DR. JABBERWOCKY |

El horror manifestado a través de la creatividad humana nos ha traído espeluznantes representaciones que si bien, por un lado, han logrado materializarse como grotescas apariciones de eso que nos aterra de nosotros mismos, también han logrado plasmarse en la cultura como iconos fascinantes dignos de idolatría y no hay que ser un genio para saberlo.

Monstruos hay de muchos tipos, sin embargo no dejo de preguntarme ¿qué hay de las criaturas gigantes, los kaiju? ¿Qué tanto horror pueden llegar a causar en el espectador? Por ello me di a la tarea de rankear a los monstruos gigantes más populares, poderosos y aterradores del anime.

A los gringos ya los conocemos, veamos si los japoneses pueden salvar el día:

#11 Ozaru – Dragon Ball / Dragon Ball Z / Dragon Ball GT

Varias veces vimos a Gokú, Gohan y Vegeta transformados en simios gigantes al ver directamente la luna llena, claro, mientras tuvieron cola claro. La habilidad especial de la raza saiyajin era transformarse en estos series que claramente se inspiraron del folclore sobre licantropía.

El instinto violento del Ozaru lo lleva a destruir cuanto esté a su paso, puede lanzar ráfagas de energía por la boca, dependiendo del poder del saiyajin, pueden destruir hasta un planeta entero entre más saiyajin haya transformados y bla bla bla… aburrido y sobrevalorado ¡next!

#10 Menos – Bleach

Kubo Tite introdujo una categoría de monstruo muy especial, los Menos. En Bleach los Hollow fueron alguna vez almas humanas que al morir no lograron cruzar a la Sociedad de Almas, lo cual los convirtió en seres huecos con máscaras semejantes a cráneos.

La clase Gillian, también llamada Menos, son Hollows que devoraron a otros y evolucionaron en criaturas sin pensamiento, las cuales sólo viven para destrozar y saciar su hambre de almas. Los Menos son Gillian gigantescos capaces de emitir ceros, ráfagas de energía capaces de destruir todo a su paso. .

Pese a su capacidad destructiva y asombroso tamaño, los Menos de clase Gillian son los más débiles en la jerarquía de Hollows y aún más en comparación con la gran diversidad de personajes creados por Kubo, los cuales tienen poderes increíbles, aunque muy jalados de la greña.

#09 Darkstones – Sacred Seven

Sacred Seven es un anime corto en el cual el personaje principal, Alma Tandoji, debe destruir a los Darkstones, piedras con vida propia que tienen el poder de poseer artefactos, personas y otras gemas que les convierten en monstruos gigantes con formas diferentes.

Las Darkstones necesitan consumir gemas de poder para aumentar su energía y crecer, lo cual aumenta su capacidad destructiva y sólo Alma puede derrotar usando el poder de Sacred Seven que se halla dentro de las Lightsones.

¿Entendieron? Yo tampoco, pero les juro que está buena la serie.

#08 D-Reaper – Digimon Tamers

Originalmente creado para borrar la sobrepoblación de digimons en Digimon Tamers, el sistema de seguridad Reaper mutó y se extendió tanto al mundo digital como al mundo real, borrando todo cuanto su cuerpo llegaba a tocar.

El D-Reaper es una masa amorfa de color rojizo que no es ni digimon ni humano, no conoce el término de maldad, es una entidad digital construida únicamente para borrar todo a su paso y consumir tanto el mundo digital como el mundo real.

Cabe mencionar que fue creado por Chiaki J. Konaka, un autor famoso por adaptar algunos de los mitos de Cthulhu a la cultura japonesa, por lo cual no es difícil adivinar el origen de ciertos atributos lovecraftianos en el D-Reaper.

#07 B’t Rafaello – B’T X

B’t X fue un anime fallido en muchísimas formas y el único villano que podía haber sido memorable (y no lo fue) era B’t Rafaello.

