“Hay dos tipos de seres en el universo, los que bailan y los que no”

Drax, El Destructor

Por lo general cuando se habla de películas, las segundas partes son malas y es un hecho que Hollywood le encanta recordarnos constantemente. Pero en esta ocasión –y para alivio de muchos– esta regla queda a la deriva pues James Gunn y compañía han sabido entregar una secuela en todo sentido, no solo trayendo nuevamente a los Guardianes, sino mejorando y ampliando la fórmula ya conocida.

Aviso: Esta reseña tiene una dosis mínima de Spoilers, igual o menor a la de los trailers, pero si eres un obsesivo –como yo–, será mejor que guardes la nota para después y vayas a verla ahora.

¿Salvando la galaxia nuevamente?

Después de salvar la Galaxia de la destrucción a manos de Ronan, los guardianes se encuentran en un nuevo trabajo en el planeta de los Soberanos donde tiene que detener a un monstruo espacial. Sin embargo no todo sale tan bien como esperarían y se ven envueltos en una frenética persecución solo para terminar aterrizando estrellando el Milano en un planeta cercano, donde se encontraran con Ego el planeta viviente y padre de Peter Quill.

Bien, no creo que tenga mucho sentido seguir desenredando la trama pues, además de los spoilers, me llevaría una columna el analizar su contenido. Pero entonces ¿Qué es lo que funciona en Guardianes de la Galaxia Vol. 2?

Lo Bueno

Aunque la cinta tiene muchos aciertos, no todos son de lo más sorprendente, pero no por ello llegan a ser malos, así que empecemos por lo que es disfrutable.

Los efectos visuales

El Marvel Cósmico siempre ha sido una oportunidad asombrosa para explotar la calidad visual, desde el diseño de los personajes, pasando por locaciones y todo esto está plasmado en la cinta. Los secuencias de acción se ven asombrosas y las persecuciones frenéticas, sin dejar de lucir a los protagonistas. Y aunque el CGI no siempre es perfecto –te estoy viendo a ti, pelota de energía–, la mayor parte del tiempo luce muy bien.

Los villanos

Antes de que me linchen por hablar bien –o hablar mal– de los villanos, yo también reconozco que el MCU no tiene los mejores villanos. Aquí podemos ver están mejor desarrollados; la película cuenta con dos antagonistas: ambos tienen sus motivos y ambos son medianamente explicados PERO solo uno de ellos se siente como una amenaza real. Este villano en cuestión –averigüen quien es– no es “malo” en el sentido estricto como Red Skull o El Mandarin más bien, tiene ideales no tan cools para los Guardianes. Eso sí, su batalla final luce muy bien y con grandes referencias.

El futuro del MCU

Y nada dice “Nerdgasmo” como saber que Avengers: Guerras del infinito ya está en camino y ocurrirá 4 años después de Guardianes 2. Dentro de la película no se ve ninguna referencia a Thanos más allá de la relación de Nebula y Gamora; la conexión importante se encuentra en la escena pos créditos donde SPOILER se anuncia la creación de Adam Warlock SPOILER pero creo que tendremos que esperar a Thor Ragnarok para saber más.

Lo Mejor

Awesome Mix 2

¿Qué es lo que más recuerdan de Guardianes 1? Yo, sin duda alguna, es el genial soundtrack que es Awesome Mix y debo decir que la segunda parte de esta playlist es igual de ganadora. La mezcla de temas de los 70s y 80s es una idea que funciona con todo lo que pasa en la trama, permitiendo no solo amenizar las escenas sino jugar un rol activo, tal es el caso de Brandy, que establece una relación entre Star-Lord y Ego. Y por supuesto la banda sonora original como Guardians Inferno es un hit que no puedes dejar de reproducir.

Los devastadores

Aunque puedan parecer personajes secundarios, los devastadores o The Ravagers hacen su segunda aparición y a mayor escala, no solo con la tropa Yondu sino con muchos otros Ravangers que seguramente identificaran. Es agradable ver que Gunn les dio suficiente tiempo en cuadro para desarrollarlos como los que son y además son parte de dos de las mejores secuencias en la película: la defensa de Rocket y el escape de Yondu.

We are Groot

Pero lo que más luce en la cinta es la temática We are Groot y ¿Qué es lo realmente que significa? Es ahí donde brilla las subtramas de la cinta, al desarrollar los conflictos de cada personaje sin salir de esta misma idea We are family. Desde Yondu y Rocket, Gamora y Nebula, Drax y Mantis, Star-Lord y Ego, cada uno entiende de diferente manera este concepto ajeno a ellos, y que pueden ser un grupo de locos que no hacen más que gritarse, pero sin importar que, ellos son familia.

Y es que el tratar de ampliar este punto da para mucho más, pues no son pocas las implicaciones que tienen en el crecimiento de los personajes: El que Drax se vuelva más unido, el que Gamora muestre una faceta diferente, Rocket verse reflejado en Yondu o los complejos de Quill, permiten tener un equipo real –no como lo Avengers– que funciona y se complementan. Pero eso será tema de otra columna.

Baby Groot

Mención aparte se lleva Baby Groot ¿Por qué? ¡Porque es demasiado tierno para juntarlo con todo lo demás! Como seguramente ya han leído y su timeline se ha inundado de publicaciones de la ramita, todas las escenas donde aparece son cautivadas por su gran calidad, aporte y simplicidad.

¿Superó a la primera cinta?

No podría afirmar que esta es una mejor cinta que la primera de la franquicia, no porque sea mala, sino porque la percibo diferente, pues mientras que la primera es una historia de origen, esta es una consolidación de un equipo de héroes poco convencionales.

¿La recomiendo?  Totalmente, es una experiencia sumamente divertida y que no puedes dejar pasar. La experiencia 3D y 4D están muy bien logradas, así que si quieres gastar un poco más, no tienes de que preocuparte, quedaras muy satisfecho.

Comentarios

comments