Ha pasado poco más de un año de la primer entrega de Fate Stay Night Heaven’s Feel. Y gracias a Konnichiwa Festival es que podremos disfrutar en algunas salas de nuestro país la segunda parte de esta historia que engloba el tercer arco argumental de la saga FATE, el cual expliqué en la reseña de la anterior película que pueden revisar aquí.

En esta segunda parte que lleva por nombre Lost Butterfly (que cobra sentido conforme avanza la película), sin hacer spoiler, seremos testigos de una metamorfosis que parece no se puede detener y no encuentra su lugar en este mundo al borde del colapso.

Así que si son fans de la saga, esta reseña es para ustedes. Trataré de evitar spoilers para no arruinar su experiencia cuando la vayan a ver y, sin más, comenzamos con la reseña.

 

¿De qué trata?

La historia comienza justo donde terminó la primera parte, por lo que si no la viste, tendrás que hacerlo, de lo contrario puede que no entiendas algunos de los acontecimientos que suceden a lo largo del film.

Nuestro protagonista, Shirou Emiya, ha perdido a Saber y ya no se le considera un Master, pues sin su Servant está muy fuera de la pelea por el Santo Grial, pero esto no es impedimento para que no siga adelante en la lucha por conseguirlo y más aún que por fin tiene un propósito que cumplir con el deseo que el Grial le puede conceder.

Sakura, su amiga de la infancia, a diferencia de la primera película, comienza a tomar protagonismo (tal como lo habíamos platicado en la reseña del primer largometraje) y va ganando terreno con los misterios que la envuelven y da un giro bastante interesante cuando está por terminar el segundo acto.

La batalla final por el Santo Grial está más cerca y con ello una catástrofe se avecina, haciendo que los protagonistas tomen decisiones que son de vida o muerte.

Lo bueno

Se nota que estamos en el arco argumental más dramático de la saga, y he de mencionar que esta película toca temas muy controversiales, a diferencia de sus múltiples adaptaciones del anime (tal vez a esto se deba que sea para cine), que sí, había un poco de fan service pero nada fuera de lo común para el público general, sin embargo en esta película tenemos el tema de la sexualidad, pero no de forma morbosa, sino con una carga más dramática que si bien ayuda a conocer mejor la relación que hay entre nuestros protagonistas, toma mayor importancia rumbo al final del film junto a otro tema controversial (que me reservo).

La animación, al igual que la primera entrega, es de primer nivel, se nota el cuidado del modelado de los personajes y sus diferentes entornos en los que ocurren los sucesos de la historia, además de un juego de colores llamativo y que nos puede deslumbrar según que esté ocurriendo en la pantalla.

A esto le podemos agregar una banda sonora que acompaña de una manera hermosa cada momento de tensión, dramático y de euforia. Destaco la canción que suena durante una batalla que toma lugar a mitad de la película, con un coro que hace que nos hierva la sangre y que retumba por toda la sala de cine.

Lo malo

El ritmo de la película es lento en comparación con la película pasada, aunque no es tan malo como parece. Eso sí, las batallas épicas a las que estamos acostumbrados dentro de la saga están ausentes y se nota demasiado, realmente no es algo por lo que satanizar el filme, pero es importante mencionar esto, pues se centra más en la historia, creando un puente para lo que será el capítulo final.

Y para terminar como último punto malo a destacar: no cierran todas las incógnitas que presentan.

Conclusión

La película es buena, y apuesta más a la historia y cómo se va desenvolviendo con sus personajes, empatizando más como personajes como Sakura o Rider, que en anteriores entregas no eran más que personajes secundarios de relleno. Hay giros interesantes en la trama (que si no estás familiarizado con la saga, te van a sorprender) y te tendrán expectante de qué es lo que va a pasar a continuación.

Si no viste la primera película, aún estás a tiempo para disfrutar de esta segunda en el cine, no le debe nada a la saga y trata temas muy interesantes que no se habían tocado con anterioridad.

Quiero advertir que si llevan niños van a tener que taparles los ojos o explicarles algunas cosas, (son pocas, pero hay que tenerlo en cuenta), recuerden prestar atención a lo que acontece, porque se pierde la carga dramática que nos quiere dar el director, dado que ésta entrega tiene un enfoque dramático en contraposición a la acción constante a la que estamos acostumbrados ver en la saga.

Fate Stay Night Heaven’s Feel II Lost Butterfly llegará a los cines de Latinoamérica este próximo 15, 16 y 17 de marzo, siendo Cinépolis dónde la podrán ver en México.

¿Ustedes la vieron o la van a ir a ver? ¿Cuéntenos que les pareció?

Se despide de ustedes su amigable vecino Silux El Axtro

Comentarios

comments