MARIAN CASABLANCAS|

El pasado viernes, durante su emisión vespertina del programa Laura, la conductora peruana Laura Bozzo, quien se dice ser ‘activista’, despotricó una vez más en contra de la comunidad friki del país. La conductora – que piensa que la gente hace cosplay para parecer dibujo animado y para evadir problemas familiares – después de dar a conocer uno de sus casos, declaró que no le parece que los  jóvenes, que son el futuro del país, porten la bandera de “otacos o como se llamen” porque al final son ninis con problemas de personalidad.

Tras decir estas palabras, Laura comentó tener conocimiento de ciertos lugares en donde los jóvenes se están “pervistiendo” y en donde consiguen toda esta clase de basura con la que evaden su realidad; así mismo, amenazó fuertemente con mandar clausurar las llamadas plazas frikis de Eje Central, pues según ella “promueven la incultura y la ociosidad entre los jóvenes […] el otro día fui y estaban jugando cartitas ¿qué no saben que esas creaciones del anime han sido diseñadas para lavarles el cerebro? ¿dónde están sus padres?”, señaló indignada.

Manuel Gómez, gamer y otaku, en entrevista con El Vortex, mencionó: “¿por qué no mejor cierran los bares o los casinos? Esa señora no sabe de lo que habla”.

Ante la amenaza de la conductora peruana, los directivos de las plazas mencionaron que harán caso omiso a sus comentarios. Por su parte, muchos grupos de otakus han iniciado un movimiento de repudio contra Laura Bozzo en redes sociales y están planeando hacer una manifestación desde Eje Central hasta Televisa, con la cual pretenden demostrarle a la conductora que los frikis también están dispuestos a luchar por sus intereses.

La comunidad friki ha lanzado los siguientes hashtags en contra de Bozzo: #FueraLauraBozzo #PoderFriki #YaMecanseMil #FikiUnidoJamasSeraVencido e #InviernoFriki.

Estén pendientes de sus redes sociales para saber qué día se realizará esta marcha, a la cual todos los que conformamos El Vortex asistiremos.

No olviden dejarnos sus comentarios.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

inocente

Comentarios

comments