MRD EDDIE RIVERS|

retrotierra 7

Desde hace algunos años comenzó una extraña fiebre a la cual yo me intenté resistir durante muchos años, pero finalmente no pude mas y caí en la tentación de los zombies. Ciertamente, los muertos vivientes no son una novedad en el mundo friki y están presentes tanto en el cine, los comics, el anime, la televisión e, incluso, en el cosplay.

Según recuerdo, nunca me gustaron los zombies. Se me hacían en exceso ridículos cada vez que los veía caminar en pantalla. Jamás quise siquiera inmiscuirme en esta tendencia que sinceramente aborrecía; ir a una zombie walk, ni pensarlo. Hasta intenté jugar Resident Evil, pero lo único que obtuve fue una enorme frustración y enojo por no poder pasar ni el tutorial del juego, que para colmo estaba en fácil.

Recuerdo que detestaba ver eventos, juguetes, películas, series, juegos y todo lo que tuviera la temática de los muertos vivientes. Me quise resistir y a muchos de mis amigos les preguntaba por qué veían eso y ellos sólo me respondían que si lo viera, lo entendería. En pocas palabras, alucinaba a los zombies.

 zombie1

Al poco tiempo vi la segunda entrega de la película basada en el popular videojuego ya mencionado, donde me di cuenta que quizás debería darle a los muertos vivientes una oportunidad de entrar a mi mente. Pero aun así no me impresioné mucho y seguí tratando de resistirme a ser “zombificado”, hasta que llegó un juego que cambió las cosas.

Lollipop Chainsaw apareció en el mercado como un juego extremadamente bizarro en donde matar zombies se convirtió en una tarea sencilla y divertida. Cuando lo compré, no creí que fuera a morirme de risa por cortar cabezas al ritmo de Hey Mickey! Además, en ese tiempo también me regalaron Red Dead Redemption con todo y la fabulosa versión Undead Nightmare,  la cual cambió mi mentalidad y volví a mirar a los no muertos por una segunda ocasión.

Cuando creía que mi fiebre por estos monstruos se había enfriado, resulta que un conocido mío me pasó las dos primeras temporadas de la serie de The Walking Dead. La verdad, desde que vi los primeros cortos en su momento en la televisión, no creí que algo como ver gente matando zombies por horas me fuese a emocionar o a sorprender tanto como lo hizo el primer episodio de la serie.

 THE-WALKING-DEAD-SEASON-4-POSTER-the-walking-dead-34243068-1048-736

Al inicio del capítulo realmente no sabía qué esperar, sobretodo desde donde Rick es herido hasta donde lo vemos en el hospital. Esta escena, en particular, fue la que más me impactó, ya que yo no esperaba que todo fuera de un sopetón si no al contrario; pensé que se iría tratando el tema poco a poco para irlo entendiendo. Pero fue mucho mejor ir directo a la acción que todos querían ver y que, por lo menos a mí, me dejó un grato sabor de boca, ya que me quedé sin palabras que pudiesen describir lo que sentí al ver que esto no era un película de zombies cualquiera y que de verdad hay algo más allá que sólo matarlos.

Ahora finalmente he sido “zombificado”, ya que al ver The Walking Dead, los zombies se convirtieron en una obsesión que difícilmente me podré sacar de la cabeza. En un futuro planeo comprar los comics del mismo nombre para ilustrarme un poco más en el tema. La verdad es que ahora comprendo por qué a la gente le encantan estos seres, ya que enfrentarte a ellos es algo emocionante y adictivo.

tumblr_mjy4gfpuzk1s8oimso1_400

Es  así que los invito a que se aventuren en este mundo de los muertos vivientes y que le den una oportunidad a estos monstruos que quizá no sean tan novedosos pero que, sin duda, nos harán pasar un buen rato de emociones fuertes. Por lo pronto, su servidor aprovechará los meses para ponerse al corriente  de TWD y estar listo antes de que aparezca la quinta temporada en nuestras pantallas.

A continuación, les dejo dos videos relacionados con el tema. El primero es el fabuloso tema de The Walking Dead y el segundo es una pequeña canción muy especial que habla acerca de los zombies, Zombis de Sahuayo y fue parte del soundtrack de la película El Santo vs La Tetona Mendoza. Nos leemos la próxima.

¿Te atreves a cruzar la línea de El Vortex?

Comentarios

comments