jabber2

Mi infancia estuvo influida por dos cosas principalmente: La televisión y los juguetes. Claro, como la de cualquier niño normal pedía a mis padres las figuras de acción de mis caricaturas y pelis favoritas, como Los caballeros del zodiaco o Jurassic Park. Pero hay algo curioso con G.I. Joe, pues no recuerdo mucho la caricatura y juro por las barbas de Gandalf que jamás -en serio, nunca- tuve una figura de G.I. Joe y por lo tanto no soy muy familiar con la franquicia.

Quienes han leído mi columna saben que soy un ‘junkie’ del cine de acción. Amo las secuencias de persecución y de pelea tal cual en mi imaginación inmadura serían representadas si tuviera aún ocho años. Pese a ello choco cuando de G.I. Joe se trata, independientemente de cada uno de sus avatares.

retal1

Tiendo a apostarle al cine de acción basura por el mero hecho de entretener, de sublimar, pero esto simplemente es demasiado. Resulta ser que la anticipadísima G.I. Joe: Retaliation (o “El contraataque” como le han puesto en México) es un bodrio hecho y derecho que me ha hecho cuestionarme por primera vez en muchísimo tiempo ‘¿por qué jotas estoy viendo esto?’  durante la primera media hora.Vamos, que La rosa de Guadalupe es mil veces más verosímil.

A primera vista y analizando el ensamble de actores uno pensaría que Bruce Willis es garantía, aunque no puedo decir lo mismo por Dwayne Johnson, lo suyo es la WWE y punto. Por otro lado, ¿alguien más sintió por un momento que veíamos La momia regresa AGAIN?

¿Qué falta? Uno supone cierta la siguiente ecuación :

Explosiones+efectos especiales+armas+madrazos+chicas semi-encueradas+ninjas+planes para conquistar el mundo x 1 presupuesto respetable = Blockbuster de calidad.

retal3

Oh cruel realidad. No voy a dar ningún spoiler, no merece la pena, pero no es de extrañar cómo es que el elenco de la cinta anterior, Rise of Cobra, se negó a participar en la secuela con un guión escrito por micos ¡Y sí, los estoy viendo a ustedes Rhett Reese y Paul Wernick! Quizá el problema principal con este filme se ha vuelto algo personal. Es políticamente incorrecta, cualidad que, irónicamente, es aplaudida usualmente por un servidor.

La premisa gira en torno a la venganza o ‘el contraataque’ del equipo élite liderado por Roadblock (Dwayne Johnson) tras haber sido atacados en Islamabad y enterarse que el Comandante Cobra y el terrorista Zartan disfrazado del presidente de EE.UU., han maquinado un plan bélico para esclavizar al mundo desde nada más y nada menos que La Casa Blanca.

retal4

La cinta incluye dos patéticas e innecesarias sub-tramas, la revancha entre Storm Shadow y el siempre fenomenal Snake Eyes (Ray Park) seguramente con el fin de atraer al mercado asiático por un lado; por el otro, la insignificante actuación de Bruce Willis como el Gral. Joe Colton, a quien se le debe el nombre del equipo. Y qué decir sobre el fiasco ocurrido con los personajes de Duke (Channing Tatum) y Destro, originales de la primera entrega y prácticamente ninguneados en esta secuela.

Retaliation funciona más que nunca como propaganda norteamericana de muy mala leche durante tiempos de álgida tensión internacional. Cuando innegable es la función de Hollywood como máquina de propaganda nacionalista, se aprecia marcadamente una distancia muy larga entre pelis de corte similar como Sum of all fears y la cinta aquí expuesta. No sólo se trata de una cuestión de target de mercado, sino de ética.

retal2

Mientras Sum of all fears surge como un ejemplo profundo (aunque maniqueo) de las implicaciones en materia de seguridad global que un conflicto bélico puede desatar; el filme protagonizado por “The Rock” y Bruce Willis no es sino la representación de dos niños jugando al héroe y al villano dentro de un terreno pantanoso con guiños a la amenaza norcoreana de cara a la supuesta supremacía norteamericana y así mismo promueve la indiferencia total hacia la regulación sobre la posesión de armas. El mensaje de los ‘Joes’ es claro y evidente: ‘somos invencibles’.

Aunque ambas cintas no tienen que ver la una con la otra, ambas cumplen una función específica más allá de entretener, la cual es servir a símil de panfleto audiovisual. Lo que tenemos entre manos es una película de acción saturada de los clichés del género, es churrigueresca por sí misma, como un filme de Michael Bay, en la cual el enaltecimiento del héroe norteamericano juega un papel más grande que indagar en las consecuencias de volar la capital financiera más importante del mundo, tal como ocurrió con París en Rise of Cobra.

G.I. JOE: RETALIATION

En lo tocante a placeres culposos, Retaliation es una bofetada al buen gusto incluso en esta materia y pareciera que el director Jon M. Chu ha logrado lo que ningún otro director ha hecho, hacer de los asuntos de seguridad de Estados Unidos un papel de baño, lo cual es fresco pero medianamente inteligente y bastante grotesco. Aún con los asombrosos efectos especiales y coreografías de pelea tan astutas, la cinta padece del mismo síndrome que su predecesora, un guión simplemente absurdo y anticlimático lleno de diálogos que sólo unos rednecks retardados dirían.

La secuela de los ‘Joe’ carece del mínimo carisma que la accidentada Rise of Cobra tuvo en su momento, al punto de darse cuenta que cuando no puede ser peor, termina sorprendiéndonos. Tras este decepcionante resultado, no me extraña por qué nunca tuve figuras de acción de G.I. Joe, seguramente eran un mal augurio de lo que mis ojos sufrirían al ver sus adaptaciones cinematográficas.

Dr. Jabberwocky

retal6

Comentarios

comments

COMPARTIR
Artículo anteriorLa escena musical de Abril 2013
Artículo siguiente2ª Galería de Fotos: Concurso Cosplay en La Mole Comic-Con en WTC
Crítico. Cínico. Excéntrico. Licenciado en Ciencias de la Comunicación por la UNAM y editor de 'El Vortex'; devorador de cultura y cazador de sensaciones. Lo único que amo más en el mundo además de ver y oír, es escribir. Soy fanático from hell de la ciencia ficción, el horror, la comedia romántica, los super héroes y las secuencias de acción. Mi mente está hecha de salchicha con mucho chocolate, mermelada, imágenes en blanco y negro y grandes dosis de espías, Lovecraft, Buffy the Vampire Slayer y Doctor Who.