Fortnite, se ha convertido en uno de los  videojuegos más populares en los últimos 4 años y por ende en el chivo expiatorio de todo lo que hay malo en el mundo ¿ahora es el responsable por un acto de homofobia?

No es la primera vez que se culpa a los videojuegos por el comportamiento violento de algunos jóvenes y en esta ocasión se ha señalado su influencia en el lamentable caso del asesinato del joven español de 24 años, Samuel Luiz, el pasado 3 de julio de 2021.

Un suceso lamentable y sin justificación

Samuel junto con una amiga suya decidieron hacer una videollamada para comunicarse con otra de sus amigas a las afueras de un club nocturno en A Coruña, España.

Un joven (desconocido), pensó que lo estaban grabando y se acercó a la victima con palabras altisonantes, ellos le explicaron que estaban en una video llamada y que en ningún momento lo estaban grabando, pero esto no fue suficiente para la persona, según relatan testigos.

Ante esta situación, el agresor de Samuel Luiz, que estaba en estado de ebriedad, se puso violento y comenzó a agredirlo verbal y físicamente.

Pronto, más personas se unieron para golpear a Samuel al grito de “maricon de mierda”, hasta que perdió la vida.

La policía tomó la declaración de 15 testigos, que confirman que “el responsable de la muerte de Samuel, no lo conocía”, mientras que las autoridades no confirman ni descartan que se trate de un crimen de odio.

¿Fortnite es el culpable?

El día de hoy, el diario Español, El País, fue el foco de muchas criticas tras publicar un articulo titulado: “Caso Samuel: una agresión mortal colectiva como las estudiadas en chimpancés“.

En dicho articulo, se cuestiona a “expertos” quienes entre muchas de las razones posibles tras el brutal ataque responsabilizan a la influencia de los videojuegos y Youtubers.

Uno de los criminólogos, del caso “Samuel”, mencionó lo siguiente:   

“Ahora no hay filtros”, a cualquier hora, los chicos tienen ante ellos series y juegos hiperviolentos a los que están enganchadísimos, como Fortnite. Se nos viene encima un problema enorme, la gente no va a saber qué es ficción y qué realidad”.

Un psicólogo agregó lo siguiente:

“Hoy nuestros jóvenes tienen como referencia a youtubers que, a salvo en sus habitaciones, explican cómo matar en Fortnite. Muchos videojuegos de moda, consisten en matar, patear, reventar, asesinar…Y encima les dan puntos por ello”.

Para la mayoría de lectores españoles, activistas e incluso gamers, la mención a Fortnite en una situación como esta mientras se deja de lado el efecto del alcohol o la homofobia fue indignante.    

Lo más absurdo es decir que los jóvenes “no diferencian la fantasía de la realidad”, cuando no es así. Culpamos todo, menos la falta de empatía y tolerancia que le hace falta a la sociedad.

Si todos fuéramos “gamers”… ¿el país sería un caos, porque estos juegos nos hacen agresivos y asesinos?, la respuesta es simple: NO, el comportamiento y los valores de las personas siempre serán independientes a los juegos.  

Comentarios

comments