Como recordaran que el preparar la sala de juntas es un arte, es como una ceremonia religiosa, algo así como de esas tradiciones de pueblito que va de generación en generación, es algo equiparable a la ceremonia del Té; pero bueno, el punto es que es solo el comienzo, el alfa de un cataclismo en el cual pueden salir muchos heridos, la verdad es que llega un momento en el que no sabes en que trinchera esconderte, pero es parte del trabajo.

Una vez reunidos todos los lideres, todas la figuras y gente importante de El Vortex dió inicio la junta Trimestral bajo la tutela de Mena Vox, y a su derecha estaba Charly Zombie y con una ligera sombra inquieta bajo nuestros pies se manifestaba Deznor, a la izquierda estaba Jagr coucheado por Jagr Demon, ente que últimamente no se ha manifestado, creemos que ha estado tranquilo por las noches de gordeo en el buffet de Tacos, pero esa es otra historia.

Dando lectura de la orden del día procedieron a platicar de temas de interés que un simple Becario no entiende, pero eso si, uno debe de estar atento a la solicitud de cada uno de los integrantes de la junta. Para no perder la costumbre el Jefazo pidió un whisky en las rocas… los hielos eran de mas whisky, esa cosa seria capas de quemar mi pecho pero no para el Jefazo, demostrando porque es el mero mero, comenzó a opinar sobre diversos puntos de Hariken Fest, en ese momento respondió el gran Kahuna junto con la Sacerdotisa de que se solucionaron los por menores, fue en ese entonces donde comenzó la primer guerra donde se señalaban los unos a los otros, fue una lluvia de palabras y ar       gumentos que no eran fáciles de entender pero al final de ello acordaron trabajar en conjunto con otras áreas, apaciguando los ánimos ya que el Gran Kahuna ya estaba invocando al espíritu del Kīlauea y Mena estaba dispuesta a arrojarlo a las Fauces Fundidas del Insaciable GOR… pero afortunadamente no paso nada.

 

Una vez habiendo resuelto eso se procedió a dar la palabra al Artífice Ed quien es el que utiliza magia prohibida para alojar toda la información de El Vortex, dando una larga lista de conjuros y cosas raras que no comprendía pero sonaban interesantes, era como Abra Kadabra Disco de 500 Gigas, Riddikulus Spacius, algo de una memoria perdida de los Vishanti y no se que mas cosas. Jagr Demon rió frenéticamente y comenzó a discutir con Jagr, después la Legión de los Mil Ojos cuestionaron si podían seguir recolectando almas de cosplayers desvelados y nuevamente se dio lugar a una riña donde los fotógrafos decían “Dame mas espacio” y el Artífice respondía “Obligame prro” pero al final se decidió que era necesario todo eso para que el orden natural de las convenciones quedara estabilizado así que aceptaron la propuesta de agregar una pagina mas para las runas del Artífice Ed.

Bajo la mirada de aprobación del Jefazo, Mena Vox y los Jagrs, se procedió a resolver pequeños temas, que si las visitas, que si asistíamos a tal o cual evento, que si comprábamos trajes de dinosaurios, que si los calendarios, las estampas, los sets, los prints, el vellocino de oro y otras cosas extrañas; todos comenzaron a elevar sus voces, unos contra otros, comenzaron a exponer sus necesidades como parte vitalicia del proyecto, simplemente dio inicio una guerra ninja donde gritaban y apuntaban con el dedo de prioridades y diciendo porque sus necesidades eran más relevantes, los esbirros como yo solo corríamos de un lado a otro sirviendo café, galletas, servilletas y llamando a protección civil.

 

Al ver toda la ola de devastación solo pensé que lo mejor era renunciar, en una junta de esas podría morir, cuando ese pensamiento pasó por mi cabeza vi la cosa más terrorífica, el Jefazo mostró su técnica especial, con su traje tan pulcro y caro alzó la mano sosteniendo una botella de licor barato con una mecha encendida en la boca de la botella, era una bomba molotov de Tonayan lista para ser reventada en el suelo y quemarnos a todos, Charly Zombie ya tenia lista su moto-sierra y el Necronomicon conjurando algo demoniaco, Mena Vox estaba invocando nuevamente a una criatura de otra dimensión para que nos comiera vivos, El gran Kahuna junto con La Sacerdotisa estaban invocando al espíritu de la Lava, la Legión de los Mil Ojos apuntaban con todos sus Lentes y parecían ojos como la habilidad de Alucard, vaya que eso daba miedo, mientras eso sucedía los columnistas iban desapareciendo entre los archiveros de la sala, los cosplayers se pusieron sus pelucas y alistaron sus props, ya estaban listos para pelear un Sephiroth, una Raven, una Saber y un Goku.

La verdad es que vi mi vida pasar ante mis ojos hasta que un pequeño rayo de luz, ese sonido de las campanas a la entrada de los cielos anuncio algo que me devolvió el color al rostro, era el sonido de la hora de la salida, al escucharlo todos se calmaron, la rabia se fue y todos regresaron a la normalidad, comenzaron a tomar sus libretas, sus bolígrafos caros y salieron uno a uno por la puerta, todos sonreían y contaban malos chistes, parecía que nada había sucedido aquí, entonces entro Mari la chica de la recepción y me pidió ayuda para limpiar el desastre que ahí había, comenzamos acomodando las sillas y recolectando los teléfonos del carpintero, del señor de los vidrios y del cerrajero, juntamos la mayor cantidad de basura y corrimos a patadas a Jagr y Jagr Demon que habían robado unas cajas de galletas, no podían decir que ellos no fueron porque tenían sus sacos llenos de moronas, que vergüenza, Mari cerro la puerta de la sala y amablemente se despidió.

Tome mis cosas y me dirigí a la salida, la gran sorpresa es que ahí estaba el Jefazo, me dio una palmada en la espalda y me dijo “Chico, vi tu valentía ahí adentro, valoro a los tipos que se vuelven duros en situaciones difíciles, quiero hablarte de la iniciativa Vengadores… ok, no; Pronto dejaras de ser un becario”.

Se fue tambaleándose, ya se había bebido media botella gigante del Tonayan, pero bueno, creo que el Jefazo tiene planes para mí, me emociona y me preocupa un poco pero ya veremos de que se trata.

 

Comentarios

comments