La obra maestra del Imperio de las Máquinas apareció como una criatura monstruosa creada gracias a la bioingeniería. Constituida por el ADN de todas las especies animales conocidas, las cuales inspiraron a la creación de los Betas, Rafaello poco a poco tomó control sobre la computadora central del Imperio y fue evolucionando al absorber otras formas de vida

A diferencia de lo ocurrido en el manga, el anime no alcanzó a mostrar a Rafaello en toda su maginificencia, tan sólo lo reflejó como una criatura gigantesca con tentáculos, fauces y capaz de lanzar rayos láser. Hacia el final Rafaello se convierte en una impenetrable esfera oscura que amenaza con destruir al mundo y sólo puede ser derrotado por la luz del sol que reside en Teppei (sí, el que se parece a Seiya y vuela sobre un pegaso robótico).

Ciertamente fue destruido por los cuatro debiluchos guardianes espirituales -meh-, pero quizá la imagen más atroz que nos legó fue el asesinato de los gemelos, dos niños al servicio del Imperio. Aunque ambos eran máquinas, el momento de su muerte no deja de ser grotesco y fuerte para el género shonen.

#06 Zorc Necrophades – Yu-Gi-Oh!

El último gran antagonista de Yu-Gi-Oh!, la serie original, no fue sino el mero creador del Reino de las sombras a quien el faraón Atem derrotó al sacrificarse, tan sólo para encerrar una parte de él en la Sortija del Milenio de Bakura Ryo.

El dios de la oscuridad fue capaz de vencer a Exodia y al Dragón Alado de Ra imbuido con el poder de los siete artículos del milenio. No fue hasta que Yami Yugi recordó su verdadero nombre, que la luz de los tres dioses egipcios fue fusionada en un último duelo de sombras y así Yami Bakura y Zorc fueron destruidos permanentemente.

Quizá no fue el villano más icónico de la serie, ni mucho menos el más representativo, sin embargo la razón de que haya sido especial fue que no se trató de una criatura más del duelo de monstruos. Su exorbitante tamaño y su demoníaca forma hacían ver a los dioses egipcios débiles, aunque quizá la característica que lo hace inolvidable es que su miembro viril era en forma de dragón, al parecer así es como los dioses intentaban destruir el mundo en el Antiguo Egipto.

#05 Juubi (La bestia de diez colas) – Naruto

Pese a mi repulsión hacia Naruto, era imposible dejar fuera de esta lista al Juubi (y no, no veo Naruto). Eones antes de que los ninjas existieran estaba el Dios-Árbol y una mujer llamada Kaguya Otsutsuki, quien al consumir su fruto adquirió el poder de una diosa a quien los celos hacia sus hijos la arrastraron a convertirse en una Bestia de diez colas llena de maldad -¡uy qué miedo!

La bestia de diez colas o Juubi, es considerada responsable de la vida en el mundo de Naruto y de donde se origina el ninjitsu. Ésta fue derrotada y dividida en nueve bestias las cuales fueron asimiladas por diversos pueblos conforme el tiempo avanzó. Al parecer todo iba bien hasta que Madara y Obito la revivieron y todo el mundo se fue al carajo, por lo cual Naruto reunió a la Alianza Shinobi para derrotarla.

El poder de esta bestia es descomunal, aunque no es como si alguno de los patéticos poderes ninja de Naruto sean verdaderamente fuertes, pero a los ninjas les gusta alardear. Juubi pasó por varias transformaciones que le convirtieron en un monstruo gigante con muchos brazos y capaz de dirigir ataques a cualquier localización en la Tierra, además de derrotar a la Alianza Shinobi y matar a varios ninjas en el proceso… equis, si Naruto le ganó, cualquiera puede.

#04 Espíritu del Fuego – Shaman King

El Espíritu del Fuego es sin duda uno de los grandes bad-asses del anime. Aun cuando el manga lo desarrolla de forma totalmente diferente, la versión animada nos mostró a un ser casi invencible al lado de Hao Asakura. El Espíritu del Fuego posee el poder de quemar los cuerpos de los shamanes y consumir las almas de otros espíritus para aumentar su energía.

Además, utiliza el oxígeno a su alrededor para manifestarse y cambiar su composición a la de cualquiera de los otros cuatro espíritus elementales, aunque en el anime sólo le vemos convertirse en agua, debido a ello puede regenerarse. Sus brazos pueden estirarse a voluntad y lanzar magma a más de 1200°C.

