Como un niño de mediados de los 90’s e inicios del 2000 una de las series que más recuerdo con especial cariño son los Power Rangers y no porque fuera excepcional, o tuviera una gran historia o los mejores efectos, sino porque era divertido verla y jugar a ser uno de los héroes montado en un robot gigante destruyendo la ciudad villanos a diestra y siniestra.

Y debo admitir que cuando se anunció una película para ellos no pude evitar emocionarme aunque con muchas reservas y escepticismo. Por fin llegó el 2017 con este y otros relanzamientos (véase Kong) y para mi sorpresa… no es una mala cinta, pero es una terrible historia de Power Rangers que esta semana estará En Cartelera.

¿De qué va la historia?

5 chicos adolescentes encuentran unas extrañas piedras las cuales los convierten en héroes llamados Power Rangers que deberán defender la vida en la tierra de las manos de la malvada Rita Repulsa.

Si, esta podría ser la trama de cualquiera de las miles de series que hasta la fecha han sido producidas de la franquicia, sin embargo, tiene una GRAN diferencia que la separa del resto: trata de ser “realista” y políticamente correcta.

Este tratamiento conlleva a que los chicos ahora tengan problemas propios de su edad como son problemas con sus padres, dudas en su identidad o rechazo social, tratando de ser correcto en cuanto a las “razas” –Porque todos recordamos al Ranger Amarillo asiático y el Ranger Negro afroamericano–. Además da un giro más severo a Zordon y Rita los cuales no son tan risibles como solíamos recordarlos –ni siquiera Alfa–. Pero con todos estos cambios ¿Siguen siendo los Power Rangers?

¿Los nuevos Rangers?

Tan solo iniciar la cinta, nos damos cuenta que estos no serán una protagonistas como recordamos. No son un grupo de amigos y no son un grupo de chicos buenos. El inicio más bien parece sacado de The Breakfast Club con estereotipos marcados, cada uno con sus problemas y esto no sería malo, a no ser de que el desarrollo de su relación se toma el 75% de la película dejando muy poco para lo que esperaba ver: mounstruos, robots y efectos malos.

Los chicos comienzan su aventura desde que encuentran las monedas para hacer morfosis y pasan por el descubrimiento, negación, aceptación, entrenamiento y discusión ¡Sin las armaduras! Es claro que el diseño no gusto, pero que lo mostraran tan poco resulta bastante decepcionante. Esta idea de “no usemos los trajes” ya se había visto en la cinta Turbo: A Power Rangers Story llegando a ser considerada la peor cinta de los Rangers.

Aunque la cinta si resuelve varios puntos sobre como seria la vida un ranger, sus familias, el que sus habilidades de combate las desarrollen entrenando, o el origen de los villanos; es claro que esto no dominará ya que se enfocan en la parte humana y de conflicto que en bueno, salvar el mundo.

¡LA AMARILLA ES GAY!

Ok, el rumor de que la Ranger Amarilla es gay es cierto… a medias, pues se da a entender entre líneas, pero nunca directamente. Cuando esto se reveló, el alboroto en la red no se hizo esperar aclamando que era una gran cinta por dicho motivo, lo cual me resulta muy extraño pues no veo el aporte a la trama el que este o no la cuestión de su sexualidad. Vamos, está bien y es importante la inclusión en las cintas y más cuando es una que trata sobre la unidad, pero resulta muy morboso y ajeno al propósito original el que se le celebre un hecho que debería ser tomado como natural.

Si bien, la controversia por la inclusión de personajes que no ofendan a nadie se ha hecho presenten en varias cintas, no podría decir que es un mal elenco, cada uno cumple con su papel sin tener nada notable, ni siquiera Zordon (Brian Craston).

¿Y la acción?

Pero seguramente estarán pensando: Pero Mike, ya dinos, ¿los monstruos sueltan chispitas y caen por si solos en las peleas? A lo que yo les tendré que contestar ¿¡Cuáles peleas!?  Y es que, aunque la acción y combate debieran de jugar un papel central, son relegados a un segundo plano que solo es explotado durante la última media hora de metraje.

La pelea –porque si, la importante es UNA– no tiene ninguno de los efectos emblemáticos, solo vemos UN arma de los rangers y ni siquiera es tan buena la coreografía de pelea. A su favor, los efectos se ven bien y los trajes de los rangers se ven muy bien, luciendo mejor a todo color –como se supone sea–.

Pero si la pelea con los minions es mala ¿Qué pasa con los Zords? ¿Lucen geniales verdad? ¿VERDAD?

Como matar la nostalgia en 10 segundos

Debo aceptar que soy un fanático de los robots gigantes y los Zords o Dinozords, me hacían una enorme ilusión verlos en combate, después de todo, no podía estar tan mal… error.

Los robots lucen bien, pero la primera vez que salen solo es para emocionarnos y ni siquiera podemos apreciarlos bien ¡porque aparecen a oscuras en una cueva! Pero esperé y el momento llegó. El mounstruo gigante apareció, los rangers llamaron a los zords, COMENZÓ EL TEMA PRINCIPAL y… solo duró 10 segundos ese segmento.

Déjenme poner algo en claro. La nostalgia, es un factor que hace que películas como ESTA funcionen. Si, puede llegar a los niños, y si, puede que muchos estén (estemos) viejos para esto. Pero esa ilusión de ver lo que de pequeño te causaba tanta emoción una vez más es lo que mueve a las grandes producciones. Y aquí, me encuentro en un caso que no puedo tolerar, pues pase más de hora y media esperando ese momento para que solo durara DIEZ SEGUNDOS, ¡DURA MÁS LA INTRODUCCIÓN DE ALFA QUE EL TEMA REPRESENTATIVO DE LA SERIE!

Pero por más que todas mis esperanzas y anhelos de nostálgico se vieran destruidas, no puedo catalogar la cinta como terrible, pues, con su intención de integrar a sus personajes correctos, en una trama que trata de aterrizar a un mundo más creíble el mito de los Rangers, lo logra de forma acertada. Si a mí me lo preguntan, no es una mala cinta, simplemente, no es una película de los Power Rangers y si tu estas dispuesto a verla, te recomiendo que vayas dispuesto a aceptar este nuevo giro de turca.

Comentarios

comments

COMPARTIR
Artículo anteriorGuía de Animes: Primavera 2017-Parte2
Artículo siguienteEventos en Abril 2017
Amante de los videojuegos, anime y demás intereses geeks desde pequeño. Con el tiempo me volví el critico de todo lo que veía y ahora estoy aquí escribiendo de todas mis aficiones. Developer, gamer, geek, friki y más, todo en uno.