Por: Neo neru

El horror llegó a principios de año del 2019 en Febrero, cuando se hizo viral una imagen, la cual parecía ser parte de los jinetes del apocalipsis, al menos para los que vivieron la escasez de anime cuando se satanizó en la década de los 90’s y 2000’s. Animemobile, AnimeYT y AnimeFLV supuestamente habían cerrado sus plataformas, pareciendo presagiar el fin de infinidad de páginas a manos de Cunchyroll, con el propósito de monopolizar el anime. Existen muchos errores en el anterior planteamiento, y no por la situación mostrada, sino por la falsedad en ella.

Un consejo queridos lectores, cuando vean una noticia por el estilo, asegurémonos de su veracidad ya que apenas apareció la foto, bastaba con entrar a dichas webs para entender que de esas tres plataformas sólo dos fueron cerradas y no por el Führer Crunchy, al menos no en su totalidad, ya que una de éstas páginas sí fue denunciada por el portal de streaming.

¿Qué tan inocentes son las víctimas?

Podría atreverme a afirmar que Crunchyroll hizo lo correcto, y no porque sea consumidor de la misma página la cual no es perfecta, y no sólo por su catálogo sino por los problemas que tienen ocasionalmente para correr sus videos, sin embargo a pesar de sus fallos sabemos que Crunchyroll se esmera en tener no sólo subtitulados sus animes, sino doblados al idioma pertinente acciones que los hacen merecedores de un profundo respeto. Entonces, ¿qué pasó?

Animemobile fue cerrada por derechos de autor que reclamó Toei animation por subir “Dragon Ball Super Broly” sin licencia o permiso alguno, ni más ni menos, mientras que AnimeYT robaba los episodios de Crunchyroll y esto fue lo que provoco el cierre de su sitio, hecho que confirma Kalathras en su canal Lolweapon.

“… Lo que pasó con AnimeYT, como otras tantas páginas de anime ilegal que sube todo el anime, que sube contenido que hacen los fansubs (…), ¿qué pasó? Pasó que hay páginas como éstas, que se pasan de vagas, entre comillas, y literalmente dejó de descargar los RAWs japoneses para ponerle subtítulos propios, a literalmente descargarse los capítulos con los subtítulos de Crunchyroll, y Crunchyroll no tiene derechos como para hacer que un anime no se distribuya en una parte del mundo, pero sí los tiene si te robas el capítulo directamente con sus subtítulos…” 

Entonces, ¿Existe actualmente una cacería de brujas por las paginas? No. ¿Se lo tiene merecido AnimeYT basado en la información de Klathras? Sólo puedo decir que pagan justos por pecadores, pues tal vez había animes que sí subtitulaban ellos mismos, sin embargo, en el ámbito de fansubs, fandubs o cualquier tipo de traducción hecha por fans, está muy mal visto el robar el trabajo ajeno. 

No importa de qué lado estés, si de Crunchyroll o las páginas ilegales, cualquiera se enfadara si roban su trabajo.

Comentarios

comments