Host, una breve cinta de terror de apenas 55 minutos tal cual, recientemente se estrenó en Netflix. De origen británico, este “corto largometraje” presume de haber ocupado apenas 12 semanas desde que empezó la contingencia de salud que marcó el 2020, para gestarse desde la idea primigenia a su ejecución y publicación.

¿De que trata? En resumen simple y llano: cinco amigas deciden tener una sesión espiritista por zoom porque #OcioDeConfinamiento. No se lo toman en serio y después de media hora las cosas comienzan a salirse control estrepitosamente, pasando de un simple video de Dross donde un par de cosas se mueven, a una experiencia aterradora.

Host

Uno podría pensar, ¿Qué tan interesante puede ser algo que sólo dura una hora? y ¿en verdad vale la pena ver algo que se parece a lo que hizo ‘Eliminar amigo‘ hace ya unos años?

La respuesta a la primer pregunta es: se agradece ver un producto que no tiene que extender innecesariamente su duración sólo para satisfacer un criterio fílmico, ya quisiera yo que la mitad de las películas que he visto se enfocaran lo suficiente como para incluso durar menos que esta, por lo que no sólo es grato que intente ser concisa, sino que además justo ello la vuelve atractiva, pues es casi como ver el capítulo de una serie.

Incluso hay capítulos de Black Mirror que duran mucho más

 

Y si, por supuesto que existen paralelismos con ‘Eliminar amigo‘, pero estos meramente son por el medio visual en el que la cinta nos es planteada. Aquella fatídica reunión fue a través de Skype, mientras que en esta optaron por usar Zoom para incluso incluir el fastidioso elemento que es el aterrador mensaje de “Tu sesión gratuita está por expirar“.

¡Por eso nadie te quiere Zoom! Meets es mejor

 

Rob Savage -director de la cinta- presume que toda la idea de Host surgió de una broma macabra que jugó precisamente a sus amigas actrices durante un videochat (el cual puedes ver a continuación), convenciéndolas después, de transformar la broma en una película en la que ellas incluso utilizaron sus verdaderos nombres.

Host es un producto interesante y muy siu géneris de nuestros tiempos, una cinta realizada casi por completo a distancia, con actrices ubicadas en diferentes países a quienes se les instruyó cómo acomodar sus tomas e iluminación, desarrollada específicamente para la plataforma digital Shudder (pero como esta sólo existe en Estados Unidos, digamos que Netflix para el resto del mundo); con el fin de recordarnos —a quienes podemos darnos el lujo de la contingencia— el particular terror de estar encerrados en casa, y depender completamente de la tecnología para comunicarnos con clientes, amistades, espíritus, y quienes pueden ayudarnos contra ellos —pero que suelen tener la peor señal de internet—.


Host“Pero si me dijeron que Izzi era mejor que Infinitum”

 

Entretenida y amena, puedes invertirle una hora sin sentimiento de culpa; y hará que la pienses dos veces antes de tener una reunión virtual con amigos la noche en la que todos se encuentren solos en casa.

 

Comentarios

comments