No es sorpresa para nadie que Netlfix, la compañía de streaming más popular en todo el mundo, continúe ampliando su catalogo de producciones, incluso en el genero animado. Este diciembre, llegó la continuación de una gran serie creada por el mexicano Guillermo del Toro la cual lleva el nombre de Trollhunters y que desde su primera temporada recibió grandes halagos de la critica y los fanáticos.

Esta segunda entrega continua las aventuras que quedaron inconclusas al final de los 13 primeros episodios y que, junto con ARG, Blinky, Clara, Toby y Jim, busca entregarnos otros 13 capítulos llenos de emociones varias e historias de gran calidad. Si no has visto la primera parte, te recomiendo ir directamente a verla antes de continuar con esta nota pues, aunque los spoilers son menores, pueden arruinar parte de las sorpresas que Del Toro presentó en 2016.

El regreso del héroe

Después de vencer diversos enemigos y lograr reunir las piezas para abrir el puente portal entre ambas tierras; Jim Lake, nuestro cazatrolles, decide partir solo para recuperar al hermano de Clara quien fuera secuestrado por los cambiantes. La historia continua poco tiempo después con Clara y Toby manteniendo las apariencias mientras Jim se encuentra del otro lado. Aunque ellos no pierden las esperanzas de que regrese, no pasa mucho tiempo antes de que, de ambos lados, todo empiece a tornarse complicado.

Por una parte, el consejo quiere destruir el puente para evitar que Gunmar pueda tener oportunidad de salir, mientras que, del otro, Jim lucha por sobrevivir y encontrar a Enrique. En una frenética carrera por salvar al bebe y detener al consejo, nuestros héroes se ven envueltos en más problemas provocando que el puente sea destruido, el bebe rescatado y Jim capturado por Gunmar.

Como pueden ver, la historia nunca detiene su marcha y por más que sigue avanzando, nunca es para poner más fácil la situación para nuestros protagonistas.

Viejos compañeros, nuevos peligros

En esta segunda temporada regresan todos los personajes que ya conocíamos: Clara, Toby, Draal, Chomsky y Blinky como el equipo principal.

Del lado de los villanos, está Gunmar, los cambiantes y otros personajes sorpresa que se vuelven gratos de descubrir. Tan pronto inicia la temporada, conocemos a algunos que si bien su desarrollo no es tan profundo –recordemos que es una serie infantil– justifican su existencia y ayudan a crecer al resto del reparto.

A nuestros héroes se unen viejos conocidos que en la entrega previa tuvieron una participación menor como Steve y Pepperjack quienes tienen un nuevo giro bastante interesante que permite ampliar el sequito de Jim. A estos cambios sumamos algunos enemigos y aliados que entregarán más de una sorpresa a los seguidores, estos cambios, en lo personal, se sienten bien trabajados e incluso se insinuaron en la temporada 1, por lo que son bien recibidos.

Aunque los villanos no incrementan o varían substancialmente, hay que aceptar que los pocos que se integran o los nuevos contratiempos para el equipo de Jim, ayudan a balancear e incluso favorecer a los malos, por lo que en muchas ocasiones se encontraran en desventaja sin siquiera saberlo, algo extraño para una serie infantil.

Un mundo más grande, con la misma calidad

Para hacer juego con estos cambios, tenemos la misma calidad que Dreamworks entregó, destacando no tanto su animación, sino su marcado estilo. El diseño de los trolls es único, cada uno se ve y mueve de forma particular y aunque existen unos cuantos diseños comunes, esto tiene una explicación lógica más allá de pura flojera.

El apartado del mal es donde la serie luce por sus increíbles diseños que combinados con la animación logran crear una experiencia maravillosa. Las tierras sombrías dan pie a un diseño oscuro –duh– y monstruos impresionantes que hacen rival a nuestro héroe. Son estos los momentos donde el arte se puede apreciar en su máximo apogeo.

El lado humano es donde más falla la serie pues en comparación a lo ofrecido del lado troll, se ve aburrido y carente de vida o emoción. Incluso las secuencias de pelea y persecución llevadas aquí no resultan tan asombrosas con sus contadas excepciones.

Un formula que funciona en casi todo momento

La formula que ha construido Trollhunters se basa en el hecho de hacer crecer sus personajes en algún aspecto en cada episodio y aportar una pista o vistazo a como se desarrollará la trama global. La serie no tiene miedo de mostrar temas complejos y hacer pasar a sus personajes por situaciones complicadas que en otras series se resolverían casi por arte de magia.

Y aunque en el 95% de los casos esta formula funciona, los episodios donde se ve más diluida o decide tomar otro enfoque, son los que más lo recienten. Por ejemplo, el episodio donde son encerrados en detención se siente como un gran tributo, más no como algo realmente relevante, el problema, es que no los puedes omitir ya que lo poco que aporta, es necesario para entender los episodios consecuentes.

Pero el problema más grande la serie se encuentra en sus capítulos finales, pues introduce muchos elementos en los 2 últimos capítulos y nos encontramos con demasiados cabos sueltos con muchas preguntas sin respuesta. No es que el dejar la duda abierta sea malo, sino que la manera de presentar estos arcos pendientes se siente apresurado, llegando a verse como si hubieran tenido que condensar lo de varios episodios en los últimos minutos.

Un futuro excitante

Pero veamos el lado positivo, el hecho de dejar abierta una gran cantidad de subtramas, indica que la tercera temporada estará cargada de contenido de calidad y aunque aun no sabemos en que momento llegará a la plataforma, existe la posibilidad de que sea en el próximo año, con suerte, en las mismas fechas.

Esta segunda temporada se puede resumir como el inicio de un conflicto de mayor escala, sembrando los elementos que serán clave para enfrentar a Gunmar, su ejercito y otros males que se vislumbra, regresarán.

Las vacaciones decembrinas se encuentran próximas y si al igual que yo, disfrutas gran parte de ellas poniéndote al día con series, películas o caricaturas, Trollhunters 2 debe ser una de las que debe incluir en tu lista. Si ya te encontrabas enganchado con la serie, esta entrega no de defraudara, si eres recién llegado, es la perfecta oportunidad para entrar a los 26 episodios.

Comentarios

comments