DR. JABBERWOCKY |

o-FREAK-SHOW-facebook (780 x 520)

La última entrega de la serie creada por Ryan Murphy por fin ha concluido y como sea, para bien o para mal, ha dado bastante de qué hablar. Freak Show no fue exactamente lo que se prometió, pero a todo esto ¿qué esperábamos?

tumblr_ne06fmg9ok1tg3ywoo1_500

De entrada, un payaso asesino más aterrador, especialmente porque Murphy prometió que “Twisty” sería el payaso más espeluznante alguna vez creado. Al prometernos un personaje más atemorizante que el Pennywise de Stephen King (porque a la fecha no hay payaso más espantoso), Murphy condenó su serie a la perdición y es que a los fanáticos del horror no nos gustan las promesas y mucho menos nos gustan los habladores, pues aunque “Twisty” sacó algunos sustos, estuvo a leguas de turbar el sueño de los espectadores.

tumblr_ngnv17cARZ1spq12ao1_500

Quizá muchos pensamos que se vería algo cercano a un circo maldito, atiborrado de fenómenos diabólicos, algo obsceno, grotesco, tal como los dueños de aquellos antiguos shows de fenómenos pintaban a las abominaciones de sus espectáculos. Y, finalmente, esperábamos una trama a la altura del talento de Jessica Lange, Angela Bassett, Kathy Bates, Michael Chiklis, John Carroll Lynch, Sarah Paulson y Frances Conroy, a quienes hemos celebrado su histrionismo en temporadas anteriores de esta antología, principalmente a Lange y a Conroy. Pues aquí, puro cuerno.

Mis deseos no son los de escribir una queja amarga sobre por qué Freak Show fue un desastre (aunque así se lea al final), es bien sabido de antemano que Ryan Murphy se las gasta prometiendo algo y entregando lo opuesto. No son nuevos los serios problemas de continuidad en sus guiones, ni mucho menos las inconsistencias durante el desarrollo de la trama principal al incluir varias subtramas que no terminan de cuajar, o que no aportan nada a la construcción dramática salvo por el shock, lo cual es aún peor.

tumblr_nejwcsskq91sk4cyjo3_500

Recordemos que Murder House tuvo esas mismas inconsistencias y sin embargo funcionó, pues tenía un objetivo, pese a que su final haya salido como debajo de la manga porque YOLO; Asylum, pese a muchos de sus agujeros narrativos, resultó en un éxito rotundo gracias a su atmósfera cutre, a sus emblemáticos personajes, a su fotografía experimental y por supuesto a su temática; ello proyectó por los cielos la expectativa de Coven, la cual, aun a disgusto de sus detractores, legó a memorables personajes que, a símil de caricaturas, lograron consolidar una temporada decente con todo y la caída en calidad y la imperante ausencia del horror.

Es aquí cuando Freak Show, con todo y sus contados aciertos, los cuales relucieron brillantes en algunos momentos, nos pone a reflexionar por qué seguimos viendo esta serie y si deberíamos seguir hablando de ella, si aún es relevante en la televisión cuando tenemos shows mejor realizados y mejor escritos como Penny Dreadful y Salem.

tumblr_ncqe8iGojf1r72dfyo2_500

En su afán por concretar ideas que muy posiblemente tenía archivadas desde tiempos de Nip/Tuck, Murphy abusó de ciertos recursos narrativos, desde los números musicales anacronísticos que evocaron a la moribunda Glee, hasta la saturación de personajes que jamás alcanzaron a alzar el vuelo, entre los que destacan todos los principales, pues incluso estos se vieron ensombrecidos por el asombroso reparto entre los personajes secundarios que conformaron el espectáculo de fenómenos y a los cuales se les debió haber dado la oportunidad de figurar más que como elementos decorativos de un melodrama sin rumbo.

Freak Show resultó un rip-off de Freaks, cinta dirigida por Todd Browning en 1932. Un pastiche falto del mal gusto característico de aquella legendaria cinta de donde toma inspiración y que en vez de copiar y pegar a la mala, pudo haberle aprendido algo a Carnivale de HBO, a las teratologías ochenteras de David Cronenberg y a la abismales estructuras narrativas de David Lynch, con todo y sus siniestros fenómenos, especialmente los de Twin Peaks o Eraserhead.

