Las películas de Thor son una las no tan favoritas cintas en el MCU, teniendo seguidores que las ven como buenas cintas porque sale Chris Hemsworth y los que a los que les disgustan sin llegar a ser como la cuestionables como Iron Man 3. Desde los primeros momentos han llegado reseñas bastante positivas lo que nos hace preguntarnos ¿Qué ha cambiado desde la segunda entrega para que tenga esta recepción?

Dirigida por Taika Waititi, quien se incorpora al equipo Marvel en esta entrega, y con la participación de Chris Hemsworth como Thor, Mark Ruffalo como Hulk y Tom Hiddleston como Loki, Thor Ragnarok se estrenó el pasado 2 de noviembre en México y es lo que tenemos esta semana En Cartelera.

¿Donde dejamos a Thor?

La ultima vez que vimos a Thor fue en la era de Ultron cuando decidió regresar a Asgard por una serie de visiones que tuvo. Recientemente el dios del trueno ha estado teniendo imágenes del Ragnarok y ha pasado su tiempo buscando como detenerlo. Tras aparentemente vencerlo a Surtur, responsable del Ragnarok, Thor regresa a Asgard para desenmascarar a Loki que se estaba haciendo pasar por Odin y juntos parten para traer a su padre de vuelta. Pero no todo sale como esperaban y cuando finalmente lo encuentran solo es para dar paso a la liberación de Hela, la diosa de la muerte, que tratará de gobernar Asgard y de paso, termina destruyendo el martillo, derrotando a Thor y Loki y enviandolos a Sakkar, hogar de El Gran Maestro.

Y eso pasa en tan solo los primeros 30 minutos de la cinta por lo que ya se pueden ir haciendo a la idea del ritmo general que tendrá.

Guardianes de la galaxia Asgard

Como se pueden ir imaginanado, el problema principal se centra en enfrentar a Hela, salvar Asgard y evitar el Ragnarok, para lo cual Thor deberá reunir su propia pandilla de guerreros y lograr dicho objetivo.

Este caos que se puede sentir desde el comienzo, provoca que a diferencia de las dos cintas anteriores, ahora tengamos un dinamismo muy marcado en todo lo que ocurre, pues constantemente estamos siendo bombardeados con escenas de acción o chistes que bien parecen haber sido tomados -por no decir copiados- de la franquicia Guardianes de la Galaxia. Este cambio de tono le sienta bien a la cinta, pero al mismo tiempo terminan por afectar su identidad.

Vamos primero por la parte positiva; este cambio resulta refrescante para los personajes quienes solían ser demasiado serios por su estatus de dioses. Esta actitud más relajada viene acompañada de una gran dosis de acción que hacen que Thor, que si bien ya se veía poderoso en la segunda parte, ahora resplandece en todo momento y más con las nuevas habilidades que adquiere a lo largo del metraje.

Del otro lado de la balanza, la comedia ha aumentado en todo sentido y esto resulta un poco contrastante con lo que ya conocíamos. En varios momentos los chistes son adecuados, pero por otra parte en situaciones que deberían resultar serias, se tornan en un chiste para romper con la tensión del momento. ¿Por qué con GotG funciona y aquí no? La respuesta surge en su pasado, si bien Thor por naturaleza resulta ajeno a la tierra, cuando esta en Asgard y en el espacio debería estar en su habitad natural pero no llega a realmente ser así.

Un viaje psicodélico musical

Llegando a la parte técnica Thor cuenta con una gran calidad visual que va desde el diseño de escenarios, los vestuarios y la música.

Las efectos visuales ocupados en esta ocasión resultan sumamente atractivos y acompañados del ritmo frenético, permiten que sea una experiencia agradable. A decir verdad, la combinación de colores es lo que más destaca, olvidando la paleta oscura de la segunda parte y presentando un colorido viaje que solo habíamos podido ver en el Bifrost y que igualmente está presente en esta ocasión.

La música es igual de disfrutable, en especial cuando se combina con la acción. Si bien lo memorable consiste en canciones licenciadas, el score resulta funcional.

Un mejor equipo

Así como el cambio le sienta bien al ritmo y al estilo de la cinta, esto también afecta -para bien- a los personajes y actores. Los que regresan a su papel como Thor, Loki y Banner se nota una experiencia bastante amplia y con una mayor libertad para agregar -o quitar- una capa a sus actuaciones.

Por otro lado los nuevos personajes como Hela se adaptan muy bien al elenco que conocemos de este universo. Cate Blanchett tiene una excelente caracterización de la villana luciendo hermosa y amenazante en todo momento. Aunque a nivel de personaje seguramente se unirá a las listas de villanos desperdiciados.

Pero definitivamente, y a quien todos esperaban ver, es al gigante esmeralda, el máximo gladiador, el increíble Hulk. Sin entrar en muchos detalles ni spoilers, Hulk funciona como un elemento para ayudar a Thor en su aventura sin que se robe mucho peso o los mejores momentos. Resulta muy placentero ver como sus escenas se caracterizan por un humor sencillo y un poder que asustaría hasta a los más grandes guerreros.

¿Y el material original ‘apa’?

No podía cerrar esta reseña sin tocar el punto más controversial de todo: los comics. Como sabemos, los fanáticos somos un espécimen raro que es muy susceptible a molestarse en caso de que nuestras amadas historias se vean traicionadas.

En esta ocasión aunque el material de referencia no es totalmente respetado y se toman muchas libertades, la idea de las comics que da pie a todo, está presente. Por ejemplo, muchas de los conceptos de Thor Ragnarok (comic) son tomados y utilizados aquí. Pero donde sufre más problemas es con historias como Planet Hulk ya que como muchos sospechábamos, quedan reducidos a una mera referencia.

Como fanático de las cintas de superheroes puedo asegurarles que esta es una entrega muy disfruta ble ya que tiene justo lo que esperaríamos de una cinta de su clase: efectos, batallas, comedia y personajes entrañables. Y aunque la comedia se siente sobrada y exagerada en varios momentos, puede ser pasado por alto por los más permisivos. Si quieren pasar un buen rato, o prepararse rumbo a Las guerras del infinito, esta es una excelente opción para disfrutar esta semana En Cartelera.

Comentarios

comments