Las desarrolladoras de videojuegos nacen, crecen, se expanden o son absorbidas, perseveran y viven hasta que tus nietos juegan sus juegos o simplemente desaparecen y algunas, por más que lo intenten, nunca desaparecerán –cof Capcom cof–. Sin embargo, me llena de alegría el corazón reconocer que hay otras que han logrado su camino desde hace muchos años a base de esfuerzo, dedicación y claro, buenos juegos y es por eso que decidí hacer un texto histórico bastante largo, así que si no te gusta leer, ni la historia de los videojuegos, ¿qué chingados haces en mi columna? Percebe.

Uno de los grandes contendientes de los últimos años que ha captado la luz gracias a sus excelentes y galardonados títulos es Naughty Dog,sin embargo, esta fuerte compañía no siempre fue lo que hoy conocemos y antes de crear algunas de las mejores experiencias cinematográficas en un videojuego eran tan solo dos amigos programando en sus casas, ¿Quieres saber más? Acompañame en esta, seguramente aburrida, ¡aventura a lo ruco y olvidado!….¡RETROSPECTIVA!.

De humildes orígenes…

La compañía fue fundada por Jason Rubin y Andrew Gavin en 1984. Para ese entonces se hacían llamar JAM Software, siendo JAM un acrónimo de Jason & Andy’s Magic, y su primer título fue un juego de matemáticas, Math Jam, para la Apple II el cual nunca pudieron vender. Sin embargo no fue sino hasta 1986 que su segundo título, Ski Crazed, entró al mercado gracias a una pequeña publicadora, BaudVille. Por $250 dólares Jason y Andy habían vendido Ski Crazed para la Apple II y la Commodore Amiga y así por fín habían entrado formalmente a la industria.

Para 1987 JAM Software habría lanzado su tercer título, DreamZone, uno de los primeros Point & Click/Adventure que te sitúa en un sueño de tu personaje del que estás tratando de escapar. La Apple II, Commodore Amiga y otras computadoras personales de la época podían correr el juego lo que lo convertía en un título multiplataforma y es en este mismo año que los fundadores deciden cambiar su nombre a Naughty Dog. La compañía había cobrado cierta notoriedad y en 1989, Electronic Arts –sí EA antes de ser EA– firmó un contrato con Naughty Dog para hacer un par de títulos. En ese año estrenaron Keef the Thief para las consolas antes mencionadas. En 1991 EA decidió publicar, para la SEGA Genesis, Rings of Power tercer juego de la compañía, un RPG con perspectiva isométrica en el que controlas a un joven hechicero que debe conseguir 11 anillos de poder para exterminar al “Vacío”. El juego, inicialmente, estaba diseñado para la PC pero fue cancelado y redirigido para la SEGA Genesis.

Pese a que ya habían hecho un par de juegos, la compañía se encontraba en bancarrota y Jason y Andy estaban más enfocados en sus estudios. Naughty Dog estaba por desaparecer pero, en 1992, Trip Hawkins uno de los fundadores de EA a punto de lanzar la espantosa 3DO, contactó al estudio y como conocía su trabajo, les fue encargado un juego de peleas, Way of the Warrior, un juego creado con Motion Capture, el mismo método de los primeros Mortal Kombat. Como era de esperarse el juego adoptó muchas similitudes con MK, si no es que todas hasta los personajes son amigos de los desarrolladores. Pese a que el juego y la consola no tuvieron un buen recibimiento, su trabajo con Way of the Warrior llamó la atención de Mark Cerny, de Universal Interactive Studios, productor de Sonic the Hedgehog 2. Gracias a ese contacto lograron firmar un contrato por tres títulos y además del financiamiento para la expansión de la empresa.

El nacimiento del bandicoot

El año es 1994 y la compañía, ahora con más staff y presupuesto, se dispone a crear un nuevo juego de plataformas con un personaje central que pudiera explotar las emergentes tecnologías del 3D y, con el cimentado éxito que las compañías habían creado con sus mascotas, Naughty Dog creó Crash Bandicoot. Este juego tuvo una manera muy particular de engañarnos, Mario 64 es un juego de plataformas con un mundo abierto totalmente 3D; Crash Bandicoot aunque también es un juego de plataformas, se valió en desarrollar un mundo 2D con características 3D, algo que en su momento los desarrolladores llamarían Sonic´s Ass Game o el juego del trasero de Sonic por la perspectiva.

