la cual el exorcista está en prisión.

Del vomito verde a La cabeza giratoria

Una nota sobre películas de exorcismos no está completa si no se menciona El exorcista (1973). Ésta cinta puede considerarse buena, mala, excelente, regular, la mejor o la peor, todo depende del cristal con que se mire, pero se lleva el mérito por ser la primera película en tratar este tema.

Mucho se ha dicho que la producción de esta película estuvo maldita por tratar un tema tan polémico y hermético y volverlo público. Contrario a las películas previas, en esta cinta, no encontramos crisis, dudas ni nada. Ésta es una película muy básica que aborda la historia de un exorcismo con vomito verde, gritos, sacudidas en la cama y sacerdotes muertos.

El debate seguirá ahí ¿que tan reales son las posesiones demoníacas? Si el diablo existe ¿Dios existe? Quizá nunca lo sepamos realmente.

Comentarios

comments