Corría el año de 2010 cuando una nueva película surgida del estudio Illumination y Universal parecía robar terreno a las otras casas productoras de animación en occidente, y es que es imposible negar que después de Mi villano favorito en todo lugar y en toda variedad se podía encontrar con los pequeños personajes, amarillos y que le gustan tanto a chicos como a grandes que son los Minions.

Tras una secuela y un spin-off en solitario de los Minions, es que Mi villano favorito estrenó su tercera entrega con más de lo que ya conocemos y algunos giros interesantes a la franquicia. Prepárense porque aún están a tiempo de ver Mi villano favorito 3 esta semana En Cartelera.

¿De qué va la misión?

Después de Casarse con Lucy y volverse un agente de la Liga Anti-Villanos, Gru se encuentra persiguiendo a Balthazar Bratt quien, por desgracia para Gru, logra escapar y es debido a su fallo y al cambio de jefe en el LAV que Gru y Lucy son despedidos. Por si no fuera poco, Gru repentinamente se entera que tiene un hermano gemelo el cual lo quiere conocer y al llegar a la isla donde Dru vive se revela que el padre de ambos era un gran villano y ahora Dru quieren que Gru le enseñe a ser un buen villano y continuar la tradición familiar.

¿Este será el regreso del gran villano Gru? Eso tendrán que averiguarlo cuando la vean, pero tengo que decirles, que no todo es lo que parece y aunque esta entrega pinte para ser una gran cinta, probablemente se quede como una buena película de animación.

Lo bueno

La historia que nos presenta esta entrega tiene un punto a favor y es que explora más a los personajes que deberían tener el foco de la narrativa. Si bien la franquicia ha brillado mucho por sus famosos Minions, esta entrega se siente mucho más focalizada a Gru y su familia, lo cual se podría tomar como una mala decisión pero que es bueno para poder desarrollar su trama.

Y aunque no todo fluye tan bien como quisiera, lo que funciona en todo momento es la comedia que va desde el villano Balthazar, pasando por los momentos que protagonizan los Minions y llegando a Gru y Dru que se percibe una buena química.

En la cuestión visual se ve igual de bien que las anteriores películas pero en el apartado musical tiene una tendencia que se va haciendo cada vez más evidente: el uso de temas ochenteros que todos recordamos, los cuales van a tono con el villano pero que no son del todo aprovechados.

Lo malo

Bien, empecemos hablando de porque esta película parece tener ganas de cambiar… pero no lo hace. Gru al inicio de la cinta se presenta con el problema sobre su futuro y un dilema entre ser un villano o seguir el camino del bien, y por más que este dilema interno de para mucho, la cinta se conforma con regresar a Gru al estado de confort que pierde, nunca vemos un cambio real o siquiera una confrontación, solo reacciona a lo que está pasando.

Y esto mismo aplica con Lucy, que si bien quiere ser madre, nunca desarrolla nada que la haga ser relevante más que defender a las niñas –cosa que bien podría ser por su trabajo– y actuar reaccionaria.

En general los motivos de la cinta funcionan, pero no se siente que permitan el crecimiento como ocurre en las entregas anteriores. Lo que hace que se catalogue como “una aventura más de Gru y su familia”.

Por otra parte como mencione la música no está bien aprovecha y a momentos queda fuera de lugar y se siente que es un intento por seguir la tendencia que se ha hecho muy parte de las cinta como Guardianes de la Galaxia.

Los minions

Pero como diría el abuelo Simpson “Ya comete la maldita naranja”  y este caso la naranja, son los minions.

¿Se roban la película? Claro que no, pero su popularidad se ha hecho tan grande que ya no pueden ser los segundones y es por ello que decidieron dar su propia aventura. Es decir, la cinta asigna un tiempo para contar sobre Gru y su familia, mientras que toma otro para dar espacio a los minions y su aventura paralela con poca o nula influencia en el problema central.

Personalmente me gustó esta decisión pues no estorban ni saturan el hilo principal y se sienten como un segmento extra disfrutable. Pero para una película donde precisamente son “los ayudantes” les queda chico el tiempo asignado, quizá el siguiente paso sea darles su propia cinta… otra vez.

Como muchas terceras partes la cinta no supera a la primera, sin embargo, es divertida, disfrutable y con una gran calidad en muchos aspectos y eso amigos, es suficiente para que pueda recomendarla a toda la familia y que aún pueden encontrar En Cartelera.

Comentarios

comments