El proyecto estaba listo para mediados de 1995 y decidieron mostrarselo a Sony Computer Entertainment, quien firmó para publicar el juego y en el E3 de 1996, no sólo se presentó la primera consola de Sony, también Crash Bandicoot y la primera camada de juegos para la consola.

El juego fue un total éxito en el mercado americano vendiendo hasta la fecha 6.8 millones de copias mundialmente; sin embargo aún existía la preocupación de cómo lo recibiría Japón, así que después de unas pequeñas modificaciones al personaje –su boca principalmente– fue llevado al mercado oriental y fue un éxito total, lo que lo llevó a convertirse en el primer juego americano en ser galardonado por el público japonés. El juego generó tanto furor hasta al punto de que baile y canción le hicieron, en serio.

En los años consecuentes, como era de esperarse, las secuelas al juego vieron la luz, Crash Bandicoot 2: Cortex Strikes Back, de 1997, fue uno de los títulos más vendidos en la consola. En 1998 se estrenó la tercera entrega, Crash Warped, el cual logró vender más de un millón de copias y en 1999, aunque su contrato de tres juegos con Universal había finalizado, decidieron lanzar un cuarto y último título.

Inspirados por el éxito de Mario Kart 64, Jason y Andy decidieron crear su propio Kart Game con los personajes de Crash: Crash Team Racing, que, aunque no tuvo la popularidad que su contraparte, logró 1 millón de copias mundialmente y un enorme fandom que se atreve a blasfemar en contra del dios del kart, Mario Kart 64. Llegando a los 2000 los fundadores se percataron de que su relación con Universal Studios Interactive ya no era tan fructífera y decidieron separarse de ellos, lo que los llevó a ser comprados por Sony, para que desarrollaran y produjeran juegos sólo para ellos y, en especial, para su nueva consola en camino, el Playstation 2. Romper las relaciones con Universal significaba terminar su relación con su querido personaje.

Nueva plataforma, nuevo comienzo

Con el Playstation 2 en camino, la compañía se dio a la tarea de crear nuevos personajes y una nueva franquicia, Jak & Daxter: The Precursor Legacy. Así como su predecesor, se trata un juego de plataformas que, en su núcleo, se centra en recolectar objetos y resolver puzzles. Con un nuevo entorno de mundo abierto y un mayor desarrollo de personajes, la franquicia sería una de las más vendidas en la consola. La franquicia presentaba a Jak, el personaje mudo central con el que el jugador se identificaría y a Daxter, el patiño bufón que le daría ese toque cómico a la serie. Cabe recalcar que Naughty Dog creó su propio motor gráfico para esta serie, mismo que le prestó a Insomniac Games, quienes desarrollaron Ratchet & Clank, he ahí el por qué son tan parecidos y por qué hay tantos Easter Eggs en las dos franquicias.

Siguiendo la misma estrategia que con Crash, los estudios se centrarían en desarrollar 3 secuelas para la franquicia. Jak 2 fue lanzado en otoño del 2003, con un tono más oscuro y maduro, mejorando las gráficas y haciendo la dinámica un poco más violenta con la adición de armas para Jak pero manteniendo su tono cómico gracias a Daxter. Al año siguiente, la tercera entrega, Jak 3 estaría en el mercado, siguiendo las lineas del segundo título pero con mejoras en las gráficas y más modalidades de juego.

Y, así como lo hicieron con Crash, para 2005 salió Jak X: Combat Racing; así es, un juego de carreras, pero a diferencia de su anterior franquicia aquí no terminó todo, puesto que en el PSP se han creado secuelas y precuelas como Daxter o Jak & Daxter: The Lost Frontier, aunque estos ya no han sido hechos por Naughty Dog.

Finalizando el 2005, los fundadores de la compañía empezaron a ceder su lugar a Evan Wells y a Cristophe Balestra. Jason Rubin continuó su trabajo en un cómic para Top Cow Comics, “The Iron and the Maiden” terminando así la primer época de Naughty Dog.

¡Y Aquí está Nathan Drake!

Con un nuevo equipo dirigiendo la compañía y con la nueva generación de consolas en la puerta, los estudios deciden dar un giro de 360° y se enfocan en desarrollar juegos más realistas y con un toque mucho más cinematográfico. En 2007, al estrenarse el Playstation 3, salió la primera entrega de una de sus mejores franquicias: Uncharted: Drake´s Fortune. El juego, un shooter/platform en tercera persona, nos narra la historia de Nathan Drake, un aventurero cazador de tesoros que sigue la pista de Sir Francis Drake, su ancestro y, al igual que él, un cazador de tesoros al servicio de la reina de Inglaterra. El juego es un parteaguas y es nombrado mejor juego para el PS3 ese año.

