Por Mighty Mena

Life of Pi se levantó como una de las grandes triunfadoras de la noche, pero para muchos esta victoria dejó un sabor amargo y me refiero a las personas detrás de los maravillosos escenarios y criaturas que hacen de este filme un deleite visual, la gente detrás de los efectos especiales y el CGI.

VFX protest picture Oscars 2013

La  noche del domingo previo a la ceremonia de la 85 entrega de los premios de la Academia, Los Ángeles fue testigo del actual descontento en el que se encuentra la industria de los VFX (nada nuevo para nosotros como mexicanos y no sólo en cuanto a VFX, si no toda la industria audiovisual) cuando un grupo de artistas se manifestaron a las afueras del teatro Dolby para hacerle saber al mundo la difícil situación que enfrentan las empresas dedicadas a los efectos visuales, tal es el caso de Rythm & Hues, los ganadores de la estatuilla gracias a Life of Pi (Una Aventura Extraordinaria) quienes, días antes de recibir el premio, se declararon en bancarrota y aunque se llevaron a casa el Oscar, gran parte de su equipo perdió su trabajo cuando R&H se vio obligado a despedir a alrededor de 400 personas y a dejar películas en las que trabajaban sin concluir.

line1

Al recibir el premio, por cierto de mano de el elenco de Los Vengadores, su discurso fue interrumpido por la orquesta que a los 40 segundos comenzó a tocar el tema de Tiburón, justo cuando Bill Westenhofer empezaba a hablar de la penosa situación de la empresa y de la industria en general, pues al igual que R&H otras casas realizadoras de efectos visuales están decayendo debido a los bajos salarios y las malas condiciones de trabajo. Como sabemos, muchas de las grandes empresas cuentan con personal en lugares como la India y otros países para abaratar los costos, pues los productores siempre buscan que el trabajo resulte lo más barato posible; injusto para los creadores, ya que ellos son los que realizan la mayoría de los éxitos taquilleros con los que los gigantes de la industria cinematográfica se embolsan millones, mientras el equipo de efectos trabaja meses y meses sin descanso, muchas veces en malas condiciones sin el pago que merecen y al contrario, están perdiendo su trabajo.

oscar11

Parece increíble que los creadores del maravilloso mundo que llevó a Ang Lee a ser el ganador al Oscar por mejor dirección no reciban, ya no digamos el crédito merecido, pues en su discurso el señor Lee no recordó en ningún momento a su equipo de VFX  a pesar de la controversia que todos sabían había allá afuera, sino el apoyo de la industria cinematográfica para recuperarse financieramente y seguir creando esos filmes que los hacen ganar cantidades inimaginables de dinero.  Sin duda, un golpe para la industria de los efectos visuales y los artistas que hacen posible la magia de sus filmes, sin ellos no habría Avengers, no habría tigre, no habría nada, y como dijo el mismo Westenhofer frente a la prensa tras recibir su premio: la industria del cine depende cada vez más del CGI y los VFX y en un momento como éste en el que la industria pasa por un mal momento, es necesario que se den cuenta que la gente detrás de esto no son sólo personas oprimiendo botones, son artistas.

pi-vfx-1__130216015133

life-of-pi1-600x337

Lamentable situación que espero haga conciencia en los gigantes de Hollywood y una a todos los artistas de efectos visuales en el mundo, pues al final son ellos los que hacen el cine hoy día o díganme ¿cuál fue la última película que vieron en la que no haya uso de efectos visuales? Sin este talentoso grupo de gente todo lo que veríamos sería actores con trajes tontos hablando con figuras azules frente a una pantalla verde.

green-screen (1)

 

 

Comentarios

comments