ISMAEL MARTÍNEZ |

Aquí la primera, la segunda, la tercera, la cuarta y la quinta parte

Cumplimos ya seis semanas en la cuneta, develando, describiendo, analizando las apuestas que la empresa nipona con más notoriedad e historia en el ramo de los videojuegos pretende ofrecernos (o lo hace ya, pues en el mercado circulan, desde hace poco: Bravely Default, Professor Layton and the Azran Legacy, Donkey Kong Country: Tropical Freeze, por ejemplo) para este año 2014.

Finalicemos, pues, este breve aunque prolongado listado con una tríada de joyas potenciales de la gran N, de nuevo, para sus portables Nintendo 3DS/2DS.

 art_PokemonBattleTrozeiLogo-e1392334953976

Pokémon Battle Trozei

Uno de esos programas que están llamados a convertirse en venta segura para fanáticos, y revelación en dinámica de juego (gameplay) para jugadores casuales. La premisa, un puzzle en apariencia adictivo hecho a la medida para potenciar los recursos innatos de la franquicia, la captura, recolección y enfrentamiento de monstruos de bolsillo.

¿Alguien recuerda la absoluta brillantez del primer Pokemon Pinball para Game Boy Color? ¿O la adictiva fórmula planteada por Dr. Mario/Wario/Luigi? Figúrense. La duda principal será, por supuesto, si Trozei podrá compartir, aunque sea un poco, con la explosión de ventas ocasionada por X & Y? Sólo el tiempo lo dirá.

 maxresdefault

Theatrhythm Final Fantasy: Curtain Call

¿Alguien desconoce el concepto? Bien. Se trata de un típico juego de ritmo, tal como hizo (hace) Taiko: Drum Master de Namco, o como los ya famosísimos “simuladores” (not) musicales, como Guitar Hero y Rock Band. El asunto es que —la novedad— tenemos ahora a disposición el enorme catálogo musical de la franquicia Final Fantasy. Composiciones, todas ellas, en su formato original.

El primer juego de la ahora serie, Theatrhythm Final Fantasy, fue planteado originalmente como un bello capricho en celebración a los 25 años que la franquicia cumplió en 2012. El concepto se antojaba en él, al inicio, francamente lastimero, casi inserto al calce; sin embargo, luego de la primera hora, te era imposible soltarlo. Las características propias del JRPG, añadidas al concepto de ritmo-reto-musical, dieron un resultado altamente adictivo. Sobra decir que este es uno de los pocos títulos obligados del año, especialmente si se valora el legado sonoro de los titanes nipones contemporáneos, tales como Nobuo Uematsu y Masashi Hamauzu. Una joya.

 yoshis-new-island

Yoshi’s New Island

Desde su aparición, en 1995 para Super Nintendo, bajo el nombre de Super Mario Word 2: Yoshi’s Island, el spin-off protagonizado por Yoshi, quizá la mascota más querida del universo gamer, se hizo de una fama inusitada. Fama que lo llevaría en breve al nombre propio, pues dio un rápido salto a la categoría franquicia con Yoshi’s Story, en 1997, para Nintendo 64.

El título adquirió entonces también una identidad visual única. Tradicionalista pero al mismo tiempo renovada, la estética de Yoshi’s Story estableció un nuevo parangón para los juegos de plataforma. Con altísimos estándares de calidad, Yoshi’s New Island llenará la obligada cuota de juegos de plataforma para las portables de Nintendo. Ni duda cabe.

Omake

Cuando pensaba esta lista, en los albores de enero, hubo varios títulos que concursaron por un espacio propio pero que al final se quedaron en el camino por repetición, atemporalidad o falta de verdadero mérito; ellos, sin embargo, son dignos de mencionarse como novedades que habrá que esperar en un futuro próximo, y que podrán sorprender tanto a la crítica como al público:

Monster Hunter 4

Professor Layton vs. Phoenix Wright: Ace Attorney

Pokémon Bank

| IM | NEET | @KuranesII |

Comentarios

comments