En el mundo del Gaming, Nintendo siempre se encuentra en boca de todos ya sea para bien o para mal, y aunque muchos aun se encuentran escépticos respecto a su más reciente consola: Nintendo Switch, desde su salida ha conseguido consolidar un catalogo de títulos nada despreciables y hoy visitaremos su más reciente apuesta.

Continuando esta tendencia por consentir a sus fans, la gran N trae uno de los crossovers que muchos no lográbamos imaginar, en conjunto con Ubisoft, y aprovechando dos de sus más grandes franquicias, es que nos traen Mario + Rabbids Kingdom Battle.

Empieza la invasión de Rabbids

La premisa del juego es simple: una científica ha creado un dispositivo conocido como “El SuperMerge” que puede ayudar a combinar dos cosas en una nueva creación –complejo de alquimista, ya saben–. Y como cualquier invento, fue creado para el bien, cosas como solucionar la Crisis Energética, solo que no tomó en cuenta que pasaría cuando los Rabbids pusieran sus manos sobre él. ¿Cuál fue el resultado? Absoluto caos, tras encontrar divertido transformar a sus compañeros en personajes de Mario, las mascotas de Ubisoft son llevadas a invadir Mushroom Kingdom, todo mientras persigues aun Rabbid de nombre Spawny, el cual debes atrapar antes de que uno de los malos lo alcance. Una historia simple pero con la capacidad de divertirnos.

Los encuentros de los Rabbids transformados en sus homólogos del Reino de los Hongos, son capaces de generar risas genuinas y gráficamente Mario + Rabbids es un juego impresionante, lleno de creatividad, que a mi parecer, supera con creces a otros títulos de Nintendo Switch.

Una mezcla extraña, pero efectiva

Una de las grandes sorpresas de esta entrega fue precisamente su cambio de gameplay el cual puede sonar intimidante para aquellos que estén más acostumbrados al estilo plataformero, sin embargo como cualquier buen juego, Ubisoft hace un gran trabajo en la explicación de la jugabilidad desde el Capítulo Uno por lo cual al jugador no le costará trabajo acoplarse.

Nadie nunca ha jugado un juego Mario mezclado con XCOM antes, por lo que Kingdom Battle crea una experiencia que ofrece un nivel similar de complejidad sin abrumar con la dificultad. Entre más juegues más encantado quedarás con el estilo de combate y esta experiencia aumenta conforme comienzas a desbloquear nuevas técnicas y aprendes a combinar diferentes habilidades de los personajes.

Así mismo, se introduce un sistema por clases, donde los personajes tienen habilidades que los distinguen. Por ejemplo, Bounce puede enviar un enemigo volando alrededor del mapa, empujar y puede lograr que la miel y la piedra se congelen en su lugar. Esto se complementa brillantemente con la variedad enemiga y aliada, lo que significa que constantemente querrás cambiar de arma o de técnica dependiendo del enemigo que enfrentes.

Y ya que hablamos de los enemigos, estos no son tan fáciles como los Goombas, notarás que algunos se quejan y te acusan cada vez que son golpeados, lo que significa que debes ser muy consciente de la forma de atacar a los enemigos: tomar distancia, cautela y vigilar a tú adversario conforme se mueve.

Las peleas con los jefes son bastante buenas y no solo eso, al momento de realizar un ataque con cualquiera de tus personajes, y dependiendo de donde se encuentren, ya sea el enemigo o tus compañeros, puedes generar ataques con efecto en cadena, por ejemplo, puedes tratar de enviar a un enemigo a volar fuera de la arena y generar un gran final de fotografía.

No todo es miel sobre hongos

Ya hable muy bonito del juego, ahora es el turno de mencionar lo que no es tan bonito. Sin importar cuantos juegos de Mario he jugado, la dificultad en este fue bastante notoria. A lo largo de cada capítulo hay puntos donde la dificultad crece y puede parecer muy injusta si no te encuentras bien preparado, lo cual te obligará a retroceder niveles y completar desafíos que pensaste podías saltar fácilmente.

Una ventaja que tuve al ser siempre adicta a recoger monedas y no dejar ninguna –un problema que tengo en cualquier juego– fue que fácilmente pude hacerme de mejores equipos. Si eres de los que solo busca terminar por terminar, existe el modo fácil que te da un 50% de salud extra, pero siempre he sido muy orgullosa cuando se trata de jugar un juego por primera vez, La regla: No guías, Nada de fácil.

La selección de personajes resulta de vital importancia para la progresión del juego. Debes de pensar bien si ocuparás la escopeta del Mario Rabbid para producir un golpe brutal o el alcance francotirador de Luigi –¡les dije que tienen armas!–. Por desgracia, no sabrás a quien necesitas hasta que te toque enfrentar al enemigo. Por lo cual prepárate a reiniciar la batalla varias veces si es necesario.

Un punto malo del juego, es que no hay mucho que hacer, fuera de las batallas, puedes vagar en todo el mundo sin ningún problema, claro si no tomas en cuenta la caza de cofres que pueden incluir armas, modelos de los personajes, la música y el arte. Pero fuera de esto, nada más.

Una experiencia completa

Mario + Rabbid Kingdom Battle es un gran acierto por parte de Nintendo y Ubisoft, un título no solo original, si que se percibe con un aire renovado para los juegos del ex-fontanero y que tiene lo suficiente para mantenerte entretenido un buen rato.

Comentarios

comments