Caso: 01112012          Prognosis: psicosis, demencia, sadismo, hemorragia fuerte.    Historial Clínico: American Horror Story 1.

Como anillo al dedo para este Halloween llega la segunda temporada de American Horror Story. Quienes se aventuraron a ver la primera temporada completa habrán hallado un nuevo placer televisivo bastante fresco para sus pupilas. Conscientes del gran ascenso de las series, Brad Falchuk y Ryan Murphy (Nip/Tuck, Glee) decidieron lanzar hace un año un show serio y lleno de implicaciones psicológicas para el espectador, lo cual le debió los aplausos de los críticos y por supuesto, del público.

En la primera temporada vimos a los actores Dylan McDermott, Connie Britton y Taissa Farmiga encarnar a los Harmon, una disfuncional familia que se muda a una casa con un historial de violencia y misterios que terminan por hacerles la vida imposible, siendo consumidos por la intriga, la angustia y el horror de los fenómenos fantasmales manifestados en aquella vivienda maldita que involucra a los personajes de Jessica Lange y Evan Peters. No les spoilearé si no la han visto pero les puedo describir la primera temporada en tres palabras: masacre, masacre, masacre. Para la segunda temporada Murphy y Falchuk prefirieron crear una trama nueva, así la serie se volverá un compendio de historias de horror totalmente desconectadas pero con algunos actores en común, como el caso de Lange.

Habiendo visto tan emocionante trama me dispuse a aguardar pacientemente el día que la segunda temporada arribara a FOX y así, el martes después de The Walking Dead (otro gran hit del momento) me encontraba prácticamente atado al sillon para no perderme ni un sólo minuto. El primer capítulo de Asylum, como fue titulada, presentó al nuevo elenco encabezado por la magnífica Jessica Lange, quien, desprendiéndose de su papel en la temporada pasada se mete en la piel de la Hermana Jude, una monja que lidera un manicomio con puño de hierro.

Pero este asilo para engendros de la naturaleza es todo menos miel sobre hojuelas. De acuerdo a la premisa y a la expectación del público aquí ocurren actos innombrables de perversión, de los cuales podemos comenzar a apreciar ya un poco en el primer episodio que se desliza entre 1964 y el presente, contando dos historias paralelas, la primera en el asilo en uso y la segunda en el asilo abandonado, donde toman lugar los acontecimientos de dos aventureros sexuales interpretados por Adam Levine (sí, el vocalista de Maroon 5) y Jenna Dewan Tatum.

Titulado “Welcome to Briarcliff”, el primer capítulo nos ofrece un desglose demencial de la institución mental oscilando entre el horror y la incoherencia. El ritmo es acelerado como el de un videoclip en el cual sólo alcanzamos a percibir las tramas que irán desarrollándose durante la temporada, pero que de antemano han servido como una telaraña igual de compleja a la temporada anterior, aunque a la vez más fina y más pegajosa, logrando que una hora entera veamos el episodio a través de los ojos de un loco trastornado sumido en el caos.

Si bien el personaje de Lange es intrigante no tuvo la preponderancia misteriosa que tuvo el Dr. Arthur Arden (James Cromwell) al no saber qué hace con los locos al estudiarlos y sobre todo, si usa sus cadáveres para alimentar a alguna bestia detrás de la verdadera identidad del asesino llamado “Bloody Face”, quien en teoría es interpretado por Evan Peters, un joven que cree haber sido abducido por extraterrestres y a quien se le achacan las decapitaciones de varias mujeres, entre ellas su novia, a pesar de hallarse cuerdo y no recordar nada.

Para completar el elenco están Joseph Fiennes como el Monseñor Timothy Howard, el ambicioso padre que dirige el asilo; Sarah Paulson como la reportera Lana Winters quien con afán de descubrir a “Bloody Face” es descubierta en una relación lésbica por la Hermana Jude y es recluida en el asilo dada su “perversión” sexual; la Hermana Mary Eunice (Lily Rabe), una religiosa obsesiva que ansía ser castigada por sus actos; y finalmente está la ninfómana Shelly (Chloë Sevigny) encargada de cohesionar aún más la historia.

La velocidad del capítulo devino en un caos donde no hubo cupo para las historias personales de los personajes, ocultó la mayor información posible, pero como ocurrió con la temporada 1, los promos y los títulos se han encargado de dejarnos demasiadas dudas con respecto a lo que vendrá, casi prometiendo cederle a Jessica Lange la batuta de los crímenes, apariciones y abominaciones sobrenaturales que se darán en los próximos capítulos. Por lo pronto nos resta esperar qué sucede y meternos en los trastornados nervios de los personajes so pretexto de desentrañar la verdad a pesar de nuestra cordura.  American Horror Story Asylum es la gran promesa de la temporada, no se lo pierdan, mientras les dejo varios de los promos que salieron al aire para que se den una idea. ¡ATERRADOR DÍA DE MUERTOS A TODOS!

Diagnóstico: 9/10

Tratamiento: Ver todos los martes, 11pm por FOX, o por Internet. Es un must.

Dr. Jabberwocky

Comentarios

comments

COMPARTIR
Artículo anteriorFestejos a los difuntos en Oriente
Artículo siguienteCelebridades y Call of Duty

Crítico. Cínico. Excéntrico. Licenciado en Ciencias de la Comunicación por la UNAM y editor de ‘El Vortex’; devorador de cultura y cazador de sensaciones. Lo único que amo más en el mundo además de ver y oír, es escribir. Soy fanático from hell de la ciencia ficción, el horror, la comedia romántica, los super héroes y las secuencias de acción. Mi mente está hecha de salchicha con mucho chocolate, mermelada, imágenes en blanco y negro y grandes dosis de espías, Lovecraft, Buffy the Vampire Slayer y Doctor Who.