El éxito de una serie también depende de su entorno y ambientación, ¿qué sería de Strangers Things sin la temática ochentera?, ¿el mundo futurista de Dr. Who?, ¿la esencia de la caballería en Game of Thrones?, ¿y qué sería de los Simpson sin el bar de Moe, las películas de McBain, los cómics del Hombre Radioactivo y la planta de energía nuclear?

De nueva cuenta les traemos un conteo con algunos lugares, productos y personajes ficticios dentro del universo de los Simpsons que dotan a la serie de todo un universo, el cual nutre toda la ambientación; le dan un corazón y un sentir.

Cabe señalar que no son todos y puede que algún lugar de tus favoritos no se encuentra enlistado pero a lo largo de este recapitulación, cuyo propósito es celebrar los 30 años de los Simpsons, seguro lo encontrarás.

KwikEMart: el único Oxxo de Springfield

Pereciera que el único lugar donde obtener abarrotes en la ciudad es el KwikEMart. Uno de los lugares más concurridos por todos los pobladores de la ciudad. Esto trae consigo un acaparamiento por parte de su dueño, Apu Nahasapeemapetilon, pero dejando fuera toda la controversia detrás de él, ¿qué nos ofrece el KwikEMart? Papas causantes de diarrea, raspados con sobredosis de azúcar, helados con mini tartas, hot dogs echados a perder, comida procesada de dudosa procedencia y revistas de todo índole ─pero no es biblioteca─, una puerta a una jardín secreto camuflado con cerveza sin alcohol, a James Wood y maquinitas con juegos extraños y, sobre todo, episodios memorables del alegre bengalí.

Toda la parafernalia de Krusty

Antes de ser un adicto, avaro, alcohólico, sin chiste, grosero e incómodo payaso, Krusty tenía la única cadena de comida rápida de la ciudad y un sinfín de productos con la imagen del payaso, por ejemplo: cotonetes, ropa interior, un campamento, cereal, tarjetas coleccionables, pañales, jarabe, la línea lady Krusty y lo más extraño: una prueba de embarazo parlante. Con el paso de la serie los productos han ido cambiando; en una ocasión se mostró el vodka Krusty, contador de radioactividad o juegos de magia, pero dejaron de ser graciosos cuando el mismo payaso perdió su gracia, se podría decir que la imagen del payaso era una marca reconocida por su pésima calidad, esto debido a su dudosa manufactura. Los productos son una broma y dentro de todo había algunos esenciales para la trama de los primeros capítulos: ¡Cómo olvidar la escuela de payasos, la rueda de metal en el cereal y las grasosas Krusty Burgers!

El Hombre Radioactivo

Toda ciudad necesita un héroe, y en el universo de los Simpsons  es el Hombre Radioactivo. En las primeras temporadas se explica el origen del superhéroe, de cómo un soldado quedó atrapado en una explosión nuclear y este obtiene súper poderes, recordemos que los cómics siempre han sido parte de los serie y de sus jóvenes habitantes de la ciudad,  el héroe es incluido cuando se hacen parodias y referencias a héroes. El hombre radiactivo es una mezcla de varios superhéroes, de origen se parece a Hulk, con algunos poderes como Superman y una parodia de Batman ─serie retro y sidekick─. En temporadas recientes parece que se olvidaron del héroe, salvo en un episodio donde tratando darle un relanzamiento en comics y pareciera material olvidado por parte de productores, siendo uno de los personajes ficticios del que se puede sacar bastante material.

McBain

Rainier Wolfcastle es una parodia del actor Arnold Schwarzenegger con todo y su esposa, militancia política y pasado en películas de acción.

McBain como personaje protagonizó las películas de acción del universo de los Simpsons, junto con Troy McClure es uno de los actores con mayor renombre dentro del metaverso, pero a diferencia de Troy, McBain continúa apareciendo con más películas pero con menor impacto. Una grata sorpresa es cuando se descubrió que las primeras apariciones en pantalla del personaje contaban una misma historia (la saga del senador Mendoza) ─la cual puede sonar a película de  Arnold Schwarzenegger, Chuck Norris o Sylvester Stallone─, fuera del personaje, el actor Rainier Wolfcastle es tratado como un bruto, pero es divertido ver cómo le echan en cara lo torpes y sin sentido que son sus películas.

La taberna de Moe y la Planta Nuclear

Dos de los lugares más significativos dentro de la ciudad, el primero es donde trabajan los más sucios y holgazanes ganapanes de la ciudad y el segundo es donde toman y se divierten dichos sujetos, ambos lugares son el punto de reunión y sirven como principal motor de desarrollo para los mejores episodios. Por citar algunos ejemplos: cuando Homero comenzó a boxear, Elio Pest, el hábitat del Señor Burns, el letrero de “Do it for her” (hazlo por ella), se creó la frase “hacer un Homero”, y cómo olvidar la huelga de la planta nuclear por el plan dental que creó al más imponente y sagaz presidente del sindicato.

Moe ha cambiado tantas veces el giro de la taberna y siempre ha vuelto a sus orígenes, mientras que en la planta nuclear se filmó la escena más cara de la película del Hombre Radioactivo, se inventó la llamarada Moe y así podríamos seguir con todas las ocurrencias de dichos espacios.- Ambas se han convertido en punto clave para el desarrollo laboral y lúdico de los habitantes de Springfield.

El mito de Jeremías Springfield

Uno de los personajes olvidados por completo en las actuales temporadas es el de Jeremías Springfield, el fundador del pueblo, sin embargo, en las primeras temporadas es una icono para todos los pobladores, siempre era un orgullo la fundación del pueblo e incluso se extrae una de las mejores frases ─serias─ de los Simpson: “Un noble espíritu agrandece al hombre más pequeño”. Hasta cierto punto, los pobladores tenían valores cívicos gracias a Jeremías Springfield, y a pesar de todo lo sucedido en un episodio donde desmienten todo el mito de Jeremías, él fue grande

Así como la planta nuclear y los lugares y personajes antes mencionados, Jeremías Springfield se convierte en un símbolo americano que para el público no anglosajón, nos muestran un poco de cómo existe ese patriotismo a ciertos personajes sin caer en los típicos personajes históricos americanos.

Sí, faltaron otras celebridades y productos como Tomy y Daly, la cerveza Duff, Buzz Cola, el centro comercial y otros, pero sigan conectados al Vortex para encontrar estas referencias y más de uno de los mejores shows del siglo XX ─y XXI─.

Comentarios

comments