El pasado martes 14 de mayo se realizó, en Plaza Toreo, el fan event de la película final de la saga de esta franquicia: X-men Dark Phoenix, que se estrenará el 7 de junio. Como es costumbre en estos eventos, los actores principales viajan a varios países para promocionar la película y conviven con los seguidores. En este caso tuvimos la gran fortuna de que vinieran Sophie Turner (conocida por su papel en Game of Thrones como Sansa Stark) quien interpreta el papel principal de Jean Grey, alias Phoenix, acompañada de Jessica Chastain (una leyenda conocida por su papel en La Cumbre Escarlata y a quien también podremos ver en la segunda parte de la nueva película de It). 

Desde las 4 de la tarde ya se empezaban a juntar los fanáticos alrededor de un escenario con una puerta simulando la entrada famosa a “cerebro”, que en este caso daba acceso a un circuito de alfombra roja con un letrero grande de “X-men” en el centro. 

Para las 8 de la noche ya era una gran cantidad de personas esperando cuando entraron las invitadas. Quienes se tomaron poco más de una hora en recorrer la alfombra roja, extender muchísimos autógrafos, tomarse selfies con los invitados, manteniendo unas carismáticas sonrisas.

Entre los momentos más emotivos de este desfile fue cuando un fan le extendió a Jessica Chastain un dibujo realizado por él a mano y ella lo abrazó con genuino cariño. Además, otra fan les regaló sombreros tipo charro con sus nombres grabados. 

Ambas transmitieron mucho cariño, sonrisas y abrazos. Sophie Turner, impresiona por su altura como han mencionado siempre, y una belleza impactante, vistiendo sencilla con pantalones, un top y una chamarra (del diseñador Louis Vuitton), y peinada con una cola de caballo alta. Dejó entre algunos movimientos ver un tatuaje con una “X” (muy parecido al logo de X-men) en su costado, además de un gran anillo con doble aro y doble diamante, en el dedo anular izquierdo. 

Jessica Chastain lució muy jovial, despeinando constantemente su cabello rojizo ondulado, vistió un vestido rosa con un saco estilo ochentero rojo.

Ya entrados en la plática, ambas contaron que su mutante favorito era Wolverine, con quien empezaron a apreciar las películas. Además, entre sus momentos favoritos durante la grabación, era bromear con James McAvoy (Profesor X). En contraste, comentaron que una de las escenas finales la consideraron compleja de actuar por el uso del arnés y los trajes incómodos.

Otro de los momentos difíciles para Sophie fue en una escena de pelea en la que por una falla de cálculo casi se lastima la mano. Ella en especial nos platicó no sólo la dificultad física de la grabación, sino toda la preparación y estudio de psicología (esquizofrenia, trastorno de personalidad) que tuvo que realizar, mientras que Jessica Chastain dijo que fue de los papeles más sencillos para ella en cuanto a crear su personaje. Las dos se expresaron con seguridad, confianza y risas. La química entre ellas y el público, hizo de este evento algo muy satisfactorio. 

Al final, tuvimos también la fortuna de ver varias escenas de la película (un total de 30 minutos), con un pequeño spoiler que no les mencionaré, pero que definitivamente cumplió su función de dejarme queriendo más. No puedo esperar a la fecha del estreno.

Ya había escrito previamente mis ideas de la película comparadas con el cómic del mismo nombre. Después de este evento creo firmemente que será una grata sorpresa que tirará todas mis expectativas.  

Comentarios

comments