No es ninguna mentira afirmar que Assassin’s Creed ha generado a través de un gran número de títulos un grupo de seguidores apasionados por su universo, ansiosos por consumir más y es que, después de sagas como la de Ezio y Altair, es difícil no enamorarse de todo el lore del juego. Poco paso antes de que alguien –un ejecutivo probablemente– viera con ojos de Rico Mac Pato esta pequeña mina de oro y comenzara una explotación de la franquicia que fue desde libros, figuras, comics, hasta llegar a hoy donde estamos a punto de ver el nacimiento de la película de Assassin’s Creed.

Sinopsis

Cal Lynch (Fassbender) es un descendiente del asesino Aguilar, quien se verá envuelto con la organización Abstergo quienes buscan explorar las memorias de su ancestro para un fin mayor.

NADA ES VERDAD

De entrada esta podría ser la trama que todos esperábamos ver, de hecho, guarda cierta similitud a la historia de Desmond Miles en los juegos, sin embargo y como dice el credo NADA ES VERDAD.

La cinta inicia con la introducción de Cal de niño donde vemos el trágico contacto que tiene con el credo de los asesinos lo cual –suponemos– lo lleva a prisión muchos años después. Ya en prisión es sentenciado a muerte y presuntamente ejecutado pero en realidad es secuestrado por Abstergo para usarlo en el animus.

Aunque la historia que se nos presenta resulta interesante de inicio, el ritmo se torna lento y aburrido tomando demasiado tiempo en explicar los motivos detrás de Abstergo y los templarios, siendo redundante y hasta confuso al ver las diferentes partes discutir cuál es su verdadero propósito y por más que me gustaría decir que las secuencias del pasado salvan la película, me temo que este no es el caso.

Dentro del animus

Las secuencias del pasado –Con el asesino Aguilar– son lo que más se disfruta de la cinta pues es cuando vemos a los asesinos actuar como deberían y en un escenario más elaborado que solo instalaciones cerradas. Por desgracia, no es del todo apreciable este elemento por la dirección de cámara que no decide enfocar o mantener fija la toma, dando de saltos que en lugar de dar dinamismo, provocan que se pierda la acción o simplemente se vea algo que no resulta relevante.

Personalmente encontré molesta esta forma de presentar la acción y lo peor es que los elementos del pasado sirven como mero pretexto para introducir secuencias de pelea, persecución y no aportan mucho a la narrativa, solo permiten sacar al espectador del letargo.

Si hay que conceder algo a esta producción es su cuidado de las locaciones, vestuarios y demás elementos que ofrece visualmente, ya que es exquisito la forma en la que contrastan los escenarios del pasado con los del presente y todo luce muy bien.

Los peores templarios…. Y los peores asesinos

La actuación de Fassbender y compañía no se puede criticar, pues resulta ser un buen trabajo del elenco. Por otra parte no se puede decir lo mismo de las motivaciones y actuar de los personajes a los que interpretan.

Los templarios son los peores de todos y no en un buen sentido. Tratando de dar profundidad a estos villanos la película cae en una sobre explicación de sus motivos la cual resulta sin mucho sentido, pero lo peor es todos los errores que cometen de manera absurda, por listar algunos:

  • No tener armas en un lugar lleno de asesinos
  • Dejar armas a los asesinos
  • Dejar sin vigilancia un asesino con una cuchilla
  • No tener seguridad en la reunión de templarios
  • Y un largo etcétera.

Los asesinos no salen mejor librados y es triste ver que estos, quienes deberían importarnos, terminan siendo los “chicos buenos” porque no son los templarios. A parte de su carente explicación y extraña fijación por los frutos del edén, en todo momento la cinta los presenta como únicos y muy variados –viva la multiculturalidad– pero no se alcanza a sentir especial a ninguno de ellos aparte del protagonista. Pero lo peor es el actuar de sus miembros contradiciendo todo lo que van creando, ejemplo de ellos es SPOILER cuando intentan matar a Cal para terminar salvándolo y convirtiéndolo en una clase de líder –al carajo con la lógica–  SPOILER

Si de adaptación se trataba

Y por mucho que me gustaría decir que esta es una película para los fanáticos del juego, siento que en especial este grupo va a detestar esta producción. Como fan debo decir que me siento decepcionado de no ver tantos elementos como me gustaría o a los personajes que conocemos, pero debo conceder la intención de hacer algo freso y fácil de digerir para los que no son fans (Para leer más entren a la entrevistas aquí).

Lo más cuestionable en este apartado es la nueva imagen del animus y el poco tiempo que tiene en pantalla los asesinos (con trajes y todo) porque la mayoría del tiempo nos la pasamos viendo a Cal con sus dilemas y templarios.

TODO ESTA PERMITIDO

Finalmente no encuentro motivos para invitar a ir a las salas y ver Assassin’s Creed pues no tiene –al menos no para mí– ningún punto por el que valga la pena. Es una lástima como desperdiciaron un universo tan basto como este y ojala Ubisoft cuide esta franquicia ya que entre los últimos juegos y esto, no tiene muy buena pinta la dirección que lleva el barco con bandera asesina –o templaría–.

Assassin’s Creed se estrenó el 5 de Enero de 2017 en las salas de México.


FICHA TÉCNICA

Director: Justin Kurzel
Protagonistas: Michael Fassbender, Marion Cotillard, Jeremy Irons 
Duración: 1 hora 55 minutos
Idioma: Inglés y español
País: UK | Francia| Hong Kong | EUA
Año: 2016
Fecha de estreno (México): 5 de Enero de 2017

Comentarios

comments