Al fin ha llegado la recta final del popular manga Kimetsu no Yaiba, que repuntó sus ventas con la llegada de su versión animada y se convirtió en el mejor anime del 2019. En esta columna les tengo lo mejor que nos dejó seguir esta obra por 204 capítulos, quedando pendiente el último que está a nada de llegar.

1.-Historia

Recordemos que Kimetsu no Yaiba cuenta la historia de Tanjirou Kamado, un chico inteligente y de buen corazón que vive con su familia y gana dinero vendiendo carbón. Todo cambia cuando su familia es atacada y asesinada por un demonio. Tanjirou y su hermana Nezuko son los únicos sobrevivientes del incidente, aunque Nezuko fue convertida en demonio. Tanjirou se convierte en un asesino de demonios para ayudar a su hermana a volverse humana nuevamente y vengar la muerte de su familia.

¡ALERTA DE SPOILER!

A partir de aquí comenzaremos a hablar un poco más del manga por lo que si solo vieron el anime y esperan la película con ansias, habrá muchos SPOILERS, así que considérense advertidos al continuar su lectura.

Para empezar Tanjirou pasa por un proceso de selección para ser cazador de demonios. Como es de esperarse no todos los que comienzan el entrenamiento llegan al final, otros simplemente quedan en rangos inferiores y una pequeña minoría aspira a ser Pilares, el rango más alto.

Durante este periodo, él conoce a sus compañeros de pelea más fieles: Zenitzu e Inosuke, un par sin igual, ya que uno es un completo cobarde aunque con un poder descomunal cuando pelea , y el segundo es terco y perseverante y no estará dispuesto a ser más débil que Tanjirou.

Sin darse cuenta conocerá el lugar secreto donde se esconde el jefe de la organización de cazadores de demonios, conocido como Patrón y los actuales Pilares. A los Pilares los puedes amar u odiar, pero al final realmente logras empatizar con todos por el gran sacrificio de cada uno en sus batallas y al conocer la historia de sus vidas.

2.-Villanos

Si algo no logramos superar es la epicidad de los villanos en este manga, ya que al principio pensaríamos que solo se enfrentaría a demonios de un rango muy bajo y de repente uno que otro fuerte, pero no. Al igual que existen rangos en los cazadores de demonios, los demonios tienen categorías de demonios débiles, los cuales son los que comienzan a aparecer en este anime. Pero solo nos centraremos en los rangos de arriba que son las 12 Lunas Demoníacas que se dividen en seis inferiores y seis superiores.

Aunque las lunas inferiores tienen una breve aparición, pasarán a tercer plano cuando el villano principal de esta historia, Muzan Kibutsuji, decide que son tan débiles que no merecen vivir. Pero las 6 Lunas Superiores serán las que nos harán sufrir a todos, y cuando digo sufrir es cortarse las venas ─más adelante mencionaré sus fechorías─.

Hay algo curioso con algunos de los villanos de Kimetsu no Yaiba y es que cuando mueren recuerdan el porqué se convirtieron en demonios y la mayoría fueron manipulados. Esto me recuerda a Damian diciéndole a Batman que salvara a todos por justicia no por venganza, ya que Muzan se aprovechó de todos a un punto en el que hasta sientes lastima por ellos, ─excepto por ti, Luna Superior Dos ¬_¬! ─.

3.-Batallas y Muertes

Quisiera poder mencionar todos los momentos épicos pero esta columna sería muy larga así que trataré de ser breve y mencionar lo esencial.

La primer batalla es cuando Tanjirou y sus amigos se encuentran a la Luna Inferior 5, cuya Técnica de Sangre Demoníaca le permitía manejar unos hilos muy fuertes a modo de telaraña y además contaba con una singular “familia” que le ayudaba con sus propósitos. Aquí Nezuko muestra sus poderes de demonio combinados con los de su hermano, aunque al final son salvados por dos de los Pilares. Esta pelea es épica y debemos agradecer al estudio de animación por tan buen trabajo, desde el ataque de Zenitzu hasta la participación de Giyū y Shinobu; es asombroso el manejo que tienen porque cuando lees esta parte en el manga no es muy diferente a lo que se ve en el anime.

