Esta nueva adaptación ha dado mucho de qué hablar desde su estreno el pasado 26 de octubre. Estábamos acostumbrados a Sabrina: The teenage witch, (protagonizada por Melissa Joan Hart) una comedia rosa, donde ella, mitad mortal y mitad bruja lidiaba con los problemas de ser adolescente en un mundo mortal. ¿Pero qué tal esta nueva adaptación?

La historia deja a un lado a la Sabrina que conocimos en los noventa, es decir, no hay punto de comparación. Si bien no es 100% fiel al cómic Chilling Adventures of Sabrina publicado en 1960, nos muestra algo más apegado; protagonizada esta vez por Kiernan Shipka.

Todo comienza en un mundo de fantasía, donde predomina una estética lúgubre, realzada por su iluminación y fotografía en clave baja. De entrada, nos topamos con una Sabrina que está a punto de cumplir 16 años, para esto sus tías Hilda y Zelda son quienes la cuidan y preparan su bautismo oscuro, que será durante el eclipse rojo, donde Sabrina deberá entregarse por completo al Señor oscuro y a la iglesia de la noche para dejar atrás todo lo que ha vivido en el mundo mortal, incluyendo a sus amigos y a su novio Harvey.  A la trama le da sabor una bruja resentida con Edward Spellman (Padre de Sabrina) y que juró vengarse de él, por ello se une a Sabrina y bajita la mano le hace la vida imposible.

La ambientación de esta historia está llena de simbolismos, el entorno oscuro, con materiales y vestimentas que destacan conforme a cada uno de los personajes; Sabrina por ejemplo, casi siempre usa una prenda roja, representando el riesgo y destacando, además, el ir contra las normas impuestas, nos hace creer que se desarrolla en décadas anteriores, porque hay detalles como la ropa de la tía Zelda, que va ambientada a la década de los 30, o el vestuario de Ambroise, de los 70.  Respecto a efectos visuales, he de confesar que creo que los monstruos y criaturas que aparecen no están mal, pero pueden ser mejores, sobretodo, más realistas. Por supuesto que al hablar del tema de la brujería y Halloween encontramos referencias hacia la cinta The Witch, Halloween, o la serie Riverdale.

De muchas maneras en que sea visto, Chilling Adventures of Sabrina apela a la libertad femenina y perspectivas de género, reviviendo las situaciones que en algún momento han pasado muchas personas en distintas épocas. Podemos toparnos con el mundo mortal, donde a pesar de la cierta “libertad” encontramos situaciones de acoso escolar, además de sumisión en la parte fanática del mundo oscuro. Distingue la magia negra de lo que sería el club WICCA, fundado por Sabrina y compañeras de la institución del mundo mortal, apelando al empoderamiento femenino.

Decididamente, Sabrina es una serie apta para todo aquel amante de la oscuridad. No es una serie que te sacará gritos y te aterrará, pues finalmente es una trama adolescente, pero hay detalles bien cuidados, finales de episodio que te dejan con la incertidumbre necesaria para ver el siguiente episodio. Así que… si quieres inmiscuirte en el mundo de Sabrina, aprovecha este Halloween. Te dejamos el trailer a continuación.

 

Comentarios

comments