MetalWarrior

La Comunidad del Anillo se disolvió y la amenaza de una de Las Dos Torres ha sido neutralizada. El enfrentamiento final con la Sombra se acerca rápidamente, es cuestión de muy poco tiempo para que Sauron ataque Gondor y arrase completamente con la única fuerza que puede oponerle resistencia, y todo parecer indicar que así será.

Una disculpa por las “reseñas” anteriores que fueron más resumen que otra cosa, espero corregir mi error con este artículo. De hecho ya las actualicé para hacerlas menos tediosas, por si gustan darse una vuelta.

El Retorno del Rey es la conclusión de la épica saga de Tolkien Peter Jackson. Por mucho, es el filme más largo de los tres, ya que dura poco más de 4 horas (la versión extendida). El epílogo de la aventura es el extra que hace que el filme se exceda de las habituales 3 horas y fracción.

Este filme es el más elaborado de la trilogía, ya que las secuencias de las batallas son muy extensas e involucran a miles o millones de participantes —obviamente agregados por CGI— con una magnitud de enormes proporciones. Si la batalla del Abismo de Helm nos pareció muy elaborada (batalla en los muros, en las puertas, dentro de Cuernavilla y la derrota de los Uruk-hai), la batalla de los Campos del Pelennor es una obra maestra; abarca la mitad del filme y, en mi opinión, no causa tedio/cansancio al verla. La tensión durante la batalla crece a cada momento, y cuando uno cree que Minas Tirith va a caer, o bien, se van a cargar a los orcos, algo más sucede para voltear las cosas. El despliegue y calidad del CGI es sorprendente, tanto así que los mûmakil, los trolls y los Espectros alados parecen reales (al contrario de los escenarios que parecen de videojuego creados para el Episodio III de Star Wars… ya está, ya lo dije).

El asedio de Minas Tirith.

Un secreto para que todo se viera lo más real posible era filmarlo de verdad. Para los seres “vivos” —trolls, huargos, mûmakil— Weta Workshop elaboró figuras de los mismos y posteriormente eran escaneadas para digitalizarlas, mientras que para lugares como Minas Tirith, Osgiliath y la torre de Barad-dûr, se hacían varias maquetas a escala para las tomas panorámicas (cuando el Nazgûl ataca a los soldados en Minas Tirith, el recorrido de este fue filmado en la miniatura de la ciudad). Inclusive hicieron una maqueta de dos mûmakil muertos en escala 1:1. Cuando se produjo la película, New Line no se moría de hambre.

Otro momento clave en la historia es el antro de Ella-Laraña. A pesar de todos los peligros a los que se ha enfrentado Frodo, es en el túnel de Ella, más que en ningún otro punto de la historia, donde existe la posibilidad de que su misión fracase. No en la Puerta Negra, no en Moria, ni siquiera en Mordor.

Ella-Laraña persiguiendo a Frodo.

El plan de Gollum consistía en dejar que Ella-Laraña se comiera a Frodo y tomar el Anillo de entre los restos del hobbit. Con lo que no contaba el pequeño fisgón era con la furia de Samsagaz. En este filme es donde Sam se luce y demuestra que, a pesar de ser solo un jardinero, cuando se trata de defender a su señor Frodo, nada lo puede detener, ni una araña gigante ni unos cuantos orcos.

Casi al final de la película comprobamos que Peter Jackson tiene sentido del humor. Después de destruir el Anillo, Frodo y Sam yacen en la ladera del Monte del Destino, preparados para morir y la escena se desvanece en negro. En los cines se escucharon algunas expresiones de sorpresa y desconcierto cuando esto pasó, pero era solo un pequeño chiste de P.J. Segundos después, vemos como Gandalf y las águilas salvan a los hobbits.

“I’m glad to be with you, Samwise Gamgee, here at the end of all things.”

Ahora, a remarcar algunos errores en la película:

¤ Cuando Gollum cae en la lava y se sumerge (sin mencionar que no humea), el Anillo le debió de seguir, pero convenientemente se creó una costra en el magma. Pudieron haber matado al viejo fisgón y dejar que el Anillo cayera cerca de él sobre una costra, sin necesidad de alterar la física.

¤ Es muy poco creíble cuando Éowyn toma un par de espadas y deja lisiado a un mûmak, las cientos de flechas en su piel parecen no molestarlo, pero ¿dos “tajos” no muy fuertes con espadas lo tumban?

¤ Esto no es tanto un error sino una omisión. Cuando las fuerzas de Gondor se dirigen al Morannon, ¿por qué Aragorn las guía? Con Denethor muerto, Faramir es el Senescal y Señor de la ciudad. ¿Nombró a Aragorn como capitán? ¿Lo reconoció como rey? ¿La gente conocía el significado de los fantasmas de Dwimor y por ende la herencia de Aragorn?

¤ El peor error que pudieron cometer en el filme fue el envenenamiento de Frodo por Ella-Laraña. Claramente, el aguijón de Ella le da en el estómago o en el pecho, ¡y la cota de mithril no lo detuvo! Después del fallido intento de empalar a Frodo en La Comunidad, no queda más que decir que Jackson se equivocó big time.

¡Mûmakil!

La trilogía del El Señor de los Anillos fue (y tal vez aún sea) uno de los proyectos cinematográficos más extensos y complejos que jamás se hayan hecho. La filmación no contemplaba el proyecto como tres películas independientes sino como una sola muuuuuuuuuuy larga, y así lo manejaron, filmando durante más de 3 años ininterrumpidos para adaptar el trabajo de Tolkien. Testimonios de la producción indican que tener un día libre era algo muy raro y el concepto de descansar comenzó a convertirse en un mito.

De cualquier forma, esta épica saga dejó satisfechos a muchos, tal vez con excepción de los más exigentes. Gracias a su gran éxito, New Line Cinema decidió adaptar El Hobbit a la pantalla grande y, a pesar de varios retrasos e inconvenientes, la primera parte de una nueva trilogía llega a los cines este viernes, con lo cual podremos volver a visitar la Tierra Media y ver de nuevo a algunos personajes que recordamos y muchos nuevos que tal vez nos simpaticen (o no). Por cierto, se me olvidaba compartirles esta escena inédita de El Retorno:

Metal Warrior


FICHA TÉCNICA
Título original: The Lord of the Rings: The Return of the King
Año: 2003
Duración: 201 min.
Género: Aventura, fantasía, acción
País: Nueva Zelanda, Reino Unido, Estados Unidos
Director: Peter Jackson
Reparto: Ian McKellen, Elijah Wood, Viggo Mortensen, Liv Tyler, John Rhys Davies, Christopher Lee

Comentarios

comments

COMPARTIR
Artículo anteriorPhantom Pain ¿nuevo Metal Gear?: Teorías y evidencias
Artículo siguienteApocalipsis TV: ¿qué ver este fin del mundo?
Ingeniero industrial egresado del Instituto Politécnico Nacional que por azares del destino acabó escribiendo y colaborando para "El Vortex" así como para "Lux Tenebris". Gusta de los cómics, el anime, la televisión, el cine, la música —más que nada el metal— y, sobre todo, de los libros. Sus géneros favoritos son suspenso, terror, ciencia ficción y un poco la acción; pero, para él, la fantasía supera a todos los anteriores.