Recientemente en el servicio de streaming de Disney+ se estrenó un realmente inesperado “Especial” titulado ‘Hombre Lobo por la noche’, inspirado en algunos de los personajes del lado “oscuro” y sobrenatural del Universo Marvel, personajes que por si mismos difícilmente podrían sostener un largometraje en cines o incluso una serie con múltiples episodios, pero como siempre, vamos por partes.

Ah caray! Esa no la vi venir!

Entre los bastos anuncios de la pasada D23, el evento mediático más importante de Disney fuera de sus anuales anuncios en la SDCC, a muchos tomó por sorpresa que en secreto Disney había realizado una producción mas del MCU de Marvel, y que esta no sólo tendría una estética de en blanco y negro, sino que también se estrenaría en tan solo un par de semanas en plataforma de la compañía, y no dentro de uno o varios años. ¿Podría esta a la altura de la demás producciones?

Parte de la sorpresa también yacía en ver a Gael García Bernal (orgullosamente mexicano) como Jack Rusell, el protagonista de esta historia la cual estaría enfocada en… pues precisamente eso, un “Hombre Lobo por la noche” (o Werewolf by Night pa los angloparlantes), nombre de un personaje del universo Marvel MUY poco relevante -y un tanto genérico- que incluso muchos conocedores difícilmente recordarán, siendo su aportación más importante el haber introducido a Moon Knight en uno de sus comics en los 70s.

Bueno, ¿y de qué va esta wea o qué?

En resumen, tras la muerte de Ulysses Bloodstone (otro personaje ligeramente más relevante, pero igualmente poco conocido de Marvel), varios cazadores de monstruos se juntan para decidir quien se quedará con su poderosísimo talisman, entre ellos su hija Elsa Bloodstone (un personaje que Marvel lleva varios años intentando impulsar -fallidamente- en los comics), así como Jack Russell (Gael, o sea, el Hombre Lobo). La competencia: ser el primero en derrotar al implacable Man Thing (a quien creo nunca se refieren bajo ese título pese a ser probablemente el personaje más conocido de todos).

Sin decir spoilers, el Especial resulta completamente predecible en cuanto a su narrativa, mas no tanto en su ejecución, pero de eso hablaremos en breve.

¿Y vale la pena?

Debo admitir que en un principio me preocupaba que Disney diera un tratamiento estilo “Zombies, el musical de Disney Channel” al concepto, y los primeros minutos del Especial sólo parecían confirmar este temor.

¡Ay nanita!

La estética, que no le pide nada a una cinta de El Santo o Blue Demon de los años 50s, pintaba para ser lo más relevante en un producto un tanto light, un Especial para la época de Halloween diseñado para generar tension en sólo el público más jove—- ay wey! acaban de cortarle la mano a un tipo!

Es entonces que pasados los 20 minutos descubrimos que este Especial -cosa rarísima- tiene suficiente gore (escondido brillantemente en su tonos grises para evitar que los chorros carmesí de sangre impacten a muchos y aumente su clasificación), así como efectos prácticos teles como la transformación de Gael -que por suerte es maquillaje en vez de CGI-; para volverse una propuesta atractiva, más, considerando nuevamente que su duración lo hace perfectamente digerible.

Es así como, estas referencias al lado místico/obscuro de Marvel, desde la familia Bloodstone hasta personajes “perdidos”, se antojan como un evento anual, un Especial que cada Halloween podría explorar estos rincones del MCU que no están del todo obligados a referir a los Vengadores ni al Doctor Strange; y que incluso podrían culminar con algo más elaborado como -entonces si- una serie de los ‘Midnight Sons’. Si bien la participación de Gael García como Jack Rusell ni suma ni resta, el personaje da lo suficiente para no resultar chocante e incluso tiene una magnifica secuencia de pelea en un pasillo digna de competir contra aquella legendaria de Daredevil (que sigue siendo mejor, pero esta definitivamente tiene lo suyo).

El doblaje en español tiene dos “Pepetoñazos” (entiéndase, cuando se nota que el talentoso -pero extra coloquial- Pepe Toño Macias metió su mano a la hora de adaptar los diálogos), siendo estos un “pinche” (probablemente una de las muy muy pocas groserías en toda la plataforma de Disney+), y una referencia a unos tacos de lengua.

Es así, como de algo de lo que no esperaba mucho, resulté satisfecho, o al menos lo suficiente como para notar el potencial que productos así podrían tener como aportaciones al MCU; y que se agradecerían más que muchos de los episodios “de relleno” de las series que han estrenado este año.

Comentarios

comments