MRD EDDIE RIVERS |

retrotierra 7

En las pasadas semanas, les he estado platicando sobre mi experiencia dentro del mundo “friki, así que seguro  recuerdan que les mencioné que lo “geek me viene de familia, por ello me puse a investigar entre mis tíos, mi mamá y varios familiares y amigos de 40 años en adelante;  cuáles eran sus caricaturas preferidas cuando era  niños.

Así que vamos a conocer algunas de estas series que tanto fascinaron a nuestros progenitores. La primera que se me viene a la memoria es una serie de una joven  princesa de la estrella Beta.  Quien por su mal comportamiento, es castigada por un mago, llamado El Profesor, que la envía al planeta Tierra, donde trabaja como niñera de los hermanos Kawagoe; Takeshi  y Koji. Es acompañada por Chibigón, un muñeco  en forma de dragón; el cual aparece cuando se le llama con una frase especial, por lo general para sacarla a ella y los niños de algún apuro. Cometa es evaluada por El Profesor, quien la califica con marcas en las mejillas. Ella es la señorita Cometa.

Esta chiquilla fue la fascinación de muchos niños en la época de finales de los sesenta y principios de los setenta. Mis tíos y en especial mi madre estaban tan fascinados, que deseaban tener su propio Chibigón, hacían todo lo posible por imitar a la princesa estelar.

Más o menos por la misma época aparecieron las clásicas y divertidísimas series de Hannah Barbera. Llámense los hilarantes Picapiedra, los muy adelantados Supersónico, el infalible Don Gato acompañado de todos los mininos del callejón, el oso Yoggi y Bubu, Scooby Doo y muchísimos más.

Estos fueron por años los modelos a seguir de todos esos niños de la época de los pantalones acampanados. Las peripecias de Pedro Picapiedra y Pablo Mármol por quedar bien con sus esposas  en una época de cavernas que algunos inventos adaptados  al contexto hacían que toda la familia  se llevara una sonrisa.

Y qué me dicen de Don Gato, El oficial Matute, Cucho, Espanto, Panza, Demostenes y Benito. Con quienes se enseñaba el valor de la amistad y en más de una ocasión arrancaron las lágrimas de uno que otro. Muchas de estas series, salvo excepciones no fueron la gran cosa en los EUA y llegaron a nuestro país para convertirse en parte de nuestra propia cultura pop con ayuda de grandes voces del doblaje como Esteban Siller y el recién fallecido Tata Arvizu.

También estaban unos animales que estaban más que chiflados y que se hacían bromas en extremo pesadas, pero que sin duda siguen siendo memorables. Les hablo de los Looney Tunes.  Bugs Bunny (mi favorito), el Pato Lucas, Porky, Silvestre, la Abuelita, Piolín, el Coyote, el Correcaminos, etc.

Sus aventuras, bromas pesadas y demás tonterías fueron un pretexto de sana diversión familiar que sin duda hacían que los problemas se esfumaran de la noche a la mañana. Además, nadie me podrá negar que no se acuerdan de El conejo en la ópera,  Duck Dodgers y Las aventura de Silvestre y Piolín  eran de las más divertidas.

También estaban  programas con las locas carreras de autos, Mandibulín, Maguila Gorila, Charlie Brown, Heidi y Ultraman. Como éstas hay miles de ejemplos que yo les podría dar pero prefiero que los siguientes videos  hablen por sí mismos y recuerden que sus papás también fueron niños, pregúntenle a sus padres, verán cómo se acuerdan de estos programas.

Pónganles lo videos y háganlos sacar las lágrimas de cocodrilo recordando sus años mozos en donde la vida era más simple y lo único importante era jugar, reír y divertirse. Nos leemos la próxima

ULTRAMAN:

LAS CARRERAS LOCAS:

LAS MEJORES CARICATURAS DE 1965-1970 (PARTE 1):

LAS MEJORES CARICATURAS DE 1965-1970 (PARTE 2)

¿Te atreves a cruzar la Línea de El Vortex?

Comentarios

comments