Dentro de cada videojuego generalmente tenemos un equipo de desarrollo, ya sean unos cuantos, cientos de personas o incluso por un solo individuo, pero en cada producción siempre escuchamos el nombre de alguien que está detrás de él, nombres de quienes ponen en alto la industria, desde desarrolladores, directores, guionistas, diseñadores, compositores y en esta nueva sección que homenajearé a quienes están atrás de muchos de estos proyectos, ¿Quiénes son? ¿cómo llegaron hasta dónde están? ¿Cómo lograron ese juego que los puso en alto? ¿cuál es su historia?

En esta primera entrega hablaré de uno de los desarrolladores más importantes en el medio: Hideo Kojima, quien fuese conocido como el padre de la saga Metal Gear Solid, un hombre que en los últimos años fue muy sonado por su salida de Konami, la cancelación de su juego P.T, que estuviese haciendo en compañía de Guillermo del Toro, y su nueva alianza con Sony para un juego que promete mucho Death Stranding del cual sigue sin haber mucha información.

El sueño

Nació el 24 de agosto de 1963 en Setagaya, Tokio. Kojima tuvo una infancia difícil debido a que sus padres trabajaban todo el día y él tenía que quedarse sólo en casa viendo televisión, hecho que influyó en gran medida su gusto por el cine. “Recuerdo ese sentimiento de soledad. Todavía se me hace raro cuando llego a casa con mi familia y me encuentro que hay alguien“. Esto hace que comenzara su deseo por ser director de cine, lo cual se ve reflejado en un futuro con sus obras.

Uno de los mayores obstáculos que tuvo que enfrentar fue su familia, pues en un país tradicionalista cómo Japón es complicado salir del ideal de tener una educación adecuada para obtener un trabajo seguro, sumado a esto el hecho de que uno de sus tíos fuese artista y acarreara deudas económicas lo desalentaban a que tomar esa riesgosa decisión.

Años más tarde, durante los años 80s, Kojima se encontraba estudiando la universidad, no había abandonado del todo su sueño por ser director de cine, pues escribía novelas y las enviaba a revistas probando suerte y con la esperanza de que alguien recogiera su idea como a Sylvester Stallone con Rocky.

Para estos años el auge por los videojuegos iba en aumento y es así como Kojima comenzó a acercarse a ellos; en su infancia ya había jugado con juegos como Pong y Space invaders pero no habían tenido un impacto mayor hasta la llegada de Nintendo. “La consola de Nintendo y el fontanero bigotudo lo cambiaron todo. Me volví adicto de inmediato a ella y empecé a jugar todos sus juegos de inmediato. En ese momento realmente sentí el potencial que estaba escondido en este nuevo medio y me di cuenta que podría dejar el cine a un lado y buscar el éxito en este nuevo medio

Konami

Luego de ver este nuevo medio de expresión creativa, Kojima tomó la decisión de entrar al desarrollo de videojuegos. Su objetivo era entrar en Nintendo, aún así, envió su currículum a diversas desarrolladoras de videojuegos como SEGA y no fue sino hasta 1986 que fue contratado por Konami Entertainment, empresa en la que estaría trabajando por casi 30 años.

En un principio su trabajo era el de “planificador” que consistía en desarrollar ideas para que convirtieran en videojuego, por sus escasos conocimientos en programación a menudo su opinión no era tomada en cuenta, hecho que le hizo querer salir de la empresa, pero su terquedad y determinación hicieron que no abandonara la empresa.

Entre sus primeros trabajos se encuentra Penguin Adventure, juego con el cual estuvo como ayudante del director, viendo el juego nos podemos dar cuenta de que no es precisamente lo que Kojima quisiese hacer, por lo que siguió insistiendo con sus proyectos hasta que por fin comenzó a desarrollarse Lost Waarld, primer juego desarrollado por él, se trataría de un juego de plataformas tipo Mario Bros que tenía por protagonista a una luchadora femenina enmascarada, lamentablemente el desarrollo no acabo de convencer a los directivos de Konami por lo que este proyecto fue cancelado, pues exigía mucho en cuanto a argumento como duración y profundidad.

Aun con este primer golpe en su carrera,  no se dio por vencido y una nueva oportunidad se presentaría, pues Konami quería realizar un juego de acción y le confiaron este juego a él, dados sus conocimientos por el séptimo arte y tomando como inspiración la película The Great Escape comenzó con el desarrollo de su nuevo título que llevaría por nombre Metal Gear Intruder que posteriormente sería renombrado como Metal Gear.

La primicia toma a Solid Snake, un soldado con entrenamiento especial que se le encomienda la misión de detener al Metal Gear, un tanque equipado con armas nucleares. Las ventas de este primer Metal Gear fueron muy buenas tanto en Japón como en Europa, sin embargo, el juego no había llegado a America, hecho que creo una pequeña división para Konami

Una vez lanzado el juego a la venta, la carrera de Kojima despegó oficialmente, convirtiéndose en alguien que con el tiempo su nombre seria más grande que el nombre de la empresa para la que trabajaba.

Problemas con Konami

A pesar de todo lo visto en estos últimos años la pelea entre Hideo Kojima y Konami lleva más años de los que uno podría pensar.

Debido al éxito obtenido por Metal Gear, Konami quería llevar el juego a América para generar más ingresos, sin embargo, Kojima se negó a hacer el port de región puesto que sólo se le darían 6 meses para hacerlo y tomaría más tiempo hacerlo.

Como respuesta a esto Konami creó una segunda división para llevar el juego a Nintendo en América, y extra a esto sacaron un segundo titulo sin el consentimiento de Kojima que se tituló Metal Gear Revenge, juego que sólo salió en América, asimismo nunca fue avisado de que este juego existía.

Para sus últimos años que estuvo trabajando con Konami, aún se desconoce el verdadero motivo por el que Kojima abandono la empresa que lo vio crecer, muchos apuntan al mal trato que se le comenzó a dar dentro de la misma y desacuerdos creativos, pero esa es historia para otro momento.

El legado

Sin duda alguna Kojima es más que sólo el padre de Metal Gear, su dedicación y terquedad por seguir avanzando lo han traido hasta nuestros días como uno de los personajes en la industria con mayor renombre, siendo el segundo en Japón sólo después de Shigeru Miyamoto, creador de Mario Bross.

Su trabajo habla por si mismo, pues no cualquiera alcanza una saga de 25 años que se ha sabido adaptar a los tiempos que corremos, su carisma, inquietud y egocentrismo los ha sabido manejar muy bien siendo un hombre fresco, con mucho que dar todavía, pues a pesar de las bajas que ha tenido siempre ha salido adelante y se avecina un proyecto muy ambicioso en colaboración de su amigo Guillermo del Toro.

Finalizo con estos dos títulos, pues no todo es MG aunque lo parezca.

Snatcher y Policenauts, son dos aventuras graficas que lanzó entre finales de los ochenta y comienzos de los noventa, son títulos fantásticos, que llevan ese sello de cinematográfico que sólo Kojima nos puede ofrecer, además se los recomiendo encarecidamente.

A pesar de todo lo ocurrido con Konami el les agradece por haberle darle la oportunidad de hacer videojuegos.

“Lo que agradezco de Konami es que cuando yo propuse cosas que quería hacer, me dejaron hacerlo, y por el contrario, ellos no me obligaron diciendo ‘tienes que hacer las cosas de esta manera'”

Espero les haya gustado y espero me digan sobre quien quisieran que escribiera.

Comentarios

comments