THE MIGHTY MENA |

Antes que nada, una disculpa por la tardanza de esta reseña, a una semana del estreno estoy segura que muchos de ustedes ya la han visto más de una vez, pero mejor tarde que nunca y aquí esta mi opinión sobre la más reciente entrega del reboot de El Increíble Hombre Araña. Para los que no la hayan visto, cuidado, hay spoilers.

Como fan incondicional del arácnido, llegué a la sala de cine cual adolescente formada en la línea de un concierto de One Direction, emocionada, ilusionada y lista con mi caja de pañuelos para llorarle con todo a Gwen Stacy, ¿y saben qué? Webb no me decepcionó ni un sólo instante. Tras meses de estar evitando los miles de tráilers y previews que no hacían más que aterrorizarme ante la idea de ver un fiasco como la tercera entrega de Raimi con su cóctel de villanos malogrados, efectos de risa y los conflictos emocionales de Peter Parker, por fin puedo estar tranquila… No fue nada como Spider-man 3.

20140423-190849.jpg

The Amazing Spider-Man 2 mostró nuevamente la vulnerabilidad de Peter Parker al tener que equilibrar su vida como adolescente normal con salvar Nueva York de criminales, incendios, excéntricos villanos y cumplir una promesa imposible: alejarse de la mujer que ama para salvarla del peligro que representa estar a su lado. Claro que, básicamente, toda película de Spider-man trata de esto; por fortuna, el equipo formado por Webb y Garfield lograron renovar al personaje mostrándonos al héroe que siempre quisimos ver, a diferencia de la trilogía Maguire-Raimi que hacía de Peter un ser patético, más que causar empatía daba pena ajena.

20140423-191723.jpg

A esto hay que sumarle la tercera parte del equipo, Emma Stone, quien interpretó a la brillante y simpática Gwen Stacy, la chica que le quita el sueño al arácnido. Stone y Garfield conformaron sin duda la pareja más adorable en la pantalla grande y fueron un respiro de aire fresco en un género en el que los romances se sienten forzados en una historia llena de acción y efectos especiales.

Aunque la intermitente y complicada relación entre Peter y Gwen fue el eje sobre el que giró la trama (lo cual no es sorpresa viniendo de Marc Webb, quien logró enamorar al mundo hace unos años con 500 days of summer) funcionó en perfecto conjunto con las escenas de acción y se complementó con la trama de los villanos.

20140423-191954.jpg

La historia de Peter y Gwen nos hizo suspirar a cada momento, pero lo más importante en una película de superhéroes es, por supuesto, el villano, dos de ellos en este caso. Jamie Foxx interpretó a Max Dillon, un ingeniero de Oscorp obsesionado con Spidey, inepto social y necesitado de amor, que tras un horrible accidente murió y volvió a la vida convertido en Electro, dispuesto a llamar la atención de todo Manhattan.

En cuanto a la interpretación de Foxx no tengo queja alguna, es la personalidad del personaje la que me parece de lo más ridícula: un supervillano que sólo quiere tener amigos… Epic Fail. Pero los efectos y diseño del personaje le hicieron justicia, convirtiendo a Electro en el villano de Spider-man más espectacular que hayamos visto hasta ahora; las escenas de acción acompañadas de la música de Hans Zimmer hacen de ésta la mejor batalla que ha tenido el superhéroe a lo largo de 5 películas.

jamie-foxx-electro

El reencuentro

El segundo villano es un viejo amigo de Peter Parker. Por fin Harry Osborn llegó a la acción, interpretado por Dane DeHaan, quien logró representar a la perfección el papel de niño rico de Nueva York. Después de años viviendo en Europa, Harry regresó para convertirse en el director de Oscorp tras la muerte de su padre, quien antes de morir le confesó que sufría de una terrible enfermedad ¡que terminaría por volverlo verde! También lo mataría, obviamente, y lo único que puede salvar a Harry es la sangre de nuestro amigable vecino, el Hombre Araña. ¿Es que nunca acaban los problemas para Pete?

Tras no conseguir lo que quiere, perder su empresa y el apoyo de su único amigo, Harry decide aliarse con la única persona que puede ayudarlo a conseguir lo que quiere, Electro, quien sólo quiere ser popular y fiestear con el en el upper east side de Nueva York. Las cosas no salieron como Osborn esperaba y el guapo millonario adolescente terminó convertido en un monstruo con una fea dentadura y un mal peinado que lo dejaría fuera de las exclusivas fiestas de la elite neoyorquina. Transformado en el Duende Verde, fue tras el Hombre Araña para quitarle lo que él más quería: ¡sus mallas de spandex! y a la chica de sus sueños. Es aquí cuando llegamos al momento más conmovedor en la historia del cine de superhéroes.

20140423-192921.jpg

La noche que murió Gwen Stacy

Como salida de las páginas del cómic, la escena logró reproducir exitosamente uno de los momentos más icónicos en la historia de Spider-man, un momento que cambió su vida y lo perseguirá lara siempre: “The night Gwen Stacy died”.

El desenlace trágico de una historia que lo había soportado todo y parecía haber encontrado un final feliz nos conmueve hasta las lágrimas, acompañando a Peter en el momento más vulnerable de su vida. Gwen se ha ido, dejándolo hecho pedazos, pero en su dolor, Peter encontró la fuerza que lo hizo seguir adelante, lo que lo convierte en un verdadero héroe.

20140423-193254.jpg

Casi al terminar la película apareció un tercer villano, Rhino, el primero de seis que amenazan con terminar de una vez por todas con el superhéroe más cool de todos los tiempos. La aparición de Rhino no tiene importancia alguna en la trama de la película, lo que me deja pensando ¿quién fue el idiota que pensó que sería una buena idea mostrar a Rhino en los tráilers? Hubiera preferido que fuera una agradable sorpresa al final de la película, a falta de una escena extra, que gracias a un enredo entre contratos terminó siendo un avance incomprensible y desabrido de la próxima a estrenarse, X-Men: Days of Future Past.


FICHA TÉCNICA
Título original: The Amazing Spider-Man 2
Año: 2014
Duración: 142 min.
Género: Acción, aventura
País: Estados Unidos
Director: Marc Webb
Escrita por: Alex Kurtzman, Roberto Orci, Jeff Pinkne
Reparto: Andrew Garfield, Emma Stone, Sally Field, Jamie Foxx

Comentarios

comments