Conozco a Spider-Man desde que tengo memoria, ya sea por la adaptación animada de los noventa, las continuas repeticiones de Spider man y sus súper amigos que solían pasar por TV abierta, por las películas protagonizadas por Tobey Mcguire, varias series animadas posteriores, otra saga de películas protagonizadas por Andrew Gardfield e incontables comics, puedo decir que conozco a Peter Parker en sus diferentes etapas y aun así no deja de ser mi super héroe favorito.

Spider-Man: Homecoming no es una película de origen, porque junto al origen de Superman, Batman, Capitan America y Iron man, su origen es conocido por la mayoría de las personas, sean fans o no. Esto es una película sobre Peter Parker y lo que significa ser Spider-Man.

Un gran poder conlleva a una gran responsabilidad

La película arranca con dos flashback; El primero ocurre poco después de la batalla de Nueva York que se vio en la película de los Vengadores, con Adrian Thomes dirigiendo un equipo de limpieza, estos son rápidamente removidos por una agencia llamada Damage Control causando grandes pérdidas para el futuro villano. Posterior a esta escena se nos presenta la versión de los hechos de Peter durante Capitan America: Civil War, presentándonos su traje, un poco más de su relación con Tony y Happy que regresa después de un tiempo fuera de pantalla.

Al finalizar esto, la cinta acelera a ritmo de los Ramones mostrándonos un poco más de la vida de Peter, como era un día normal entre la escuela, su vida personal y su vida como Spider-Man, incluyendo sus esperanzas de volver a formar parte de los Vengadores. Igualmente se nos presentan a varios personajes, compañeros de clase de Pete y el villano que sera un dolor de cabeza y en su momento llega a mostrarse invencible.

 

La responsabilidad de ser Spider-Man

 

Han pasado 3 años desde que la última película del arácnido fue estrenada y casi 16 años desde que vimos por primera vez a el cabeza de red en la pantalla grande. La responsabilidad tanto de Marvel Studios y de Tom Holland de darnos un personaje fresco y bien adaptado era muy grande, y puedo decir que la están cumpliendo.

Si bien, una de las grandes frases que es la base de la filosofía de Spider-Man y la presencia del tío Ben y su influencia en la vida de Peter no aparecen mucho, se nos muestran como Peter, al tener un don excepcional, tiene que cumplir con sus obligaciones como héroe dejando de lado a su familia, sus amigos y la posibilidad de ser feliz, pero él sabe la responsabilidad que carga y decide ser uno de los mejores héroes del universo Marvel.

Homecoming nos trae un Peter en plena adolescencia, con todos los problemas que lleva ser adolescente, las ganas de demostrar lo que eres, de alcanzar las expectativas que tienen de ti, de poder encontrar tu lugar en el mundo. Tom nos muestra un excelente Peter que tiene mucho del Peter ñoño, con su ya clásica suerte Parker, con un poco de dramatismo y un Spider Man dinámico, gracioso, un poco inexperto y con ganas de ayudar a todo aquel que lo necesite, algo que siempre se veía en los comics escritos por Stan Lee y Steve Dikto.

Y aunque hay personajes salen sobrando en la historia, casi todos dan un ritmo muy bueno a la película sin cortar los momentos dramáticos o inclusive el humor dentro de la pelicula no llega a la sobre exageración –No puedo olvidar el pacman de Guardianes de la galaxia–. El villano no decepciona, Keaton nos muestra una faceta del Buitre nunca antes vista y que pone a nuestro héroe en aprietos. Tony Stark no roba pantalla como en algún momento se pensó, si no que sirve como figura paterna (algo que se vio dentro de los comics) para Peter, para mostrarle que es más que solo el traje, un mensaje excelente y que ayuda mucho con el desarrollo de Spider-Man en su carrera como héroe.

La música es excelente con temas que se acoplan mucho a las situaciones que se nos van mostrando. No corta el ritmo de las escenas de acción y va con la actitud juvenil que tiene la película.

Los efectos han mejorado con respecto al traje, las peleas se ven increíbles, igualmente en la coreografía de las mismas, se sienten naturales, y muy bien preparadas.

Spider-Man: Homecoming abre las puertas a un nuevo Spider-Man que toma lo mejor de anteriores sagas y nos da una película llena de emoción de nuestro amigable vecino y cumple con las expectativas que muchos de nosotros teníamos. Una experiencia que me ha hecho quedar satisfecho, no solo como espectador, si no como fan.

Comentarios

comments