Por Ivi Sama

Después de tanto tiempo volví para escribir mi reseña de Summer Wars, una película que no debes perderte.

Como todos sabemos, en la actualidad usamos demasiado el internet, como las redes sociales, por lo que fácilmente podemos hacernos adictos a no estar  ni un día al tanto o de actualizar nuestras comunidades virtuales; pero muchas veces desconocemos el poder de la información que día a día vertimos en éstas. De esto se trata esta película que se estrenó a finales  del 2009, dirigida por Mamoru Hosoda (director de las primeras dos películas de Digimon).

La red social del filme se llama OZ, maneja redes como las que tenemos hoy en día, pero se junta con una banca en línea, servicios públicos, servicios de emergencia, telecomunicaciones de todo tipo e, incluso, con la Seguridad Nacional; también las personas normales pueden adquirir trabajos remunerados o pueden conocer gente nueva.

 

La historia se centra en Kenji Koise, un chico realmente bueno para las matemáticas. En sus vacaciones, trabaja en el área de seguridad de OZ. Pero un día Natsuki Shinohara, quien resulta ser la chica más popular del Instituto donde estudia, le ofrece un trabajo a Kenji en el cual tendrá que pasar unos días con su familia haciéndose pasar por el prometido de ella para que su abuela, el día de su cumpleaños, piense que su nieta ya tiene un futuro esposo y así no la decepcione.

Kenji intenta instalarse en el hogar Shinhara, pero cuando recibe un texto anónimo con un código de puros números, no puede resistir la tentación de resolverlo. Lo que Kenji no sabe es que al resolverlo desatará a un monstruo sobre el mundo de OZ.

A medida que el mundo se cae a pedazos sin tecnología, el equipo formado por la familia Shinhara, intentará salvar lo que queda tanto de la cibernético, como del mundo real.

 

Summer Wars intenta mostrarnos nuestra obsesión por la tecnología y cómo sin ella se desmoronaría una sociedad humana. Ésta es una situación muy real que maneja perfectamente Mamoru Hosoda en su película.

 

El diseño de personajes es exquisito, la ambientación en Japón, los fondos increíbles y la animación es muy buena ya que es muy colorida; las batallas son realmente excepcionales con muy buenos efectos, así como un lado sentimental donde podemos soltar algunas lagrimas; multitud de elementos para una gran película. Por lo anterior, Summer Wars es una cinta que debería estar en la memoria de todos y que les emocionará verla, así que los invito a disfrutarla en cuanto les sea posible.

Comentarios

comments