6a00d8341c730253ef01b7c71728df970b

Es claro que no todo ha sido malo y es momento de reconocer a la verdadera estrella de American Horror Story, Frances Conroy. Durante años hemos celebrado a Lange cuando es Conroy quien merece la atención de los reflectores. Aun cuando su personaje en esta temporada, Gloria Mott, careció de protagonismo, se encargó de dar a luz el arco narrativo más fresco en años cuando su personaje deja entrever los marcados problemas psicológicos de su hijo Dandy, interpretado por parte del recién llegado Finn Wittrock.

tumblr_ncqq2trk451tuzfooo2_500

Y es que no es para más, Wittrock tuvo que soportar sobre sus hombros todo el peso de la temporada al brillar como objeto de emoción y de miedo, cuya construcción no pudo haber funcionado mejor que como ese intenso homenaje a American Psycho, cinta que sirvió a Murphy de inspiración sin duda alguna. Dandy Mott, más un hijo de p*ta que un imberbe con problemas de identidad, significó el motor más potente de un aparato totalmente averiado, con personajes débiles, antipáticos y exasperantes como Ethel Darling “La mujer barbuda” (Bates), el hombre “Hércules” Dell Toledo (Chiklis), Maggie Esmeralda (Emma Roberts), la siamesas Bette y Dot (Paulson) y la incomprendida y manipuladora Elsa Mars (Lange) como la dueña del espectáculo.dandy

Tuvimos que soportar cameos innecesarios por parte de Matt Bomer, Patti LaBelle, Danny Huston, Gabourey Sidibe (Precious), e incluso de Lily Rabe reinterpretando el papel de la Hermana Mary Eunice de Asylum, con tal de aportar impresión y cohesión entre todas las temporadas de la serie como si fuera requisito dar continuidad a las historias, y peor, como si la tensión de estas subtramas pudiera hacernos sentir satisfechos, tanto nos desprecia Ryan Murphy que piensa que caras conocidas nos van a comprar, tan en baja estima nos tiene.

giphy

Con todo y ello, la inclusión de “Twisty” el payaso, Edward Mordrake (Wes Bentley), Chester Creb (Neil Patrick Harris) y su muñeca Marjorie (Jamie Brewer) significaron giros de tuerca muy frescos, cuya vitalidad en la serie podría haberse apreciado extendida si en vez de aburrirnos con la triste historia del “Lobster Boy”, Jimmy Darling (Evan Peters), se hubieran centrado en el desarrollo de estos personajes que nos dejaron ansiando más de ellos dado su carácter siniestro.

tumblr_nihvapJgiG1tjydheo1_500

Murphy lo hizo otra vez, importó su clásico y desgastado discurso sobre ser “diferente” a AHS. Éste ya ha sido visto hasta el cansancio en cada uno de sus shows y no fue para más, el showrunner intentó hacernos sentir compasión y pena por sus personajes en un tono narrativo muy pretencioso más que reflexivo o propositivo ¿y dónde quedó el horror? En esta telenovela con salpicaduras de sangre se le sacrificó por el melodrama cuando dicho elemento jamás debió haberse desvanecido (digo, si es que alguna vez el hombre leyó a Mary Shelley, por nombrar un ejemplo).

tumblr_ne8pi14dee1tvelxmo3_250

Se desconoce si Lange regresará para el quinto año, lo sabido hasta ahora es que el canal ha pedido cambios drásticos a la producción con el fin de vigorizar el programa precisamente porque el canal FX tiene altos estándares en su programación, de la cual hoy agradecemos joyas como The Americans, FargoArcher o Louie, series que no le piden nada a las producciones de HBO. Habiendo mencionado lo anterior, queda clara la falta de relevancia de un show como American Horror Story -escribo esto con todo el dolor de mi corazón-, pues si no logra renovar su grupo de guionistas y aprovechar el talento de su elenco con todo y sus limitaciones, sería mejor terminar esta historia de horror de una vez por todas, aclarando que el horror lo vive el espectador, quien aguanta vara lo mal hecho con tal de ver a Jessica Lange.

tumblr_ndjscffP9f1rzg3k7o1_1280 (1)

Comentarios

comments

COMPARTIR
Artículo anteriorJagrDemon en ExpoAnimex: Aventura Fantástica
Artículo siguiente¡¡Reika regresa a México!!
Crítico. Cínico. Excéntrico. Licenciado en Ciencias de la Comunicación por la UNAM y editor de 'El Vortex'; devorador de cultura y cazador de sensaciones. Lo único que amo más en el mundo además de ver y oír, es escribir. Soy fanático from hell de la ciencia ficción, el horror, la comedia romántica, los super héroes y las secuencias de acción. Mi mente está hecha de salchicha con mucho chocolate, mermelada, imágenes en blanco y negro y grandes dosis de espías, Lovecraft, Buffy the Vampire Slayer y Doctor Who.