La guerra de las consolas, siempre ha sido un tema en todas las generaciones de consolas, empezó Atari con la Commodore, después llegó Nintendo contra Sega, después Nintendo y PlayStation, y por último la que actualmente vivimos: Nintendo, Microsoft y Sony. Lo cierto es que, mientras nosotros pensamos que entre las tres hay odio y rencores, es muy común que se les vea a los representantes juntos, incluso hablando y sin tener ningún problema, pues cada sector tiene su público y no pasa nada. Fruto de esto salió una alianza que no creímos poder ver: la de Microsoft con Nintendo.

No pasó ni un mes para que ambas partes empezaran a conspirar con cosas cómo “Se unieron porque Sony es muy poderosa y separadas jamás podrían con la Playstation” o “Es el fin de Playstation y de Xbox porque Nintendo volverá a dominar el mundo del gaming” y mi favorita “Nintendo va a ser absorbida por los malos hábitos que tiene Microsoft”. Amigos, drama más drama menos, es verdad que Sony está arrasando con Xbox y Nintendo, a solo 2 años está casi pisándole los talones. Sin embargo, ambas partes pretenden algo en común y es que puedan tener un público más grande y poder ofrecer a los jugadores más alternativas, como un crossplay definitivo.

Muchas cosas han salido de dicha unión, la mayoría son rumores, sin embargo, algo que se cumplió, aparte del crossplay, es sobre si el Xbox Game Pass estaría disponible en el Nintendo Switch, y ya que esta interrogante fue la más sonada, Microsoft lanzó un comunicado diciendo:

“El Xbox Game Pass no llegará a Nintendo Switch a corto plazo, no obstante trabajaremos juntos para brindarles una mejor experiencia de juego.”

Pienso que el Xbox Game Pass llegará, pero en un largo tiempo. Además, me alegra ver que ambas compañías puedan colaborar y presentar cosas nuevas; imagínate poder jugar Splatoon o Super Smash Bros en una Xbox One, teniendo la ventaja de sus sistemas de redes refinadas y un mejor rendimiento, o tal vez de lado contrario poder jugar Halo, Gears of War e incluso Forza en tu Switch y llevarlo a todos lados. Si lo pensamos bien, ambas partes salen beneficiadas, tanto Nintendo para que otras desarrolladoras hagan más juegos y Microsoft del ingenio de Nintendo para las propiedades intelectuales.

Esperemos mucho más de esta noticia que ha dejado a gamers con la boca abierta pues esto no se veía venir, y si con esto podemos disfrutar de más juegos, de colaboraciones especiales, experiencias donde por fin los gamers fanboys de ambas partes se unifiquen y, sobre todo, que hagan ver que por muy poderosa que sea Sony, a veces, es mejor ser amixes never enemixes y que todos salgan ganando.

Comentarios

comments