MARIAN CASABLANCAS|

1

La mayoría de los lectores que ronde entre los 20 y 30 años recordará qué es un Pepsilindro, una de las piezas coleccionables y más aclamadas de los años 90.

Lo que para la marca de refresco Pepsi significaba ganancia por la venta de sus refrescos, para muchos significaba tener en sus manos el producto más cool y popular del momento, pero ¿qué tenía de impresionante un envase de plástico con un popote?

Ahh, he ahí lo interesante, estos cilindros poseían imágenes de diversos personajes de caricaturas y cómics, lo que los hacía aún más interesantes para muchos fanáticos.

En mi caso, nunca olvidaré que en mi casa tuvimos muchos de los Picapiedra y de los Tiny Toons, aunque los más populares, sin duda, fueron los de los Looney Tunes, en los que los personajes de esta caricatura, viajaban por diversas épocas causando conmoción a su paso.

sabrimagicos

Y bueno, ahora en el 2015 o como será recordado en el futuro, como el año de los forever, parece que todas las empresas están apostando a regresar sus artículos que fueron muy queridos por sus compradores que eran chicos (y que ahora no son tan chicos) y quienes ya poseen el dinero para comprar sus objetos de la niñez.

¿A qué viene todo este debraye?

El día de hoy me encontré con un reportaje y un video del diario El País, en donde anunciaban que los noventas habían regresado a México. Al abrirlo me encontré con la noticia de que los famosos Pepsilindros de la empresa refresquera Pepsi, van a regresar por la módica cantidad de dos tapas y $10 pesos.

En principio, me emocioné como todo buen forever , pero después me puse a analizar si en verdad sería capaz de beber Pepsi con tal de tenerlos, por el momento mi respuesta es que no, porque al ver el comercial me di cuenta que no son tan fabulosos como los originales.

En esta ocasión, sólo traen el logo de la bebida. Si Pepsi busca un furor como el de los 90, su tirada va muy lejos de la realidad, ¿qué buscamos los coleccionistas de estos productos?

Supongo que todos concordarán conmigo que buscamos algo que valga la pena coleccionar y, sobre todo, no queremos una versión aún más barata de los coleccionables que ofrecen los cines, de material poco durable y con imágenes pésimas.

En fin, esperemos que si triunfa esta campaña saquen nuevamente cosas dignas o una relanzamiento de las antiguas, las cuales si compraría con gusto.

Les dejo el comercial de lo que es esta nueva campaña y los invito a que me digan si ustedes los comprarán, esperarán a ver qué más se ofrecerá o en definitiva se quedan con un buen recuerdo de lo que fue.

Comentarios

comments