El juego tuvo un gran éxito y así comenzó la tercera franquicia de la compañía. Dos años después, en el 2009, su más grande éxito estaría por estrenarse. Uncharted 2: Among Thieves salió a la venta en Octubre del 2009 e, inmediatamente, fue reconocido como uno de los mejores juegos de nuestra era, ganando en numerosas publicaciones y sitios el título de juego del año, y es que, básicamente, el juego toma los mejores elementos de Uncharted 1 y los eleva exponencialmente, además de añadir un modo multiplayer con las modalidades competitivo y cooperativo. Uncharted 2, además de añadir una mayor profundidad a los personajes, logró una historia digna de una producción de Steven Spielberg.

El camino ya estaba trazado y, en Noviembre del 2011, se estrenó Uncharted 3: Drake´s Deception. Al ser uno de los mejores juegos reseñados en ese año, también gana, en distintas publicaciones y sitios, el reconocimiento como juego del año, superando a sus predecesores gráficamente, con mayores texturas en el polvo, la arena y el agua; sin mencionar los cambios en el gameplay, con mejor movilidad en el platforming y una acción más fluida. Sin embargo, con Drake siendo acompañado casi toda la historia por otros personajes, se pierde esa atmósfera oscura y solitaria, pero se torna mucho más épica. De igual forma, se logra desarrollar más a los personajes principales a través de la profundización en su pasado y la relación entre ellos.

La joya de la corona

Durante el periodo de desarrollo de Uncharted 3, el equipo de Naughty Dog se separó en dos grupos: uno para enfocarse en Uncharted 3 y el otro empezaría a trabajar en su proyecto más ambicioso, The Last of Us. El juego, un survival horror en tercera persona, nos centra veinte años después de un desastre biológico, una espora que transforma a los huéspedes en monstruos caníbales. La civilización como la conocemos ha desaparecido y, además del latente conflicto con los infectados, los pocos sobrevivientes están atravesando una guerra civil entre el gobierno y un grupo disidente. Joel, nuestro personaje principal, un contrabandista superviviente, acepta un trabajo para transportar a una joven, Ellie, a las afueras de la zona de cuarentena con el grupo disidente, el trabajo puede ser algo mucho más importante para la humanidad.

Este juego, definido como “el juego más importante de nuestra era”, ha sido el trabajo más impresionante de Naughty Dog, con victorias no sólo en gráficas y gameplay sobre grandes títulos del año como GTA V o Bioshock Infinte, sino en el modo de contar una historia. La narrativa tan envolvente y profunda del título ha vuelto a poner en perspectiva la ruptura del paradigma de que los juegos son sólo para niños, y los sitúan de nuevo frente a la consideración de que pueden llegar a ser piezas de arte.

El éxito de The Last of Us influenció mucho a la eventual cuarta entrega de Uncharted. Usualmente en Uncharted siempre predominó la acción sobre la narrativa y a pesar de tener personajes entrañables y cierto desarrollo de estos, mucha acción fue su fuerte. Sin embargo en Uncharted 4 se soluciona esto, ya que a mi parecer, es el que tiene mejor historia de toda la saga, en este pudimos de verdad apreciar el tipo de relación que tiene Drake con sus seres queridos y la narrativa nos da momentos donde descansamos de la acción para hacernos sentir, lo mismo que Drake está sintiendo. Tanto al principio como al final, tomamos el papel de uno de los personajes, relajándose jugando nada más y nada menos que un nivel Crash Bandicoot 1 y es donde podemos apreciar lo mucho que ha crecido Naughty Dog como compañía, sin olvidar sus raíces y ahora con un nuevo título spin off de la serie Uncharted y la secuela de The Last of Us pues solo podemos esperar lo mejor de una compañía que nunca ha negado la cruz de su parroquia.

Como podemos ver la evolución, de la compañía siempre ha sido hacía algo mejor. De dos jóvenes en sus sótanos programando, a uno de los más importantes estudios de nuestra era; de un juego de plataforma para niños, al juego que definiría nuestra era. Para este estudio, sólo podemos desear lo mejor y que continúen con su excelente trabajo. Espero les haya agradado los espero en la siguiente Retrospectiva donde daremos un vistazo a la historia de Square Enix una compañía que antes de hacer su fusión era la diosa de los JRPG.

 

Comentarios

comments