Esta semana alrededor de 45.000 personas firmaron una petición por internet pidiendo al Secretario General de la ONU  Ban Ki-moon que reconsidere la elección de Wonder Woman como embajadora de buena voluntad. La heroína de DC Comics fue nombrada embajadora honoraria de la organización hace apenas dos meses. El objetivo era utilizar su imagen en 2017 en una campaña para empoderar a las mujeres y a las niñas.

La razón de esta protesta se argumenta que es debido a la “imagen sexualizada” del personaje. “Wonder Woman se creó hace 75 años. La intención original era que el personaje representara a una mujer fuerte e independiente, una guerrera con un mensaje feminista, pero la realidad actual muestra a una mujer blanca de proporciones imposibles. La heroína, casi desnuda, lleva un vestido escueto con la bandera americana y botas por la rodilla. Es alarmante la elección de este personaje, con una imagen “abiertamente sexualizada”, para representar la igualdad de género.” argumentaron los críticos en su petición y como alternativa proponen el nombramiento de a una mujer real que sirva de modelo a cualquiera sin importar su contexto cultural.

“Un personaje de ficción no puede cargar con un tema tan sensible como la paridad de género en puestos de responsabilidad, la prevención de la explotación y abuso sexual de mujeres y niñas”, declararon los críticos.

Hoy  miércoles un portavoz de la ONU ha dicho que Wonder Woman dejará de estar vinculada a la organización internacional a partir del próximo viernes. Por lo pronto las actrices Lynda Carter y Gal Gadot, quienes fueron madrinas del proyecto y además que  han interpretado a Wonder Woman tanto en la televisión como en el cine  respectivamente, aún no han cometido nada al respecto.

Dejar una respuesta