Creo que sin duda uno de los géneros que más disfruto reseñar –además de superhéroes– son las cintas sobre monstruos, pues formaron parte de mis inicios como geek y disfruto esa mezcla entre la ficción, el horror y un tanto de comedia involuntaria. Es por ello que me cuesta creer que Universal haya cometido tantos errores con una producción que no tenía mucho que vencer para superar a su antecesora; claro que me refiero a La momia.

La momia es una película del 2017 dirigida por Alex Kurtzman y protagonizada por Tom Cruise. Esta producción es un reinicio a la cinta de 1999 –me siento viejo– y si estás dispuesto a intentar no quedarte dormido, la tenemos esta semana En Cartelera.

¿De qué va esta vez?

Nick Morton (Tom Cruise) y su compañero Chris Vail (Jake Johnson) son dos soldados americanos que tienen como pasatiempo saquear objetos de valor y que en una de sus aventuras descubren la tumba de una antigua princesa Ahmanet(Sofia Boutella) quien fue momificada viva tras matar al faraón y su hijo. En su impulso de…idiotez –porque no lo puedo llamar de otra forma– terminan liberando a la princesa de su prisión y trayendo un mal sobre el mundo.

¿Si la historia es tan similar por qué es tan mala? Bueno, creo que las razones pueden ser diferentes según a quien se le pregunte y más, si tenía en estima la trilogía original. En mi caso, creo que se pueden resumir en estos puntos.

¿Esto es una cinta de acción?

El primer error y el cual hace que toda la película tenga una sensación muy distinta a su predecesora es el tono general, el cual intenta ser una cinta de acción con comedia incrustada a la fuerza. Si bien esto funciona en la original pues los actores y el guion daban paso a una comedia amena y ritmo lento, aquí pasa muy distinto.

Por un lado la comedia no termina de funcionar –juro que solo me reí una o dos veces– y causa que los chistes sean igual de malos e incomodos como los que cuenta tu jefe en la oficina. Pero también la acción se siente fuera de lugar; entiendo que Nick es un soldado y que la agencia misteriosa pelea contra el mal, ¿pero son necesarias tantas secuencias? Su valor para la narrativa es prácticamente nulo y aun visualmente hablando su calidad no sobresale del resto.

Es como si la película de acción se acordara a ratos que tiene que ser graciosa y soltara  uno que otro chiste.

Tom Cruise y sus ayudantes

Aunque la crítica ha intento culpar a Cruise del fracaso que ha representado esta cinta, no considero que sea toda su culpa… pero si tiene gran responsabilidad… así como la persona que hizo el cast.

No niego que Tom puede ser un buen actor de acción y que en momentos puede llevar en buen camino una producción sobre sus hombros, pero lo que le sobra de hombre de acción, le falta en ser carismático y no, no me refiero a los memes. Toda la comedia que le es puesta al actor no produce el más mínimo efecto, quizá es que lo hemos visto tantas veces como el soldado, que resulta extraño verlo bromeando con tanta “naturalidad”, pero de una u otra forma, nunca resulta gracioso. Y la comparación se vuelve inevitable pero Brendan Fraser (O’Connell) realizaba un mejor trabajo balanceando la acción y la comedia.

El resto del elenco se siente complementario, como la mayoría de películas de Cruise.

La momia

Pero el mayor pecado es el mandar a segundo plano la historia de la princesa y en general su participación. ¿Qué no debería llevar ella la dirección? Sí, pero no lo hace y aunque sus motivos quedan claros, nunca se le ve lucir realmente.

Algo que tengo que reconocer son las plagas y ataques que realiza; las primeras causan esa sensación de incomodidad mientras que los segundos, en específico la arena, es un gran guiño a la primera película.

Sin embargo, fuera de eso, la tenemos poco tiempo en cámara y ni la batalla final se siente tan grandiosa o memorable como debería de ser.

¿Un universo extendido?

Se han preguntado ¿Por qué hacer un reboot que nadie pedía? Por el dinero, por el cochino dinero, y no es secreto –o si lo es, nadie lo guarda– que todas las productoras envidian el modelo que tan bien le ha funcionado a Marvel e intentando sumarse a esta “New Age” de universos fílmicos es que Universal se lanzó a crear su Dark Universe el cual pretende estar formado por las cintas de varios mounstruos que han traído a la pantalla grande a través de los años.

Esta es la razón que existan más creaturas “malignas” en la cinta –si ya la vieron me entenderán– que por el momento parecen no tener razón de existir pero que casi podría apostar que jugaran un papel relevante en futuras iteraciones. De cualquier manera, esta no es una buena cinta para iniciar un universo… así como DC lo hizo con Man of Steel.

No me atrevería a recomendar una película que, honestamente, me aburrió y me tuvo al borde de mi asiento pero para evitar caer dormido. Si aun así decides dar una oportunidad o si te mueres por ver a Tom Cruise, compra un montón de palomitas y disfruta lo que tenemos aun En Cartelera.

Comentarios

comments