Por: Eddo

Conocer a los padres de tu novia siempre es difícil, siempre existe la inseguridad por el ¿Qué dirán?, si mi apariencia les agrada, si soy un buen partido para su hija y muchas cosas más. Pero tiende a ser más difícil cuando tienes un color de piel muy diferente al de tu novia, ya que es un problema muy marcado en Estados Unidos.

¡Huye! Nos presenta a Chris, un fotógrafo reconocido, junto a su novia Rose; Ambos planean el viaje al pueblo de Rose ya que esta quiere presentar a su novio con sus padres, acción que aunque es un gran paso para la pareja, no deja de poner incomodo a Chris por el hecho de ser una pareja interracial.

Después de superar la ansiedad que esto representa para Chris, ambos viajan al lugar de nacimiento de Rose, la vivienda de los Armitage en una comunidad muy tranquila rodeada de árboles y pocas casas a su alrededor.

Mientras Chris conoce a los padres de Rose (un neurólogo y una psicóloga que se especializa en la hipnosis), así como sus posturas ante la diversidad racial, su apoyo a las minorías y a Barack Obama, él nota algunos sucesos incómodos, ya que la familia presume de ser liberales, pero cuentan con dos criados de color que hacen las labores de la casa.

Las cosas se van poniendo cada vez más raras por el extraño compartimiento de Georgina y Walter, criados de los Armitage, y por la llegada no solo del hermano de su novia, sino también de sus vecinos y amigos de los Armitage a una celebración especial que realizan anualmente desde hace años.

Conforme se va desarrollando la reunión, Chris nota a una persona que le parece conocida, alguien de su mismo color de piel que actúa de una manera extraña y después de un incidente con esta persona, Chris empieza a desear estar muy lejos de ahí.

Pero esto es solo es el principio…

Una película de terror diferente

Huye es dirigida por el comediante Jordán Pelee, y por extraño que parezca, esta es una producción que intenta combinar una parte de terror y humor, quizá esto podría sonar algo desalentador, pero vamos por partes.

El terror de la cinta se centra en la tensión,  al mostrar escenas donde crees que ocurrirá algo acompañadas de una gran ambientación que te hace sentir encerrado. La película no cuenta con muchos jump-scares lo cual se agradece y regresa un poco al terror al desconocido, logrando mantenerte al filo del asiento durante toda la cinta.

Sin embargo, Huye cuenta con su dosis de humor que a veces se siente un poco forzado e incluso incomoda en ciertas escenas ya que te hace perder el ritmo y esto hace que pierdas un poco el interés en lo que ocurrirá.

Como ya mencioné, la ambientación es perfecta logrando que algunas escenas te remonten a los años 30-40 cuando el racismo en Estados Unidos estaba en su auge, así mismo la música ayuda a complementar la imagen que se nos presenta.

Algo interesante que también se muestra en la película es como ciertas minorías son tomadas como “moda” en la sociedad estadounidense, y se representan en diferentes ocasiones como las personas apoyan a los afroamericanos en Estados Unidos solo porque están de moda.

Huye es una buena alternativa que si bien no es la clásica película de terror con mucha sangre, sabe como utilizar el terror psicológico para hacernos llegar una excelente experiencia, que si bien es algo sencilla, te mantiene entretenido.

Comentarios

comments