Este viernes, por medio de un comunicado de prensa, la cámara de senadores de México aprobó un dictamen con el que se propone la creación de un sistema de clasificación de videojuegos, el cual tanto jóvenes y padres de familia entiendan y verifiquen antes de  comprar un videojuego.

La idea es regular la clasificación de los videojuegos con ello se busca otorgarle la facultad a la Secretaría de Gobernación (Segob) -quienes se encargan de clasificar la películas, regular el contenido en la TV y la música en México- para vigilar que el contenido de los videojuegos se mantenga dentro de los límites de respeto a la vida privada, a la paz y a la moral pública, a la dignidad personal y al interés superior de la niñez y no ataque los derechos de terceros.

Por ello, en conjunto con desarrolladores y distribuidores se establecerán los lineamientos que de clasificación de los videojuegos. Según comentan, este dictamen tiene como propósito vigilar el contenido de los videojuegos, como una medida que contribuya a proteger el interés superior de la niñez para que garanticen la protección de los niños y adolescentes, quienes por su edad representan al grupo poblacional más vulnerable de los efectos de estas nuevas tecnologías.

Por si bien es cierto que en EUA, existe el sistema de clasificaciones de la ESRB (Consulta nuestro articulo al respecto aquí) y en Europa el sistema PEGI; los chavos y los padres de familia mexicanos no lo toman realmente en serio porque casi siempre la descripción viene en inglés y no importa que a veces venga en español.

Con esto se pretende dar facultades a la Segob para que realice las clasificaciones y que éstas se encuentren en el producto, en nuestro idioma, y que todos los mexicanos puedan tener claro qué artículo le están comprando a los niños y jóvenes. ¿Ustedes qué opinan? ¿Ya urgía una medida así para México? ¿Así estábamos bien con el sistema ESRB? ¿La tendencia será la misma, de ignorarlo? ¿Alguien se lo tomará en serio?

Comentarios

comments