JAGUAR |

Featured Takamasa

Takamasa Sakurai visitó México el pasado 17 de abril, después de 4 años de ausencia, para ofrecer un par de conferencias acerca de la cultura pop de Japón; en la UNAM el mismo viernes 17 y en el J’Fest los días sábado 18 y domingo 19. En esta ocasión estuvo acompañado por la maid Hitomi, Presidenta del At Home Café.

¿Quién es Takamasa Sakurai?

Se le considera un pionero de la diplomacia cultural (se hace llamar “el diplomático de la cultura pop”) de Japón. Su carrera incluye ser profesor universitario, editor, productor de programas de radio, sitios web y vídeos musicales. Al día de hoy se se ha enfocado en investigar la relación entre el mundo y la cultura japonesa contemporánea, además de adentrarse en su carrera como escritor, periodista, empresario, y productor de eventos. Ha escrito libros como: Anime: Diplomacia cultural, Revolución Mundial Kawaii y Japón se reconstruirá a sí mismo con anime.

Su tarea es extender la cultura japonesa valiéndose de la animación y la moda, principalmente; sobre todo la moda basada en el barrio tokiota de Harajuku.

La competitividad internacional de la cultura pop de Japón.

Flyer

En su conferencia dada en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS), Sakurai destacó sus gratas experiencias vividas a través de su visita a más de 130 ciudades de 25 países.

Entre los aspectos que el diplomático nipón subrayó se encuentran sobre todo sus intenciones de unir a los otakus del mundo a través de distintos proyectos. Contó que, por ejemplo, para entenderte con otakus de otros países puedes simplemente mencionar una serie de anime tan popular como Neon Genesis Evangelion. El anime y el manga son referentes primarios de la cultura pop de Japón en todo el mundo; aún así fue el tema menos extenso que, sin embargo, estuvo presente implícitamente a lo largo de toda la conferencia.

Acerca del cosplay remarcó que el mejor nivel que ha visto en sus visitas lo poseen los rusos. Sobre la participación de México en el Cosplay World Summit dijo que el nivel ha crecido bastante a lo largo de los años, tanto así que no le extrañaría que pudiera ganar esta edición o en un futuro no muy lejano.

Para Sakurai la cultura pop no está distanciada de la cultura tradicional de su país, sino que es una evolución natural de la misma y un reflejo de los cambios que se vivieron después de los horrores de la guerra. Es así que a manera de conclusión para este aspecto, Sakurai afirma que no hay ni “high” ni “sub” cultura, sólo hay cultura. Básicamente nos da a entender que no hay formas más grandiosas que otras respecto a cultura, sino que la manera en que nosotros veamos las diversas manifestaciones, así como nuestros gustos y criterios personales son lo que determina nuestra opinión acerca de estas formas de expresión. Por lo tanto reconoció que, en esencia, no hay una gran diferencia entre un otaku japonés y uno extranjero.

En cuanto a sus inquietudes de formar una interacción más amena entre los otakus alrededor de la Tierra, Takamasa Sakurai expresó ideas tales como formar una asociación que se encargue de vincular las convenciones locales para volverlas internacionales y así mejorar la comunicación entre países y sobre todo la experiencia de los asistentes; otra de sus ideas es que sería genial que los otakus contáramos con un emblema que nos distinga como tal, y así reconocernos unos a otros más fácilmente al viajar al extranjero. Proyectos bastante ambiciosos, pero no imposibles.

Pasando al tema de la moda, el barrio de Harajuku en Tokyo es el punto de referencia del que Sakurai se vale para dar su conferencia, y es que se trata, sin lugar a dudas, de un lugar donde diversos estilos convergen, dando lugar a un colorido panorama. La moda lolita en Japón, así como distintas variantes, tiene su máxima expresión aquí, sin embargo no es común que las jóvenes que lucen estos estilos se dejen fotografiar o convivan con personas que no estén dentro de su círculo de amigos; al buscar una forma de expresarse y un estilo propio (cuenta Sakurai) la gente a su alrededor suele discriminarlas por sus gustos y tendencias. En sus visitas a otros países, Sakurai se hizo acompañar de las Embajadoras Kawaii, promotoras de la moda de Japón, y organizó desfiles en los que participaban modelos de la ciudad que visitaba. Externó su intención de poder realizar algo similar en México.

En cuanto a J-Pop, Sakurai expresó su deseo de que más artistas incluyan en sus giras a países latinoamericanos o simplemente ofrezcan conciertos en ellos; entre otros, mencionó a The Pillows y a C°ute, que como ya sabemos ha anunciado que se presentará en el país. En su papel de productor, afirmó que le interesa desarrollar planes en México como producir idols nacionales, realizar un evento anual y establecer Maid Cafés. En su opinión puede haber idols, anime y manga hechos fuera de Japón, siempre y cuando sean cosas bien hechas; esto lo dijo al ser cuestionado si estaba de acuerdo con la opinión de que el anime y el manga sólo pueden ser llamados como tales si vienen de Japón, y mencionó precisamente la moda lolita como analogía, pues dicha moda es original de Francia, pero llegó a su apogeo en Japón al punto de que mucha gente cree que es original del país oriental.

Moe, moe, ¡kyun!

Moe moe

Luego de su participación, Sakurai cedió el micrófono a Hitomi, Presidenta del At Home Café. En su intervención se enfocó a explicar básicamente en qué consiste el concepto de un Maid Café: La entrega total es un concepto que cualquiera que aspire a ser Maid debe conocer y se refiere a hacer sentir al cliente como en casa, dándole especial trato y atención, procurando en todo momento que se sienta cómodo y bien atendido.

Otro aspecto característico en estos lugares es que al momento de servir los alimentos o las bebidas, las Maids se valen de “magia” para “hechizar” los platillos y así hacerlos deliciosos. Sus “conjuros” son variados, pero Hitomi se dio la oportunidad de enseñar a los asistentes uno muy común: El “moe, moe, ¡kyun!”, el cual consiste en formar un corazón con ambas manos, luego mueves el corazón a la derecha y a la izquierda, entonando “moe, moe” para finalizar apuntando al platillo o al objeto a “encantar” diciendo “¡kyun!”.

Aquí un promo del At Home Café:

Esperemos que varios de los proyectos compartidos por Sakurai se lleguen a realizar y que vuelva pronto para ofrecer más conferencias, más datos culturales y sobre todo buenas noticias acerca de la extensión de la cultura pop de Japón alrededor del mundo, así como de la comunidad otaku en todo el planeta.

@LuisJaguar

Comentarios

comments