Manipulado por Hao, este espíritu logró hacerse de los Grandes Espíritus y tuvo quizá su momento más despiadado al devorar a Shamash, el espíritu de Iron Maiden Jean, cuando el plan de los X-Laws para atrapar a Hao dentro del portal de Babilonia falla.

#03 Ángeles – Neon Genesis Evangelion

La historia de Evangelion es en sí bastante compleja, sin embargo de ella se pueden extraer los Ángeles, quince criaturas de diverso tamaño y características que pertenecen a la progenie de Adán, el primero de estos seres y cuyo código genético es idéntico al del ser humano, pese a carecer de la forma de uno.

Quince años después del Segundo Impacto estas criaturas comienzan a aparecer de diversos lugares, algunas del mar, otras de la atmósfera, en orden de ocasionar el fin de la humanidad en un Tercer Impacto, hecho que efectivamente ocurre hacia el final de la serie.

Los ángeles poseen un Órgano S², el cual es una fuente ilimitada de energía y producen campos AT que sirven de defensa contra los ataques de los EVA y cualquier otra arma humana. Asímismo emplean estos recursos para proyectar ráfagas de energía, psicokinesis, levitación, regeneración y metamorfosis. El poder destructivo de los ángeles es en suma abrumador y espeluznante comparado con el de los monstruos nombrados anteriormente.

#02 Gaunas – Knights of Sidonia

Los Gaunas son seres extraterrestres que literalmente, destruyeron la Tierra y a casi toda la humanidad durante una guerra que duró 200 años, hasta que lo que quedó de la raza escapó en gigantescas naves semilla, entra las que destaca principalmente Sidonia.

Estos son seres inmensos regularmente, aunque pueden haberlos más pequeños; sus cuerpos están divididos en dos partes, poseen una membrana externa llamada placenta, la cual puede mimetizar la figura humana y configurarse complejamente como motores de Higgs, así como tentáculos.

La placenta de los Gaunas no es vital para su supervivencia, sino en todo caso es una membrana de protección de la cual puede prescindir y regenerarse a partir de su cuerpo verdadero, el cuál sólo puede ser destruido al ser perforado únicamente por lanzas Kabizashi. Por mucho, los Gaunas son los más poderosos y destructivos de los monstruos listados, aunque no lo más temibles.

#01 Titanes (Mujer, Colosal y Acorazado) – Attack on Titan

El origen de los titanes es desconocido, sin embargo son responsables por el aniquilamiento de por lo menos tres cuartos de la humanidad. Los titanes varían en tamaño y características, aunque usualmente parecen humanos asexuados y más altos que un hombre cualquiera.

Si bien la principal actividad de los titanes normales es devorar humanos por el mero gusto de hacerlo, los titanes que pueden transformarse en personas poseen razonamiento y trabajan sobre objetivos aún desconocidos, pero lo más impresionante son sus características específicas.

El titán Colosal mide 60 m. y logró derrumbar el gran Muro María de un sólo golpe; la titán Mujer es capaz de correr velozmente y esquivar ataques que un titán normal no puede, además de poder sentir misericordia o de actuar cruelmente; Y finalmente Acorazado destruyó las puertas principales para dejar entrar a los otros titanes en Shingashina.

Quizá lo más espeluznante del asunto es que los titanes sólo pueden ser asesinados al cortar un punto específico de su nuca con unas cuchillas lo suficientemente afiladas para atravesar su dura piel.

En Shingeki No Kyojin no hay armas de destrucción masiva, ni mechas, ni nada, la gente vive en la incertidumbre y ello hace a los Titanes los seres más temibles y letales de esta lista, pues no tienen un plan específico, ni voces, son monstruos gigantes sumidos en el silencio y marcados por el placer homicida.

No se conforman con destruir a los humanos, sino que los devoran, hecho que es representado en el anime de la forma más trágica, grotesca, espeluznante y sangrienta posible, tal como ocurrió a la madre de Eren en el primer episodio de la serie.

Y bien ¿qué sería de nosotros sin monstruos? ¿Pueden nombrar algún otro? Dejen sus comentarios.

Comentarios

comments