La segunda batalla épica fue en el arco del tren de los sueños infinitos, y es cuando sentimos la primer estocada en nuestros kokoros, además de que comienza el desastre de las Lunas Superiores, con la Luna Superior 3, Akaza, quien es tan aferrado a la vida que por primera instancia no puede ser vencido por el Pilar del Fuego, Kyojuro Rengoku, y éste perece de la manera más heróica posible no sin antes desvelar más secretos sobre los antepasados de Tanjirou que le ayudarán a mejorar su técnica, dejando a nuestro protagonista con la misión de vengar su muerte y volverse aún más fuerte para terminar con todos los demonios y vivir una vida en paz.

Esta parte está a pocos meses de estrenar su película animada, que por la contingencia sanitaria fue postergada, pero sin duda será inolvidable.

La tercera épica y triste parte, es cuando comienza la batalla contra Muzan, quien decide con antelación atrapar a todos en un mundo dimensional del cual él tiene el poder de controlar a su antojo y es donde decide enviar a todas las Lunas Superiores restantes para dar inicio a la masacre final.

En este lugar morirán:

Genya Shinazugawa a manos de la Luna Superior 1, haciendo sufrir a su hermano Sanemi, quien al verlo morir recuerda como él siempre lo protegía a pesar de su duro carácter; es muy duro porque solo quería que se volviera más fuerte.

Tokitou Muichirou (Pilar de la Niebla) quien también muere a manos de la Luna Superior 1, descubriendo que es un antepasado de su familia, pero logrando debilitarlo y así ayudar a que sus compañeros pudieran derrotarlo.

Shinobu Kochou (Pilar del Insecto) muere a manos de la Luna Superior 2 quien es de la única que no tenemos compasión al recordar cuando fue derrotado ya que él sólo vivía para matar sin un motivo realmente importante, más que su ego, y provocando los problemas en la visión de Kanao.

Shinobu es absorbida por este sujeto, pero él no contaba con que el cuerpo de la Pilar del Insecto está lleno de un veneno especial contra demonios y al comerla se debilita, lo que contribuye para llegar más rápido a su derrota.

Mitsuri Kanroji (Pilar del Amor) y Obanai Iguro (Pilar de la Serpiente). Ésta es la muerte que más duele porque es la historia más bella de amor dentro de Kimetsu no Yaiba, ya que durante la batalla contra el mismísimo Muzan, ellos resultan tan heridos que al derrotar al Rey de los Demonios no tienen fuerza y mueren abrazados con la esperanza de reencarnar y al fin casarse y ser felices juntos.

4.-Clímax

Algo que nos ha dejado esta historia es el clímax, que nos hizo sufrir con la batalla final y tantas muertes; ya no sabíamos dónde escondernos, acompañados de la desesperación por ver llegar el siguiente capítulo ─sólo para estresarnos más─, pero terminó regalándonos algo diferente en el capítulo 200 con lo que parecía ser la posesión de Tanjirou por parte de Muzan, a punto de volverlo el villano, pero ¡oh sorpresa! Kanao estaba ahí para salvar la pelea, además de que Tamayo, la gran enemiga de Muzan le había dejado un presente con más veneno.

Y con ello llegamos al capítulo 204 donde sentimos el gran dolor y el peso de las pérdidas, es una parte triste que se equilibra con un momento divertido y lleno de agradecimientos, de recuperación entre los sobrevivientes. Es aquí que por fin vemos a Nezuko siendo humana y hablando. .

Vemos a un Inosuke sin saber cómo afrontar el duelo ante los muertos, pero tratando de estar ahí por los que le enseñaron que podía pertenecer al mundo humano, millones de abrazos, hasta un pequeño error de Tanjirou barriendo con ambas manos, aunque había perdido la movilidad de una.

Pero sin duda lo que más agradecemos de este manga es que nos regaló una historia fuera de lo común, que rompió muchas barreras, con épicos momentos, desde los más divertidos hasta los más sufridos, con detalles que pocos podrán notar al leerlo.

Peleas llenas de acción, villanos que al final la mayoría no eran tan malos (sólo estaban llenos de rencor), pero eran muy poderosos, tanto que nos privaron de queridos personajes. Pero sobre todo agradecemos que no fue una historia en torno al protagonista y llenándolo de poder para sobrevivir, sino que nos regalo mini historias para enamorarnos de cada uno de los Cazadores, de los Pilares, que sintieras lástima de los villanos, que aún así vieras lo importante que eran los personajes secundarios. Y eso es lo que hace grande esta historia: cada uno de los elementos es importante, no gira todo en torno a uno solo.

Y al final de este capítulo (204) nos despide con esto:

¿Qué nos espera en el gran final?

Comentarios

comments