Prey, la más reciente entrega de la saga Predator al fin está disponible en Star+ y el tráiler de esta cinta dejó bien claro que iba a ser una cinta bastante diferente a lo que estábamos acostumbrados y desde este momento quiero decirles algo: amé Prey.

De las muchas sagas de ciencia ficción las de Alien y Predator son mis favoritas –aunque mi corazón es más team xenomorfo– y los yautjas no la han tenido fácil en el cine, Predators (2010) no fue muy recibida y pese a que la idea era buena había ciertas cosas que eran extrañas y había algo que estaba fuera de lugar y The Predator de 2019 se colgó demasiado de las primeras 2 películas, había más cosas sin sentido que hacen ver bien la película del 2010 (y no, eso no es nada bueno); sin embargo, llegó Dan Trachtenberg (10 Cloverfield Lane) y su nueva propuesta: Prey.

Dicho lo cual: ¿Qué tiene de bueno Prey? Antes de responder esta pregunta permítanme contarles de qué va esta precuela y después pasamos a la clásica sección de Lo Bueno y Lo Malo.

Prey

Prey

En 1719, Naru (Amber Midthunder) es una comanche quien siente que ha llegado la hora de participar en kühtaamia, un rito de iniciación en el que la presa que elija la estará cazando de vuelta; sin embargo, no sabe que la presa que eligió no es una bestia común: es un Depredador.

Lo Bueno

Prey respeta su legado con una propuesta fresca

La cinta comparte muchas similitudes con la película original protagonizada por Arnold Schwazenegger; sin embargo, logra crear su propia esencia lo que la convierte en un producto totalmente diferente. La protagonista Naru es un personaje considerablemente más débil que el soldado Dutch además de que no posee el mismo armamento pesado para enfrentarse a un Depredador; sin embargo, lo que la hace diferente es su avanzado instinto de supervivencia, lo que la convierte en la presa más letal de la saga.

PreyPrey

Un Depredador con honor hasta el final

Algo que se estableció desde Depredador (1987) es que los yautja tienen un código de honor cuando realizan sus cacerías: no cazan mujeres, niños ni personas enfermas o que estén heridas y ellos no hayan provocado la herida, en resumen presas que no representen una amenaza para ellos; sin embargo, este Depredador -interpretado por el actor y ex basquetbolista Dane DiLiegro– además de seguir rigurosamente este código, optó por utilizar la menor cantidad de tecnología posible (esto incluye el icónico cañón de plasma). Prey nos entrega a un yautja sigiloso, con una vestimenta más “salvaje” y que prefiere utilizar el combate cuerpo a cuerpo y que nos da como resultado fantásticas escenas de acción.

Prey y su conexión con la saga

Una de mis quejas con la cinta anterior (The Predator) fue que se colgó demasiado del factor “nostalgia” lo que prácticamente la condenó a ser una película sin identidad. Afortunadamente Prey tomó nota de ese error y esta precuela se conecta perfectamente con las películas originales con un detalle que apareció en Predator 2 (1990): una pistola del siglo 18 con un grabado: Raphael Adolini 1715.
Este detalle originalmente lo contestó el cómic Predator 1718; sin embargo, muchos cómics quedaron fuera del canon cuando Disney compró FOX.

Lo Malo

Prey no llegó a la pantalla grande

Es una verdadera lástima que Prey no se haya estrenado en cines y que sea una película exclusiva de un servicio de streaming, tomando en cuenta que forma parte de una de las sagas más importantes de la ciencia ficción y que la cinta recibió una ovación de pie en el primer screening de la cinta.

Prey

Prey

Rating: 5 out of 5.

Amiguitos, estamos frente a la mejor película de Depredador desde las primeras 2 películas.
Estaba convencido de que no había mucho que se le pudiera hacer a esta fantástica saga después del bodrio que fue The Predator, mis respetos para todo el equipo detrás de Prey porque no solo le dieron un nuevo aire a la franquicia, sino que prácticamente (en mi opinión muy personal) revivieron la saga. Espero de todo corazón que el futuro de estas películas siga el fantástico ejemplo de esta precuela. Les recomiendo sin duda alguna que vean Prey, compartan cuentas de Star+, aprovechen alguna prueba gratis que salga o hagan lo que sea pero sí o sí tienen que ver este tremendo peliculón.

Prey

Comentarios

comments