El domingo pasado fue un día de finales, muchos finales. Los fans de Star vs las fuerzas del mal compartimos el dolor de quedarnos sin nuestra serie favorita. Después de cuatro años, Star luchó, una última vez, contra las fuerzas más malignas.

Esta última temporada dejó un poco que desear para los fans de hueso colorado que consideramos estuvo plagada de fanservice. Sí, te estoy hablando a ti  Starco. Aunque las sorpresas no se hicieron esperar. Las apuestas sobre quién sería el verdadero villano colapsaron cuando se descubrió su verdadera identidad. 

Sabemos que Star no es el personaje más inteligente de la serie, pero en esta temporada la hicieron perder su esencia y dejarla más abajo de la encantadora torpeza que le caracterizaba. Marco, por su parte, regresa a la Tierra para estar con su familia, cuidar de su pequeña hermana y ser niñero de Meteora. Por otro lado, Meteora, que en la tercera temporada tuvo un lugar importantísimo como antagonista, en esta temporada final se reduce a un personaje de relleno cuya única habilidad es que, a pesar de ser bebé, tiene un buen control de la magia y el poder de transmutar a la forma de mewbertad sin dejar de ser un bebé.

En general, los personajes, salvo una excepción, se mantienen en el tenor que habían tenido durante las tres temporadas previas. No hubo demasiadas sorpresas respecto a lo podíamos haber esperado pero, aun con ese continuo, no se siente un avance ni desarrollo real en los personajes, como si en esta cuarta temporada se quedaran estancados.

Aunque el final, que no les spoilearé porque no ha pasado la semana de veto al spoiler, es decepcionante y poco apegado a lo esperado por los seguidores, la serie mantuvo su esencia al mantener su mensaje sobre la tolerancia y el respeto a personas que son diferentes a nosotros (la eterna lucha entre humanos y monstruos) que muchos fans compararon con la lucha de la comunidad LGBTTTQ+ por ser aceptados y dejar de ser perseguidos por el resto.

El capítulo final deja una incógnita, un final abierto, que daría pie a una quinta temporada; sin embargo, sabemos que eso ya no puede ser, pues la serie ya fue cancelada por Disney.

Ahora sólo nos queda imaginar qué fue de Star, Marco y la magia.

Comentarios

comments