La mañana del 15 de abril se llevó a cabo la conferencia de prensa del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), y entre los distintos temas que abarcó, habló sobre los videojuegos. Si lo que quería era llamar la atención de los jóvenes, esta vez lo consiguió.

AMLO contra los videojuegos

Dentro de la agenda del día se habló del cómo resolver distintos dilemas del país; cuestiones de seguridad pública, temas de las nuevas candidaturas y algunos asuntos internacionales.

Entre todo esto, el presidente AMLO agregó un punto y aparte para poder expresar su desagrado en que niños y jóvenes pasen mucho tiempo jugando videojuegos que “son violentos y fomentan el racismo”.

Los enfrentamientos en los juegos racistas, quitarle la vida a un afroamericano o a un mexicano tienen no sé qué valor, valen más o valen menos. Esas cosas, entonces, si necesitamos seguir adelante, requieren un cambio de mentalidad.
— Andrés Manuel López Obrador, presidente de México

AMLO afirmó que, debido a la pandemia, los niños pasan mucho tiempo en casa jugando videojuegos, lo que para él es un propagador de violencia. Debido a esto, propuso el regreso a clases presenciales en muchos estados y cambiar el contenido de los libros de texto gratuitos, lo cual sería la clave para cambiar la mentalidad de los más pequeños y jóvenes.

AMLO y los videojuegos

Aquí vamos de nuevo…

¿A quien no le tocó alguna abuela o tía que siempre que los veía jugar decía que era cosa violenta? Todo esto cuando normalmente estabábamos jugando algo más al estilo de Mario Bros.

Este comentario hizo que tanto jugadores como personas que disfrutan de ellos de forma ocasional empezaran a opinar al respecto. Muchos se burlaron de cómo le preocupaba más al presidente (y a la gente en general) que alguien estuviera con “esos jueguitos de matar” que cuestiones de seguridad en el país.

AMLO y los videojuegos

No sería la primera persona con cargo público que critique a los videojuegos. Como hemos sabido, han existido un sinfín de personas —en su mayoría políticos y hasta gente del clero— que han tachado a los juegos como algo que “mancha” a los niños volviéndolos agresivos, vagos o hasta poseídos. “Cosas del diablo” incluso les llegaron a decir.

Hay que recordar que cada uno es responsable de lo que consume. Ya sean las horas que pasamos jugando o, en caso de los niños, la compra apropiada de videojuegos y hacerles entender la diferencia entre realidad y ficción.

AMLO y los videojuegos

Recordemos que hace poco tiempo la SEGOB, impulsada por el gobierno actual de Morena, quería agregar lineamientos para clasificar el contenido de los videojuegos dependiendo del público al que estuviera dirigido yendo desde la clasificación A (para todo público) hasta la D (contenido extremo y adulto). Cabe mencionar que esto ya se hace desde hace años con la ESRB… pero bueno.

Quién sabe que fue lo que AMLO habrá visto para sacar este tema en su mañanera, pero debemos recordarle que existen una infinidad de géneros para videojuegos dependiendo de las edades de los usuarios. No todos muestran violencia gráfica; existe el contenido ficticio/fantasioso como en The Legend of Zelda.

Ahora sólo veremos si esto queda como una idea más que se le ocurrió a nuestro presidente y que se irá con el viento después de mañana o qué tanto querrá adentrarse a estos temas. Esto junto con su pasada mención de incluir un impuesto en Netflix no lo hará ver muy agradable para aquellos más jóvenes que están en camino a votar por primera vez.

Fuente

Comentarios

comments