Batman, El Caballero de la Noche, el hombre que venció a Superman, estos y muchos otros son los nombres que ha recibido el icónico personaje a lo largo de su trayectoria; y si algo viene con la fama –además de los perturbadores fanarts en devianArt– son las películas a las cuales, nuestro vigilante de Gotham no es ajeno con más de 10 cintas animadas y live action por igual.

Pero hoy vamos a enfocarnos en una producción diferente, una producción por decirlo de una forma: juguetona; y con ello me refiero a Lego Batman The Movie –por si no entendieron el chiste– la cual está siendo llamada la mejor película de Batman hasta el momento ¿Será?

Sinopsis: Lego Batman tiene lugar 3 años después de que Batman y muchos otros personajes junto con Emmet salvaran el universo Lego. Ahora Batman esta entregado a sus tareas como héroe de Gotham principalmente combatiendo a El Joker y su banda de villanos quienes –para variar– intentan controlar/destruir la ciudad –el pan de cada día–

Los problemas surgen cuando El Joker se ve frustrado por Batman quien se niega a decirle te amo te odio y rechaza que él sea su mayor villano, lo cual provoca que este desquiciado príncipe del crimen tenga que buscar aliados más poderosos que el Hombre Calendario y probar quien es el más malo del set.

Al reparto se unen villanos de los ya conocidos universos como son: Sauron (El señor de los anillos), King Kong, Voldemort(Harry Potter), los gremlins, entre otros, traídos directamente de la zona fantasma; por lo que esta podría ser la peor amenaza jamás enfrentada por el justiciero y requerirá algo de ayuda de Robin, Batichica y ¿BatiAlfred? … supongo.

Con esto ya se podrán hacer una idea de por dónde girará la trama de la cinta. Su historia a pesar de no estar basada en ningún comic –Si, sé que les preocupaba esto– cuenta una aventura simple pero que nos permite explorar al personaje sin el filtro de oscuridad y seriedad al que las grandes producciones nos tienen acostumbrados y lejos de ser una épica historia –aunque es buena y cumple su cometido–, la película apuesta por aprovechar a sus personajes y mostrar su propia interpretación.

Batman es representado no solo como el héroe, sino como la imagen que el imaginario colectivo tiene del mismo; el hecho de que todo el tiempo se haga burla de la frase “Porque soy Batman” no hace más que reforzar esta idea y es bien recibida, pues esta imagen esta tan arraigada en la mente de todos –en parte culpa de Alan Moore– que pasa por verdad. ¿Qué hay detrás de la máscara? Es precisamente lo que se muestra con los primeros minutos después de las escenas de acción; un Batman solitario, temeroso e inexperto a su manera.

El resto de los personajes funcionan como un apoyo para ver las relaciones tanto con sus villanos, aliados e incluso con la Liga de la Justicia que tiene un breve aparición. Y si, casi todo el tiempo se trata del murciélago y sus problemas, pero ¿Qué esperaban de una cinta llamada Lego Batman?

Un gran acierto de la producción es tomar ideas que no pueden ser mostradas en otras cintas sin tener sus 15 minutos dramáticos –como el asesinato de los Wayne– y las convierte en escenas breves de seriedad mezcladas con el humor característico de Lego.

Y hablando del humor Lego, este se encuentra permeando cada una de las escenas y mostrando un universo construido pieza por pieza o que al menos produce esa sensación. La animación es igual de buena que Lego Movie y no podría esperar menos, luciendo tanto en las secuencias de acción –que no son pocas–  como en los momentos calmos. De la parte musical a pesar de cumplir bien con su objetivo y traer viejas tonadas con un estilo fresco –NA NA NA NA–, no me terminaron de convencer pero están bien colocadas. Pero regresemos un poco.

¿Es la mejor película de Batman hasta el momento?

Si… y no. Ciertamente es complicado –como tus relaciones– ya que tiene todo lo que un seguidor de hueso colorado podría pedir de un filme de este calibre. Pero por otra parte, no es el status quo donde acostumbramos ver al encapuchado y más bien se toman la libertad de hacer broma de todo lo posible, incluida la relación Joker/Batman que parece más bien salida de un fan-fiction, por lo que muchos la tomaran como una cinta que a su manera aborda al personaje de una forma –repito– acertada pero con varios grados de libertad; mientras que a otros les resultara demasiado boba o infantil.

Esta es una producción que deja que nuevos espectadores entren a disfrutar del personaje sin conocer ni siquiera la Baticueva pero que premia a los viejos seguidores con los montones y montones de referencias a la historia de Batman –los reto a nombrar a todos los villanos segundones que aparecen–, y se muestra sin temor de ser irreverente hacia los demás proyectos como la no favorecida Batman V Superman o su primo narco Suicide Squad.

Si son seguidores del Caballero de la Noche y están dispuestos a reírse del mismo universo que amamos, esta es una gran oportunidad de darle un vistazo  diferente al portador del manto.

Comentarios

comments