Sí, ya sabemos que hoy es el cumpleaños de J. K. Rowling y de su pequeño bebé ficticio, Harry Potter. Cada año, internet se llena de posts dedicando palabras de agradecimiento a la escritora britanica por regalar una infancia/adolescencia bonita con su saga.

Sin embargo, no todo es miel sobre hojuelas pues muchas personas le recuerdan al mundo que J. K. Rowling es una tránsfoba por sus comentarios poco atinados  del año pasado.

Harry Potter y su mamá

El día de hoy nosotros no haremos ni una ni otra, en su lugar “celebraremos” su cumpleaños con una crítica al trabajo de Rowling con 4 cosas que están completamente mal en la saga Harry Potter pero que los fans no vimos o no quisimos ver.

Sólo tendremos en cuenta la saga original de libros y no todo lo que podríamos llamar el universo extendido.

Forzar una relación entre Harry Potter y Cho Chang

Todos sabemos que, como parte de crecer, tenemos un amor adolescente. Harry es un personaje que atraviesa por ese momento y siente atracción por Cho desde que la conoce en aquel partido de Quidditch en El prisionero de Azkaban, pero no pasa nada entre ellos hasta La Orden del Fénix.

Esta relación se siente muy forzada por una cosa muy triste; Cho acababa de perder al que probablemente era su primer amor, Cedric Diggory.

Harry Potter y el crush forzado

Intentar que Cho ame a Harry no sólo es triste, sino que, además de todo, es injusto para Cho quien no ha podido recuperarse de la muerte de su novio y busca a Harry como consuelo más que como pareja. ¿Alguien le habrá hablado a J.K. Roling sobre el duelo?

La relación de Hermione y Ron

A lo largo de 7 libros, sólo vemos peleas entre los mejores amigos de Harry Potter; Hermaione y Ron; es por esto que muchos nos sorprendimos cuando, en Las reliquias de la muerte, supimos que este par inicia una relación y contraen matrimonio.

Extender y validar el estereotipo insano de “los que se pelean se aman” sólo produce relaciones tóxicas y poco sanas. No me sorprende que haya querido cambiar esto sugiriendo que necesitaron terapia de pareja.

Harry Potter y la relación que no debió suceder

Normalizar el acoso

Una de las cosas que más extrañas e incomodas me parecieron mientras leía El cáliz de fuego fue el modo en el que Viktor Krum se acercó a Hermione —y aún peor cómo muchas chicas veían romántico ese acercamiento—.

Sabemos que Krum se pasaba horas en la biblioteca sólo observando a Hermione. No sé ustedes, pero si alguien se me queda viendo durante horas mientras yo trato de estudiar no me sentiría halagada, sino todo lo contrario: me sentiría acosada.

Que Rowling lo viera normal e incluso romántico supone un pequeño problema, pues normaliza el acoso sistemático al que nos enfrentamos muchas mujeres.

Harry Potter

El maldito “always”

Durante 6 libros tuvimos que chutarnos todo el odio y bullying que un adulto ejerció sobre un montón de niños y adolescentes, especialmente con Harry, Neville y Hermione.

Por estar amargado y odiar su vida; el abuso de poder de Severus Snape hacia sus estudiantes fue evidente y parece que todos olvidaron cuando dijo su famosa frase.

Pero, hey, no sólo es que Snape fuera un acosador, sino que, además de todo, tenía una obsesión con Lily que Jo intentó vendernos como amor. De verdad, Joanne ¿qué estabas pensando?

¿Estás de acuerdo con nuestra lista? ¿Qué otros errores e incongruencias encuentras tú en la obra de J. K. Rowling? Cuéntanos en los comentarios.

Comentarios

comments