Hace pocos días se estrenó la nueva cinta basada en el universo de Mortal Kombat. El bebé de Ed Boon y John Tobias tiene una historia inmensa que ha evolucionado a lo largo de los años, pero lamentablemente esta película se enfocó en los elementos equivocados.

Aquí en El Vortex analizaremos a fondo que problemas y que aciertos tuvo este reboot a la que parece será una nueva serie de películas basadas en el icónico titulo de peleas ultra violentas.

Lo bueno

Mortal Kombat Kano

El paso de los años le permitió a Mortal Kombat evolucionar respecto a la cinta original de 1995. Aunque hay varios factores negativos que necesitamos mencionar, también existe la otra cara de la moneda.

El gore definitivamente es su carta más fuerte. Tal y como se había prometido en pasadas declaraciones, la película no iba a desaprovechar el mayor punto de venta de la franquicia. Tenemos ataques brutales y sangrientos a lo largo de toda la trama; desmembramientos, decapitaciones y otras formas de acabar con el oponente como solamente veíamos en los juegos.

Aunque las actuaciones fueron mixtas a través del elenco, los que destacaron lo hicieron con creces. Joe Taslim (Sub-Zero) y Josh Lawson (Kano) interpretaron muy bien a sus personajes a pesar de alejarse un poco del material original. Sin embargo, esto también permitió apreciar a los dos peleadores clásicos desde otra perspectiva que jamás mostraron en los juegos.

Sub-Zero

Lo malo

Comencemos con el protagonista. Cole Young fue conectado desde el inicio con Scorpion, sin embargo su unión se sintió demasiado forzada y no cerró la historia con el impacto que nos presentaron desde las primeras escenas.

Ya sea porque se trate de un peleador inventado para la película de Mortal Kombat o que Lewis Tan tuvo una actuación muy floja, a fin de cuentas nos dieron una estrella muy opaca.

Hablando del guión, ¿por qué sintieron necesario explicarnos de dónde provenían los poderes de los personajes? Mortal Kombat está lleno de temas supernaturales, pero los fans jamás se han sentido molestos por no saber la razón detrás de los movimientos especiales de los peleadores.

La película se concentró demasiado en este detalle sin importancia y sacrificaron lo que podría haber sido una mejor historia. Esperemos que en una eventual secuela, se ahorren todo esto y se enfoquen en lo que importa.

El tiempo desperdiciado no permite más desarrollo de los personajes. Shang Tsung, el villano de la cinta, fue introducido como si se tratara de un reparto secundario en el cast y ni se diga de sus seguidores.

Apenas presentando sus nombres en escenas de no más de 15 segundos, peleadores como Mileena, Nitara y Reiko fueron tratados como secuaces menores sacados de un capítulo de los Power Rangers.

Aunque tuvimos bastante fidelidad en el lado del contenido sangriento, los combates por otro lado dejaron mucho que desear. Las peleas carecieron de impacto, y como no presentaron adecuadamente a los villanos, se pierde el interés por el desenlace de cada encuentro.

Al no ser introducidos apropiadamente, los primerizos quedaron confundidos y los veteranos enfurecidos por el trato que les dieron. ¿A quién rayos se le ocurrió dejar fuera a Johnny Cage?

Veredicto: Mortal Kombat, la película

Aunque no llegamos al punto catastrófico de MK Annihilation, la nueva cinta de Mortal Kombat se quedó muy lejos de pasar a la historia como un ejemplo memorable de videojuegos en la pantalla grande.

Un muy mal manejo de las prioridades que le dan vida a esta legendaria franquicia resultaron en una pobre representación del mundo y los personajes, lo que terminó dejando muy insatisfechos a los fans.

Esperemos que puedan corregir estos errores para la secuela, la cual nos dejaron más que clara en los últimos minutos de la película.

Mortal Kombat merece una gran representación en el mundo del cine, logro que se pudo conseguir en 1995. Si en ese entonces pudieron, ¿por qué no ahora en tiempos modernos?

Rating: 1.5 out of 5.

Comentarios

comments